Postulados de la sociedad civil presentaron propuestas para el CNE en un proceso de elección que ya está avanzando

Postulados

En total, 15 nombres fueron propuestos ante el Comité de Postulaciones para que se les considere para los cargos de rector del CNE que, según voceros del comité, se designarán a más tardar en abril.

Caracas. Una vez más desde la Asamblea Nacional (AN) se intenta designar rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), esto luego que en 2020 el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo hiciera aludiendo la omisión legislativa. Entre los nombres de los postulados hay 15 que fueron presentados por organizaciones de la sociedad civil, estos aspiran a lograr cambios reales en el órgano comicial, aunque saben que la posibilidad de llegar ahí depende de la voluntad de la mayoría chavista en el Parlamento.

El proceso actual se lleva a cabo a través del Comité de Postulaciones, cuyos integrantes detallaron que en total recibieron 114 nombres propuestos de los cuales algunos ya han sido removidos de la lista por no cumplir con los requerimientos establecidos en la ley.

Contrario a lo que ocurrió en 2020, las posibilidades de que la AN logre designar los nuevos rectores es real, ya que en la actualidad se cuenta con una mayoría del 90 % de diputados que pertenecen al chavismo, es decir, es poco probable que la lista final de postulados que será presentada a la plenaria no vaya a contar con los dos tercios de votos requeridos.

Con respecto a los postulados por parte de la sociedad civil, son 15 profesionales que tienen un amplio historial de trabajo y seguimiento al área electoral, estas personas cuentan con propuestas claras sobre qué se debe cambiar del actual CNE para lograr la meta de recuperar la confianza en el voto, aunque saben que será la mayoría oficialista la que al final elija.

Crónica.Uno entrevistó a algunos de estos postulados por la sociedad civil y esto fue lo que nos dijeron:

Luis Lander, regresar a las leyes para recuperar la confianza como árbitro

Miembro del Observatorio Electoral Venezolano, Luis Lander es es uno de los expertos en materia electoral que más ha seguido lo que califica como la pérdida de la confianza en el sistema electoral por parte de la población, algo que ha expresado en varias entrevistas a medios de comunicación.

Lander asegura que para recuperar la confianza en el CNE, y por ende en el voto, como instrumento de cambio político, es necesario tener “caras nuevas”, pero además, que estas “tengan un comportamiento distinto a lo que han sido los directorios recientes”. Dice que la clave está en lograr ser “lo más diáfanos posibles con su comportamiento”.

Por ese motivo asegura que una de las tareas pendientes para un nuevo CNE es retomar el camino de las leyes, es decir, “respetar la normativa electoral”, la cual –dice– ha sufrido de “violaciones descaradas por parte del CNE” y cita las recientes elecciones parlamentarias de diciembre de 2020 como el ejemplo más claro de esto.

La Constitución establece cuántos son los miembros de la AN y por encima de la Constitución no puede haber nada. No se puede cambiar el número de diputados con una normativa como hizo este CNE. Estas últimas elecciones se hicieron modificando eso y con la autorización del TSJ el CNE se tomó la potestad de cambiar la AN pasando de 167 a 277 diputados, más de 100 diputados adicionales, expresa.

También asegura que por ese motivo el nuevo CNE debe tomar un rol propositivo en materia legislativa, y dice que debe crear “proyectos de leyes que hagan los ajustes necesarios para solventar las carencias” del sistema electoral. Cita el problema de la proporcionalidad de los órganos colegiados (AN, consejos legislativos de Estado y concejos municipales), como uno de los más importantes.

En relación con otros cambios, Lander es cauto. Dice estar al tanto de que “el nombramiento de cinco rectores nuevos no va a producir un cambio inmediato”, pero se mantiene optimista al señalar que sí podría ser “el inicio de un proceso que ponga un algo al deterioro de la confianza del Poder Electoral”.

Recuperar esa confianza del electorado es una tarea que debe hacerse consciente y continuadamente desde el CNE”, sentenció.

