Visitantes se redujeron en más de 60% esta Semana Santa en Anzoátegui

Los representantes de los sectores turísticos en el estado consideran que los apagones y la crisis generalizada causaron una caída dramática de la presencia de temporadistas durante la reciente Semana Mayor, que califican como «la peor de la historia».

Barcelona. La peor Semana Santa de la historia. Así califican los representantes del sector turístico en Anzoátegui el desarrollo del asueto de la Semana Mayor en el estado.

Gilberto Román, presidente de la Corporación de Turismo de Anzoátegui (Coranztur), indicó que con respecto al mismo período en 2018, hubo una reducción de cerca de 62 % en el número de personas que escogieron a la entidad como destino en Semana Santa, que pasaron de 566.862 a poco más de 267.000 turistas.

La cifra dista mucho de las divulgadas el pasado lunes por el ministro de interior y justicia, Néstor Reverol, que ubicó a Anzoátegui entre los primero cinco estados receptores de temporadistas durante el pasado puente.

Reverol señaló que más de 9 millones de venezolanos se desplazaron en este periodo vacacional y que 60 % se concentró en los estados Falcón, Vargas, Miranda, Anzoátegui y Aragua. Sin embargo, entre los números divulgados por el Ministerio de Justicia y los de Coranztur hay una abismal diferencia.

60 % de esos 9 millones de temporadistas, según el ministro Reverol, decidieron pasar el asueto fuera de su lugar de origen, lo que representaría alrededor de 5,4 millones de personas que, distribuidas entre los cinco estados, equivaldrían a un promedio a 1.080.000 visitantes por entidad, un número muy alejado de la cifra que maneja la corporación.

De esas 267.000 personas que transitaron por la entidad durante Semana Santa, 211.000 se quedaron y el resto escogió otros estados del oriente como destino. La actividad hotelera también disminuyó. En 2018 hubo una ocupación de 90,03 % de las 21.000 camas disponibles en los hoteles del estado, este año se registró una ocupación del 44,27 %, menos del 50 %. Los días de pernocta se redujeron al pasar de cuatro días en promedio durante 2018 a 2,5 en este asueto«, dijo.

Román sostiene que las mediciones realizadas por el órgano regional de turismo se realizan con personal dispuesto en los principales puntos de ingreso a la entidad.

Lee también
Desvalijaron la Escuela de Ciencias Administrativas de la UDO en Anzoátegui

Turismo interno

Factores como la crisis y los apagones influyeron, a juicio de Román, en la merma del turismo foráneo hacia el estado, puesto que 48,96 % de las personas que se movilizaron hacia las costas ubicadas entre las zonas oeste y norte, fueron vecinos procedentes del centro y sur de la entidad.

Gilberto Román, presidente de Coranztur. Foto: José Camacho

«El mayor aporte de turistas foráneos que recibimos fue de Caracas con un 11,42 %, luego le siguieron Bolívar y Lara. El turismo interno prevaleció en esta Semana Mayor y alrededor de 34 % escogió a Barcelona como lugar de pernocta», sostuvo Román.

Wael Raad, presidente de la Cámara de Comercio de Anzoátegui, indicó que en la entidad el asueto de Semana Santa no causó impacto alguno en el ya golpeado sector comercial.

El líder del gremio señaló que desde que comenzaron los apagones la actividad del sector se ha reducido en un 70%.

La rutina de todo el comercio cambia, la mayoría de los negocios ahora expenden víveres para poder subsistir y los que ofrecen productos que necesitan refrigeración son los que más sufren porque tienen que hacer malabares para conservar los productos. Los centros comerciales hicieron caso omiso a la regulación gubernamental de trabajar hasta las dos de la tarde y laboraron hasta las siete de la noche para poder generar ingresos«, indicó.

En tal sentido, Román refirió que durante el asueto de Semana Santa, la entidad vivió una especie de «luna de miel» con los apagones, pues no sufrió cortes durante los días santos. Sin embargo, estos se reanudaron el pasado lunes, lo que generó molestia en la ciudadanía.

Lee también
La falta de agua en Maracaibo compromete la salud de los niños

«El Gobierno quiso transmitir una falsa normalidad que no existe, estos cortes de energía no están bien planificados y al realizarlos en sectores comerciales y en horarios laborales, truncan el desarrollo de la economía y derivan en una paralización forzosa», sentenció.


Participa en la conversación