37 de los 100 votos que obtuvo Juan Guaidó para su reelección el 5-E en la noche correspondieron a diputados suplentes, y 63 a principales. Del grupo que respaldó a Luis Parra ese mismo día en la mañana, 29 del PSUV firmaron la asistencia, al igual que 18 disidentes de la oposición: 13 principales y 5 suplentes. Aquí les contamos quién es quién.

Caracas. De los 100 votos que el diputado Juan Guaidó obtuvo el 5 de enero pasado en la sesión de instalación del año legislativo, realizada en la sede del diario El Nacional, conforme permite el Reglamento Interior y de Debates, 37 provinieron de diputados suplentes y 63 de diputados principales.

De los 37 suplentes, 15 lo son de diputados exiliados, nueve de diputados que en la maniobra de la mañana en el Hemiciclo de sesiones respaldaron a Luis Parra, uno es suplente de un diputado preso, dos suplen a diputados principales de Cambiemos, dos son suplentes de diputados que estaban enfermos ese día, dos lo son de disidentes del PSUV que ahora respaldan a la oposición y seis son suplentes de diputados de oposición que no pudieron asistir a la sesión por causas no especificadas.

Entretanto, en el intento de elegir una junta directiva paralela, encabezado por Luis Parra, el 5 de enero en la mañana, fuentes confirmaron a Crónica.Uno que  de los que firmaron el acta de asistencia 29 eran diputados del PSUV, cuyos nombres no se han dado a conocer públicamente; 83 eran diputados de oposición que esperaban el ingreso de Guaidó junto con otros 17 parlamentarios a quienes la GNB les impedía entrar al Palacio, y 18 diputados eran los principales y suplentes que se le voltearon a Guaidó y respaldaban a Luis Parra.

Además, habría que contar un diputado disidente del Bloque de la Patria, Eustoquio Contreras, que logró entrar pero que antes había anunciado que se abstendría de votar por cualquiera de las fórmulas.

Los que se voltearon
El 7E el Bloque de la Patria y los disidentes de la oposición pretendieron realizar una sesión ordinaria, sin quorum aparente. Foto: Yohana Marra

Los primeros que se le voltearon a Juan Guaidó lo hicieron en noviembre. Se trata de un grupo de diputados que venían rotando de un partido a otro desde 2017 y que por último estaban en Cambiemos, de donde fueron expulsados justamente ese mes por “conductas antiéticas”, dijo el coordinador de ese movimiento, Timoteo Zambrano. Ellos, que ya venían desde hacía un par de años mostrando posiciones disonantes a las de la Unidad, a partir de noviembre comenzaron a lanzar acusaciones y señalamientos contra Guaidó. Estos diputados son: José Antonio España, José Aparicio, Adolfo Superlano y Leandro Domínguez.

La primera semana de diciembre de 2019, cuando se dio a conocer el reportaje del portal Armando.Info que denunció una supuesta trama de corrupción y favores entre diputados elegidos por la oposición y empresarios del Clap, surgió un segundo grupo de parlamentarios que, tras ser sometidos a investigación por la AN, comenzaron a cuestionar a Guaidó públicamente: José Brito, Richard Arteaga, Luis Parra y Conrado Pérez. Otros que aparecieron en el reportaje se han mantenido del lado de la oposición democrática.

Para el 20 de diciembre, el Movimiento Democracia e Inclusión denunció que su diputada, la disidente del Tupamaro, Arkiely Perfecto, se reunió y probablemente recibió sobornos de la administración de Maduro. Luego ella misma comenzó a difundir videos y mensajes en sus redes sociales quitándole su apoyo a Guaidó.

El lote más reciente de diputados que abandonaron el barco de la alterativa democrática para sumarse a la fórmula de Luis Parra se conoció el mismo día de la instalación de la junta directiva para el año 2020, el pasado domingo 5 de enero. La sorpresa fue grande porque varios de ellos hasta el día anterior habían estado sentados junto a Guaidó en reuniones preparatorias. En este lote entran Guillermo Luces, Manuel González, Williams Gil, Kerrins Mavarez, Luis Loaiza, Franklyn Duarte, Freddy Paz y Lucila Pacheco.