Luis Lander
Foto: Luis Morillo
Griselda Colina, la transparencia como bandera de un nuevo CNE

Otra de las postuladas por la sociedad civil es Griselda Colina, miembro del Observatorio Global de Comunicaciones y Democracia. Para ella, el principal problema que sufre el CNE es la falta transparencia, por eso sus propuestas se centran en tratar de solventarla, lo que a su juicio permitiría recuperar la confianza en el árbitro electoral.

Lee también
Comité de Postulaciones evalúa a 44 nuevos aspirantes para presentar segunda lista al país

Colina califica la transparencia como algo “fundamental” y dice que no tenerla ha permitido que se violen los derechos políticos de los ciudadanos en algunos procesos electorales. Señala que la situación del CNE es crítica en relación con las condiciones que pueden ofrecer a la población a la hora de una elección. Al igual que Lander, ella cita el 6-D como un ejemplo de esto.

“Si nosotros decíamos antes del 6-D que recuperar la confianza del electorado era cuesta arriba, después de ese evento esto empeoró”, comentó.

Además propone hacer un llamado a organismos internacionales reconocidos para que vengan a Venezuela, no como observadores (aunque no lo descarta), sino en calidad de una comisión de diagnóstico. Dice que no es ingenua y sabe que la transformación del CNE es un proyecto de largo plazo.

Foto: Cortesía Efecto Cocuyo
Céliz Mendoza, la lupa sobre los organismos subalternos

En el caso de Céliz Mendoza, postulado por la Asociación Civil Saber es Poder (Asosaber), el exconsultor jurídico del CNE asegura que la clave para rescatar la confianza en el voto está en poner la lupa sobre los organismos subalternos que componen el Poder Electoral, en eso se centra su propuesta.

Para él, estos organismos son fundamentales para las elecciones y dice que muchas de las cosas que no deberían ocurrir, pero que pasan durante los comicios, se deben a la manera en la que funcionan estos organismos.

Dentro del Poder Electoral los verdaderos órganos que hacen la elección, los verdaderos ejecutantes, son los organismos subalternos y estos no se han comportado como deberían. No es posible que la Junta Nacional Electoral, las juntas regionales o las municipales se vean impedidas en sus funciones, señaló.

Puso como ejemplo de estas fallas algo que usualmente ocurre con las mesas electorales: en muchas ocasiones estas trasmiten la data electoral antes de hacer la revisión de las actas, lo que para él no tiene sentido. “Si existe alguna inconsistencia numérica la data enviada igual es totalizada”.

“Las juntas regionales y municipales tienen las atribuciones para adjudicar y proclamar candidatos, pero hay una norma que dice que estos organismos no pueden hacer esto hasta que no sean autorizados por la Junta Nacional Electoral, este tipo de cosas crean desconfianza y una falsa expectativa en el electorado, es algo que se debe resolver”, explica.

Otro punto fundamental para Mendoza es el rescate del CNE como un Poder Público autónomo. A su juicio esto se ha visto vulnerado no solo por el accionar del TSJ, sino por la propia actitud que se ha adoptado desde el directorio del CNE. Dice que de llegar al cargo de rector del CNE, él haría todo lo posible por salvaguardar la autonomía del órgano comicial con respecto a los otros poderes del Estado.

León Arismendi: “La escogencia del CNE indicará para dónde vamos”

León Arismendi es otro de los postulados por la sociedad civil. Asegura que no se necesita ver más allá de las leyes vigentes para determinar qué es lo que se debe corregir dentro del CNE.

Las tareas del CNE están establecidas en las normas vigentes y en la Constitución, ahí se dice qué es lo que se debe hacer para que verdaderamente sea transparente, justo, y para que hagan las cosas conservando los debidos equilibrios, afirmó.

A su juicio, uno de los puntos que se debe tratar es la despartidización de los organismos electorales, entes que actualmente cuentan con una fuerte presencia del PSUV que es “la norma en casi todas las instituciones del Estado”.

