En el país hay 17 entidades con brote de difteria: 63 % concentradas en el estado Bolívar; y a eso se suma ahora un brote de sarampión. A la fecha hay 8 casos confirmados en todo el país, 25 sospechosos y 3 descartados.

Caracas. “Éramos muchos y parió la abuela”, a este refrán aluden los venezolanos para expresar una situación crítica a la que se suma algo que le hace rebasar su límite. Y cae como anillo al dedo para referir el tema de las epidemias.

Según el doctor José Félix Oletta, exministro de Sanidad, en el país hay 17 entidades con brote de difteria: 63 % concentradas en el estado Bolívar; y a eso añade ahora un brote de sarampión. A la fecha, hay 8 casos confirmados en todo el país, 25 sospechosos y 3 descartados.

Los doctores Oletta, Betancourt y Walter en la presentación de la Alianza por la Salud.

Esos datos no fueron aportados por el Ministerio de Salud, ente que desde 2014 no publicaba los boletines epidemiológicos. Lo hizo en abril de este año y ahí revelaron las cifras de mortalidad infantil, situación que provocó la salida de la ministra Antonieta Caporale, y desde entonces hasta la página oficial de esa cartera salió de la red.

La salud es un derecho y no se puede discutir en una mesa de negociación. Tampoco aceptamos que para vacunar pidan una tarjeta de la patria”. dijo Oletta.

Los datos se conocieron por la alerta hecha a otros países desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de acuerdo con lo expresado por la doctora Adelfa Betancourt, quien compartió un panel con el doctor Oletta y su colega Carlos Walter, durante la presentación de la Alianza Venezolana por la Salud.

Casos de sarampión registrados desde 2016.

Betancourt dijo que lo ideal es que 95 % de los municipios tengan las vacunas, pero “eso no está ocurriendo”. Además, indicó que “las condiciones sociales y las necesidades insatisfechas” hacen que un brote de una enfermedad se convierta en epidemia.

Quiénes conforman la alianza: Se trata de una coalición conformada por miembros de las directivas de organizaciones como la Academia Nacional de Medicina, Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela, Federación de Colegios de Enfermeros Profesionales de Venezuela, Colegio Metropolitano de Odontólogos, Colegio de Nutrición y Dietistas de Venezuela; Federación de Trabajadores de la Salud de Venezuela; Red de Sociedades Científicas Medicas Venezolanas, Sociedad Venezolana de Salud Pública; la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, el Observatorio Venezolano de la Salud; la Sociedad Médica del Hospital Vargas de Caracas; la Sociedad Médica de la Maternidad Concepción Palacios; la Sociedad Médica del Hospital José Ignacio Baldo; Médicos Unidos de Venezuela, entre otras; que decidieron alzar su voz y proteger a la población ante la concurrencia de epidemias como la difteria y malaria, y la reciente aparición del sarampión.

Hay un cúmulo de susceptibles de 500.000 niños que nacen y solo se vacunan 80 %, es decir, quedan 100.000 niños sin las principales vacunas. Es una situación alarmante que debe ser resulta de manera urgente, explicó.

Por su parte, la médico infectólogo, Ana Carvajal, señaló que el sarampión se complica con neumonía y puede ocasionar la muerte si no se trata con antibióticos.

En los hospitales del país no tenemos antibióticos. Los centros de salud están desasistidos. Esta enfermedad es grave y debe contenerse de manera urgente. En el caso del hospital Clínico Universitario de Caracas, dijo que en los actuales momentos cuentan con un solo antibiótico.

A su vez, Oletta alertó que hay un secuestro oficial de la información epidemiológica, así como ocultamiento de la aparición y diseminación de enfermedades a causa de las bajas coberturas de vacunación.

En el caso de la difteria y el sarampión se deben al fracaso de los planes preventivos de inmunizaciones, destacó.

Lee también
Cania: Atención a niños con desnutrición grave subió de 3 a 20 cada mes

Acciones internacionales

Carlos Walter, director del Centro de Estudios de Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela (UCV), destacó que la alianza trabajará en etapas a corto (de aquí hasta diciembre), mediano (dos años) y largo plazo (para los próximos 20 años).

En primer plano, la alianza se propone enviar una carta al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, donde plantarán la crisis hospitalaria en el país, además exigirán la intervención del organismo para que el gobierno de Nicolás Maduro permita la ayuda humanitaria.

También emitirán una misiva a la vigésima novena Asamblea Sanitaria Panamericana, a través de la cual solicitarán abrir un debate sobre cómo se maneja la crisis humanitaria.

No solo se aplica cuando hay una tragedia natural o una guerra. En nuestro caso no tramitan la crisis porque el Gobierno no la declara y aquí la hay por la negligencia del Estado. Estamos en una situación extrema y lo que no hagamos ahora va a tener efectos a futuro. En Venezuela, las instituciones de la salud están de manos atadas. Necesitamos la ayuda internacional porque la crisis cada día gana terreno, acotó el investigador y también exministro de Sanidad, quien anunció que incluso tienen programadas acciones de calle.



Participa en la conversación