De los 18 diputados que el 5-E en la mañana orquestaron una maniobra junto con el Bloque de la Patria para instalar una junta directiva de manera contraria a lo establecido en el Reglamento, 16 fueron elegidos en 2015 con la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática y dos habían sido elegidos con la tarjeta del PSUV, pero en 2018 expresaron su disidencia con el oficialismo y se unieron a la bancada de la oposición. Ese día se devolvieron, políticamente hablando.

De Primero Justicia eran cuatro, de Voluntad Popular dos, de Copei provenían otros dos, de Encuentro Ciudadano dos, de Renovación cuatro y de Un Nuevo Tiempo dos. Todos han sido expulsados de sus partidos originales tras el salto de talanquera.

Además, de los 18 en cuestión, 13 son diputados principales y cinco son suplentes.

¿Quiénes son?
Foto: Yohana Marra

José Brito es diputado principal por el C1 del estado Anzoátegui, militaba en PJ. Obtuvo 125.941 votos el 6D de 2015. Fue uno de los diputados más comprometidos con las protestas de 2017, año en que fue integrante de la Comisión de Cultos y Régimen Penitenciario. Antes de ser elegido diputado en 2015, perdió la elección a gobernador de su estado en 2013. Entre 2005 y 2008 fue concejal en el municipio Simón Rodríguez de Anzoátegui.

Richard Arteaga es principal por el C3 de Anzoátegui, militaba en PJ. En 2015 obtuvo 138.023 votos. Fue diputado en el período 2011-2016 y reelegido para el período 2016-2021. En su primera diputación fue muy activo en la presentación de pruebas de denuncias de corrupción ante la Comisión de Contraloría, a la que pertenece desde aquel entonces.

Guillermo Luces es suplente del C1 de Aragua. Junto con su principal, Ismael García, obtuvo 192.073 votos. García está hoy en el exilio, amenazado de ser procesado judicialmente en Venezuela. Luces militaba en Voluntad Popular. El mismo 5 de enero en la noche comenzó a circular una carta atribuida a Leopoldo López en la que este lamenta el salto de talanquera de Luces y condena su actuación. La firma de Luces apareció en uno de los supuestos documentos de la Comisión de Contraloría publicados por Armando.Info.

Adolfo Superlano es principal por el C1 de Barinas, elegido en 2015 con 137.287 votos, con la tarjeta de la MUD. Comenzó la legislatura militando Un Nuevo Tiempo, pero en noviembre de 2017 renunció a ese partido y se inscribió en Prociudadanos, dirigido por el empresario Leocenis García. Unos meses más tarde, en mayo de 2018, se pasó a Cambiemos, encabezado por el también diputado Timoteo Zambrano. En noviembre de 2019, Cambiemos hizo pública su expulsión junto con la de otros tres parlamentarios a los que señaló de cometer actuaciones contrarias a la ética.

Manuel González es diputado suplente por el C3 de Bolívar. Militaba en Copei. Junto con su principal, Américo de Grazia, obtuvo 65.434 votos en 2015. Poco antes del mediodía del 5 de enero De Grazia –quien se encuentra en el exilio perseguido por la fiscalía de Maduro– denunció a través de su cuenta de Twitter que González había traicionado a la oposición y que, en consecuencia, apegado a la reforma del Reglamento que permite el voto electrónico, procedería a votar por esa vía para la reelección de Guaidó. Sin embargo, en la sesión de instalación no fue necesario recurrir a ese procedimiento porque Guaidó obtuvo 100 votos entre principales y suplentes presentes.

Williams Gil es diputado principal por el C2 de Carabobo. En 2015 obtuvo 85.428 votos. Aunque fue elegido por la MUD, militaba en el partido regional carabobeño Cuentas Claras. En octubre pasado, su partido se unió a la fracción de la Concertación por Venezuela, impulsada por Delsa Solórzano y Simón Calzadilla. Sin embargo, tras su apoyo a Parra el 5-E, tanto Cuentas Claras como la Concertación lo expulsaron.

Leandro Domínguez es diputado suplente por el C5 de Carabobo. Junto con su principal, Carlos Lozano, obtuvo 199.192 votos en 2015. Lozano está en el exilio perseguido por la administración Maduro. Domínguez militaba en UNT cuando fue elegido en 2015, pero el año pasado se mudó a Cambiemos. Esa militancia fue breve, pues en noviembre ese partido le expulsó junto con Superlano y otros diputados. A comienzos de diciembre trascendió una denuncia según la cual Domínguez se trasladaba en un taxi con 20.000 euros en efectivo cuando fue robado. Él lo negó.