Con respecto a qué tipo de cambios verdaderamente se puedan llevar a cabo, él señala que depende en gran medida de lo que el chavismo quiera o permita que se haga ya que es esta fuerza política la que tiene la mayoría dentro de la AN.

La escogencia de los rectores del CNE indicará para dónde vamos. De cómo se conforme el nuevo CNE es lo que nos permitirá ver si es más de lo mismo o si en efecto hay voluntad de adecuar el organismo a la pluralidad democrática que el país requiere, comentó.

Arismendi afirma que hoy en día “la pelota está del lado del chavismo”, y que es a ese sector político al que le corresponde determinar si se continúa con la “conflictividad política y la polarización que en 20 años no le han generado ningún beneficio al país”.

Lee también
38 aspirantes superaron segunda fase de entrevistas del Comité de Postulaciones
Foto: Cortesía La Razón.
Carmen González: “La meta es la reinstitucionalización”

Para la abogada Carmen González, directora de la Asociación Civil Saber es Poder (Asosaber), su propuesta central para el CNE no gira en torno a un punto en específico, sino a un resultado: la reinstitucionalización del organismo.

Comenta que lo que se busca es que el CNE “se pueda convertir en lo que era antes” y que deje de reinar la opacidad que marca no solo el accionar del ente comicial, sino también la forma en la que se constituyen los organismos subalternos, sin dejar de atender temas que para el CNE deben ser una prioridad.

Una de las cosas que hay que atender el tema del Registro Electoral, así como el tema del personal que, de una u otra manera, necesita atención porque se trata de funcionarios que trabajan para realizar las elecciones más importantes del país y no pueden estar cobrando dos dólares, señaló.

González se muestra optimista con respecto a las posibilidades de que el directorio que quede electo esté compuesto por personas con la capacidad para no solo reinstitucionalizar el CNE, sino también para recuperar la confianza en el voto. Esto a pesar del poder que el chavismo, con su mayoría parlamentaria absoluta, tiene sobre el proceso.

“No es una ingenuidad, pero el que sea una AN marcadamente chavista no quiere decir que no vaya a voltear su mirada a un grupo de personas que tienen el talento y los conocimientos para aportar a la hora de la legitimación de los poderes públicos. De una u otra manera deben voltear la mirada para que escojan a quienes garantizarán que el evento tendrá la confianza”, afirmó.

Cree que la propuesta de los 15 nombres que presentaron esta semana la organizaciones de la sociedad civil sea recibida por el oficialismo con un gesto de voluntad hacia un acuerdo político y, en caso de que así sea, ya les tocará a ellos responder un gesto de su parte, uno que “el país exige”.

Foto: Cortesía Punto de Corte.
Francisco Martínez, en defensa de la participación ciudadana

Otro de los postulados por la sociedad civil es Francisco Martínez, ex presidente de Fedecámaras, que contó con el apoyo de Sinergia para participar en este proceso. El dirigente empresarial indica que es vital rescatar la participación ciudadana como un mecanismo de lucha y esto fue lo que que lo llevó a tomar la decisión de postularse.

En una entrevista difundida por Federácamas Radio, aseguró que es importante que la población recupere la confianza en sus líderes para motivar la participación del electorado. Comentó que al final debe ser la población la que elija en condiciones justas quienes deben ser los encargados de dirigir la nación.

Pueden ser los autoritarios o democráticos, los que buscan formas de negociación o los violentos, que todos pueden tener un punto de partida diferente, pero que el único punto de llegada debe ser lograr elecciones libres, transparentes y justas, señaló en esa entrevista.

Martínez además aprovechó para defender una postura activa en relación con los problemas del país. Aseguró que no siempre se puede permanecer en la retórica o en los discursos, y que la situación amerita una acción para tratar de solventar la crisis.

“Yo creo en estas cosas y es por esto que creo en el poder de la institución, evidentemente hay personas que han perdido la fe y es por eso que se tiene que ir primero con las personas que todavía creen que existe un cambio y que creen que se puede lograr’’, expresó.

