El látigo aragüeño dio la gran sorpresa en la famosa Carrera de Las Rosas al imponerse con Rich Strike, un outsider que ni siquiera figuraba en la nómina original del evento celebrado en el hipódromo de Churchill Downs.

Caracas. Sonny León se convirtió el sábado en la noche en el segundo jinete venezolano ganador del Kentucky Derby, la selectiva más prestigiosa del hipismo mundial.

León emuló al gran Gustavo Ávila, piloto del inolvidable Cañonero, quien se impuso contra todo pronóstico en la Carrera de las Rosas de 1971.

El nativo del estado Aragua también dio la sorpresa 51 años después en el hipódromo de Churchill Downs al ganar con Rich Strike, un ejemplar que ni siquiera estaba anotado en la nómina original del Derby y pagó más de 163 dólares en taquilla.

De hecho, el tresañero quedó oficialmente inscrito en la prueba recién el pasado viernes en la mañana, con un caballo sustituto del retirado Ethereal Road.

Ya en la contienda, León firmó una soberbia conducción a bordo del hijo de Keen Ice. Sorteó los problemas de largar por el puesto de pista 20, lidió con el tráfico y los tropiezos y atacó en la recta final, justo a tiempo para derrotar a Epicenter.

Prensa Kentucky Derby

“Esperamos hasta la recta final. Tuve paciencia y finalmente se abrió el hueco para pasar pegado a la baranda. No estaba nervioso, sino emocionado porque nadie conoce al caballo mejor que yo”, explicó León en la rueda de prensa posterior al Derby.

En varias entrevistas, el látigo criollo dedicó el triunfo a Venezuela, donde aprendió el oficio de montar puros de carrera. Horas después del evento también compartió su éxito en las redes sociales. “Ganamos el Kentucky Derby, lo hicimos Venezuela”, escribió el jinete en su cuenta Twitter.

Se hizo jockey por su padre

León tiene 32 años y es nativo de Quebrada de Apa, un pueblito cercano a la Colonia Tovar en La Victoria, estado Aragua.

El sorpresivo ganador del Derby 2022 heredó la pasión por el hipismo de su padre, quien solía llevarlo a los centros hípicos y a ver las carreras cuando era muy joven.

A los 15 años toma la decisión de ser jinete y hace su aprendizaje en los hipódromos de Ciudad Bolívar y posteriormente en Rancho Alegre.

En 2008 se marcha al hipódromo La Rinconada, donde gana su primera carrera a bordo del ejemplar El Fructuoso del trainer Fernando Parilli. Dos años después obtiene el título de fusta profesional al superar las 60 victorias.

León redondeó una buena campaña en el óvalo de Coche y se mantuvo allí hasta 2015. En mayo de ese año se marcha a Estados Unidos y, en un principio, se establece en las pistas de Florida, Gulfstream Park y el extinto circuito de Gulfstream Park West, aunque luego incursiona en otras pistas de menor clasificación en las Grandes Ligas del hipismo.

En la actualidad, el aragüeño es un piloto estelar en el hipódromo de Mahoning Valley en Ohio, escenario en el que ha ganado ya cuatro estadísticas o meetings.

Según Equibase, León suma 770 lauros en EEUU y el año pasado quedó undécimo en triunfos entre todos los jockeys que montan en ese país al registrar 226 fotos.

No obstante, la gran victoria del venezolano llegó en Kentucky y la pudo compartir con su esposa y su pequeña hija de un año, ambas presentes en la gran gala del primer sábado de mayo.

Lea también:

La hazaña de Cañonero en el Derby de Kentucky cumple 50 años


Participa en la conversación