José Antonio España es diputado principal por Delta Amacuro. También fue diputado opositor en la legislatura 2011-2016. Desde aquella fecha es uno de los diputados más inconsistentes en materia de militancia partidista: ha pasado por el MAS, Primero Justicia, Prociudadanos, Cambiemos y ahora tiene una fracción junto con los otros tres expulsados de este último partido, que se llama Renovación. El 5-E en la mañana, mientras la GNB impedía a Guaidó y otros diputados ingresar a la Cámara, habría sido España quien solicitó a los presentes que se abriera la sesión en ausencia de Guaidó.

Kerrins Mavarez es suplente de Luis Stefanelli en representación del C2 de Falcón; fueron elegidos con 85.152 votos. En 2015 Mavarez militaba en AD, en 2017 se cambió a Prociudadanos y en 2018 se anotó en las filas de UNT. Stefanelli está en el exilio para evitar su enjuiciamiento o detención por la administración de Maduro. Este 9 de enero, Mavarez convocó a la prensa de su estado y dijo que la oposición quiere culparlo a él y a los otros disidentes de los errores cometidos en 2019.

Luis Loaiza es el primer suplente en la lista de la oposición por el estado Mérida que obtuvo 280.251 votos y que está encabezada por Milagro Valero, exiliada. Loaiza, que primero militaba en UNT y en octubre pasado se cambió a Encuentro Ciudadano, terminó este 5 de enero respaldando sorpresivamente a Luis Parra. Loaiza era la mano derecha, el jefe de la fracción de Concertación por Venezuela, impulsada por Delsa Solórzano.

Arkiely Perfecto fue elegida como diputada suplente del Bloque de la Patria por el C5 de Miranda. Su principal, Nora Delgado, fue elegida alcaldesa y Perfecto pasó a ser principal. Sin embargo, no se incorporó hasta enero de 2019, cuando anunció que renunciaba a Tupamaro y unos meses después se unió al Movimiento Democracia e Inclusión, de Nicmer Evans. Perfecto cuestionó y denunció al PSUV durante todo el año 2019, pero siempre sostuvo que seguía siendo chavista. El 20 de diciembre su partido, MDI, la acusó de estar envuelta en la movida de compra de votos contra Guaidó.

José Gregorio Aparicio fue elegido diputado principal por la lista de la oposición en Monagas, con 227.635 votos. En 2015 militaba en Gente Emergente. En 2018 se fue a Prociudadanos. En 2019 se pasó a Cambiemos y, tras ser expulsado de allí, se unió a la fracción Renovación, junto con España, Superlano y Domínguez.

José Gregorio Noriega es diputado principal de Sucre, elegido en la tarjeta de la Unidad por el partido Voluntad Popular, con 111.646 votos en el C3 de Sucre. Para el año 2010 militaba en Un Nuevo Tiempo, proveniente de Bandera Roja. Ese año entró en la AN como diputado suplente de la oposición. El 18 de diciembre de 2019, VP emitió un comunicado anunciando su expulsión por presunta corrupción. El 5 de enero su nombre fue propuesto por José Brito para ocupar la Segunda Vicepresidencia de la AN que Luis Parra pretende dirigir.

Franklyn Duarte fue otra de las sorpresas del 5-E. En 2015 y hasta esta semana era militante de Copei. Fue elegido como suplente de la hoy gobernadora Laidy Gómez, por el C1 de Táchira. Sacaron 82.172 votos. A lo largo de la legislatura se mostró como uno de los diputados más comprometidos con la causa de la democracia. En las protestas de 2017 estuvo muy activo. Con la elección de Gómez a la gobernación, él pasó a ser diputado principal. El 5-E se anotó en la fórmula de Parra como primer vicepresidente de la AN.

Conrado Pérez es diputado principal por el C2 de Trujillo. Fue elegido con 90.354 votos. Su suplente es Joaquín Aguilar, quien se mantiene en las filas de la oposición. Pérez es integrante de la Comisión de Contraloría desde hace varios años. Su nombre apareció entre los primeros del entramado de presunta corrupción a favor del empresario de los CLAP, Alex Saab. Militaba en PJ pero fue expulsado en diciembre.