Lee también
AN ya está preparando nuevas leyes para el segundo trimestre del año
Foto: Cortesía Fedecámaras
Eugenio Martínez y la lectura que hace de las postulaciones

Eugenio Martínez es quizá ell periodista venezolano que mejor conoce el sistema electoral y la propia fuente electoral. Tanto es su conocimiento en el área que para nadie resulta descabellado que su nombre esté en la lista de postulados por la sociedad civil.

El 3 de marzo, ofreció una entrevista para Onda la Superestación en la que dio su lectura sobre la situación actual del CNE y las postulaciones que hicieron las organizaciones que componen la sociedad civil.

Lo que la sociedad civil ha hecho es presentar una lista de postulados para intentar forzar una negociación en donde el chavismo no designe un CNE similar al que vimos en 2020, sino uno que primero le devuelva la confianza a los ciudadanos y a los actores políticos, y que pueda trabajar en las garantías mínimas para una buena elección, declara Martínez.

En su opinión, esta presencia de postulados no solo evitaría que se repitiera el escenario del CNE de 2020, sino que además permite tener la posibilidad de una negociación con el chavismo que dijo, si se logra, “sería muy valioso para intentar rescatar el voto como instrumento de cambio”.

El periodista señala que el nuevo CNE debe, sobre todas las cosas, ser una autoridad electoral independiente, pues comenta que una de las cosas que más ha lastimado la participación electoral ha sido no solo la percepción de falta de independencia del CNE, sino también la falta de condiciones por parte de este árbitro electoral.

En referencia a las críticas que puedan surgir por participar en un proceso que encabeza la AN electa el pasado 6 de diciembre, señala que “no nos debemos engañar” y que este proceso debe verse como la posibilidad de “un gran acuerdo político” que, de lograrse, trascendería mucho más allá del actual Parlamento.

En la entrevista con Mariela Celis y Nelson Bocaranda, manifiesta que el nuevo CNE que se designe tiene tareas fundamentales como aclarar quiénes fueron los proveedores de las máquinas del sistema automatizado, realizar verdaderas auditorías a estos equipos.

Considera posible solicitar apoyo a organismos internacionales como la ONU, que a través de su departamento de asistencia electoral ha ayudado a países africanos, con escenarios similares al venezolano, a realizar labores en pro de la defensa y la promoción del voto como instrumento político.

Foto: Cortesía UCAB (ucab.edu.ve)
El proceso de entrevistas ante el Comité de Postulaciones

El pasado 4 de marzo comenzó oficialmente el proceso de entrevistas por parte de los integrantes del Comité de Postulaciones de la AN. De estos encuentros, algunos de los postulados han señalado que hay un ambiente bastante cordial por parte de los diputados y los representantes de la sociedad civil que componen el comité.

“Era más bien como una conversación”, detalló Griselda Colina sobre su experiencia en la entrevista con los miembros del comité. Dijo además que el trato en todo momento fue respetuoso y que sentía que existía un interés real por lo que ella manifestaba.

Las preguntas básicamente giraron en torno a tres áreas: el ejercicio profesional, aspiración al cargo y rol que podríamos cumplir en el rectorado una vez estuviésemos allí, añadió.

La versión ofrecida por Colina fue corroborada por Céliz Mendoza, quien añadió que, además de las preguntas sobre el ejercicio profesional y sus propuestas para el CNE, también se le preguntó sobre las organizaciones que apoyaban su postulación y su relación con ellas.

Se sabe que las entrevistas se extenderán hasta el martes 9 de marzo, con la misma dinámica: un grupo de miembros del Comité hace preguntas directas y cara a cara a los postulados por los sectores.

Inicialmente se había dado a conocer que eran 114 los postulados, pero Giusseppe Alejandrello (diputado del PSUV y presidente del Comité de Postulaciones) detalló en declaraciones a los medios del Estado que esta lista había sido depurada de personas que no cumplían con los requisitos para ser rectores.


Participa en la conversación