Seis sectores de Boquerón en Maturín cargan agua en el CDI ante la falta del servicio por tuberías

Boquerón de Maturín

Un año y medio tienen los habitantes de seis sectores de la parroquia Boquerón en Maturín sin servicio de agua. La solución ha sido trasladarse hasta el CDI de la comunidad para llenar los recipientes con el agua que, de acuerdo con testimonios no es tratada. Comentan que desde la campaña electoral no reciben la visita de los gobernantes.

Maturín. El servicio de agua en los sectores José Antonio Páez, La Perseverancia, Menca I, II, III y IV de la parroquia Boquerón en Maturín ha quedado en el olvido, pues, desde hace año y medio los vecinos no reciben agua por tuberías, situación que los ha obligado a buscar alternativas para abastecerse del servicio.

Caminar hasta el CDI de la parroquia se ha convertido en la única opción para garantizar el agua en sus hogares. En este espacio hay una toma que permite a los vecinos llenar recipientes y botellones.

Desde tempranas horas de la mañana hasta la noche en el CDI se mantienen largas colas de quienes frecuentemente acuden a cargar agua. Los actuales gobernantes prometieron resolver esta situación y hasta ahora nada ha cambiado.

Los vecinos aseguran que están hartos de la incomodidad que representa no recibir agua por tuberías, y precisan que los camiones cisternas los envian para atender una sola calle cuando son más de 200 casas afectadas en un solo sector.

Boquerón de Maturín
Los camiones cisternas los envian para atender una sola calle. Foto: Natacha Sánchez.

Tenemos problemas con el agua potable y venimos al CDI a cargar este poquito de agua. Queremos que las autoridades nos solucionen este problema porque es incómodo venir del trabajo a cargar. Por favor tomen conciencia, tenemos año y medio en esto», expresó Luis Figueroa.

Los habitantes de Boquerón dicen: «Ellos no ven los problemas sino los votos», y aseguran que desde la campaña electoral no reciben la visita del gobernador Ernesto Luna y la alcaldesa Ana Fuentes.

Los vecinos reconocen que se han corregido fallas como el alumbrado público en la avenida principal, pero los problemas de raíz no han sido resueltos y tampoco han recibido la visita de los nuevos mandatarios en las comunidades, después de ser elegidos en sus cargos.

«Necesitamos que las autoridades resuelvan, no nada más porque traen una cisterna para una calle se arregló el problema. Aquí hay mujeres embarazadas, niños, personas con discapacidad. Gobernador y alcaldesa vengan y vean que no es nada más el agua. Desde que ganaron no han venido por acá, les vimos las caras en las elecciones y desde ahí más nunca», sostiene Branyelis Rodríguez.

Los afectados destacan que las autoridades se han enfocado únicamente en corregir los problemas de manera superficial, es decir, las zonas que son atendidas son aquellas que están ubicadas en espacios céntricos. En el caso, del alumbrado aseguran que solo ha sido iluminada la avenida principal.

La alcaldesa llega es la avenida principal, para acá no se meten. Yo les digo, métanse para los barrios, ataquen los sectores vulnerables. No nos busquen solamente cuando el CNE venga a trabajar», acotó Rodríguez.

Asimismo, los vecinos detallan que el agua que cargan desde el CDI no es tratada, pues, han dejado de consumirla porque ha causado enfermedades como: vómitos y diarrea en niños y adultos de la comunidad.

Boquerón de Maturín
Los vecinos se quejan porque el agua que llega al CDI no es tratada. Foto: Natacha Sánchez.

Refieren que el hecho de que habitantes de seis comunidades acudan a un mismo sitio a cargar agua ha colapsado este espacio que sirve como centro de salud para la parroquia.

«Aquí no tenemos nada más el problema del agua, tampoco tenemos asfaltado, alumbrado, luz, no tenemos seguridad, las tres escuelas de la parroquia están sin recibir atención, aquí en el CDI no hay nada y además tenemos esto colapsado porque todos venimos a cargar agua para acá», agregó Rodríguez.


Participa en la conversación