Luis Parra fue elegido diputado principal por la Unidad en representación de Primero Justicia en el estado Yaracuy. En 2015 obtuvo 48.361 votos. En la investigación de Armando.Info se le vincula extrechamente a un empresario yaracuyano contratista del Estado para la distribución de los Clap. Además, Parra es señalado de haber recibido algún tipo de favores de Alex Saab para intentar lavar su nombre en Colombia y varios países de Europa.

Freddy Paz es otro de los diputados cuyo viraje tomó por sorpresa a muchos. Fuentes de la AN aseguran que el día 4 de enero estuvo compartiendo la cena y reunión preparatoria con Guaidó y toda la bancada de cara al 5-E. Paz fue elegido diputado principal en 2015 por el C12 del Zulia, con 53.691 votos. Representaba a UNT. Su suplente es Gilmar Marques, quien sí apoyó la reelección de Guaidó.

Y, por último, Lucila Pacheco fue elegida en 2015 por la lista del PSUV en el estado Zulia. En julio de 2018 rompió con su partido y se incorporó como principal, ya que el principal y los tres primeros suplentes ocupaban otros cargos públicos. Unos meses más tarde, se unió a Voluntad Popular. En enero de 2019 respaldó la elección de Guaidó como presidente y a lo largo de todo ese año mantuvo su apoyo. El 4 de enero publicó un tuit en el que se sigue llamando “dirigente de Voluntad Popular”. Sin embargo, el 5-E no se presentó a la votación a favor de Guaidó y los diputados de oposición la acusaron de “traidora”.

Otros bajo sospecha
Chaim Bucarán, diputado que militó en UNT, Prociudadanos y UNT. Foto: Prociudadanos

Además de los 18 diputados antes señalados, hay por lo menos cuatro parlamentarios originalmente de oposición que no se presentaron el 5-E en la sesión en la que se reeligió a Guaidó y, por tanto, hay dudas sobre en qué lado de la Cámara se van a sentar en 2020.

Una es María Teresa Pérez, de Avanzada Progresista en Lara. En la votación nominal que se realizó el 17 de diciembre de 2019 para aprobar la reforma del Reglamento Interior y permitir el voto a distancia de los diputados, Pérez votó a favor en medio de los vítores de sus colegas. Pero el 5-E no se presentó. Sin embargo, su suplente Oneiber Peraza, también de AP, votó por la reelección de Guaidó.

El suplente de Luis Parra, Ramón Flores (Yaracuy), era militante de VP hasta el 22 de diciembre pasado. Ese día, en medio del escándalo de corrupción de diputados y las investigaciones sobre la supuesta operación Alacrán, publicó una carta de renuncia. Prensa de ese partido indicó que se encuentra en Madrid, pero no está claro si le ha quitado su apoyo a Guaidó tras su renuncia.

José Sánchez, conocido como Mazuco (Zulia), abandonó UNT en 2018, se sumó a Prociudadanos y luego volvió a UNT. El 4 de enero en la mañana su equipo de prensa informó que había sido operado de emergencia de una hernia inguinal y se encontraba hospitalizado. Mazuco es el suplente del ahora primer vicepresidente, Juan Pablo Guanipa.

El cuarto diputado cuyo estatus de militancia actual aún está en duda es Chaim Bucaran, quien militaba en UNT en 2015, luego se pasó a Prociudadanos y posteriormente regresó a UNT. El 1° de diciembre, tras conocerse la denuncia de Armando.Info, su partido le suspendió de la militancia mientras se realizaban las investigaciones.

Mientras tanto, los tres diputados principales de Cambiemos (Melva Paredes, Maribel Guédez y Timoteo Zambrano) no asistieron a la sesión de Guaidó, pero tampoco respaldaron a Parra. Ellos han sido críticos de varias decisiones de la AN y su partido forma parte de la Mesa Nacional de Diálogo que impulsa Maduro. Sin embargo, en una entrevista a Crónica.Uno, Zambrano enfatizó que no son aliados de Miraflores.

Finalmente, el diputado disidente del oficialismo, Eustoquio Contreras (principal por Guárico), entró al Hemiciclo el 5-E por la mañana, pero antes había anunciado que no votaría por ninguna propuesta