La realidad de la Gran Caracas, desde el 31 de marzo, no es la misma que reporta el interior del país en cuanto al servicio eléctrico. La falta de luz y de otros servicios mantiene sitiada la vida de los habitantes en el resto de los estados, quienes reportan constantes apagones y bajones de luz.

Caracas. La falta de luz para los venezolanos que residen en el interior del país altera sus rutinas: quienes antes cocinaban y luego guardaban los alimentos en neveras, hoy tienen que hacerlo en fogones y a oscuras, debido a los constantes apagones que se agudizaron durante el mes de marzo. A la fecha, varios son los estados en los que persisten las fallas de electricidad, lo que genera que los habitantes estén expuestos a las plagas, tengan que pagar precios en dólares para adquirir un camión cisterna o elaboren mechurrios —velas improvisadas con gasoil o gasolina—. La mayoría de las zonas que se alejan de las capitales registran en la última semana más de 70 horas sin luz.

Pese a que el 2 de abril el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, anunció que se aplicaría racionamiento eléctrico de dos horas, sin especificar las zonas, los estados Yaracuy y Zulia han reportado más de 100 horas sin luz, mientras que en el resto, los cortes superan las seis horas, en lapsos que son irregulares. Desde el domingo 31 de marzo alrededor de las 2:00 p. m. la Gran Caracas se mantiene con servicio eléctrico —aunque con interrupciones y fluctuaciones—, además, luego de ocho días algunas zonas recuperaron el servicio de agua.

Zulia

El municipio Maracaibo del estado Zulia cuenta cinco días sin servicio eléctrico. Hay zonas como el oeste y el norte que registran 120 horas continuas sin luz. Los lugares que se han logrado conectar al Servicio Eléctrico Nacional (SEN) solo gozan del servicio por un rango de dos a cuatro horas, sin embargo, los habitantes no pueden encender los electrodomésticos debido al bajo o alto voltaje, dependiendo de la zona.

Esta situación ha generado que los zulianos estén próximos a cumplir dos meses sin agua, debido a que solo se consigue en los sectores donde llega por gravedad. Es decir, que los ciudadanos se deben movilizar a cañadas o avenidas en las áreas bajas de la ciudad para surtirse de tomas ilegales.

El gobernador de la entidad, Omar Prieto, informó este jueves que aplicarán «bloques que van de cuatro a seis horas de energía». Este 5 de abril «posiblemente sean de cuatro a once horas», dijo durante una rueda de prensa en el despacho de Corpoelec Caujarito.

Yaracuy

En algunas de localidades del estado Yaracuy el servicio eléctrico se restableció parcialmente el 3 de abril a las 10:00 p. m., según reportaron habitantes de la zona. Casi 100 horas sin luz estuvieron varias parroquias del municipio San Felipe. A pesar de contar con agua, la población se queja de no tener gas. Las comunicaciones de telefonía son otras que dejan de operar una vez que se producen los cortes de luz.

Fuentes cercanas a Corpoelec aseguraron que a las 5:30 a. m. de este 4 de abril, 97 % del estado tenía electricidad. A esa hora la demanda de energía era de 177 megavatios. La zona donde se encuentra el Hospital Central Dr. Plácido Rodríguez, ubicado en el municipio San Felipe, es una donde han mantenido el servicio, informó la fuente, quien declaró en calidad de anonimato. Planta Centro (Morón, estado Carabobo) que está hecha para abastecer a la región centroccidental también se ha quedado a oscuras.

Cuando hay problemas con el SEN Planta Centro parece apagada, debe haber otro problema mayor que impide que se conecte. A lo mejor no pueden acoplar las unidades a las redes de transmisión y no se puede coordinar la red, si logran eso, sería un paliativo al no tener la energía de alta tensión que viene de Guri«, explica el ingeniero eléctrico.

Aragua

De los 670 kilovatios (kW) que debería recibir el estado Aragua para quedar energizado en 100 %, solo está recibiendo 200 kW en el mejor de los casos, lo que explica por qué en la entidad el servicio es intermitente y llega a pocas zonas. Una fuente de Corpoelec Aragua informó a Crónica.Uno que a raíz del colapso del SEN, la región solo ha recibido, en algunas oportunidades, 50 kW que resultan insuficientes para cubrir la demanda regional de los 207 circuitos en los que la empresa eléctrica tiene dividido el estado. Hasta que no se estabilice el sistema —dice la fuente— debemos ir rotando y distribuyendo lo que nos asignen, es decir, racionar el servicio.

Barinas

Algunos sectores duran más de 12 horas sin el suministro eléctrico en la entidad. Zonas como Mijagua, Los Pozones, Guanapa, barrio Coromoto, así como el centro comercial Marquesa han permanecido más a oscuras que con energía. Bancos como el Venezuela y Provincial del centro de la ciudad duraron más de 10 días cerrados por falta de luz, sistema y efectivo.

Lee también
No hay trato especial para los niños que sacan su primera cédula en el Saime

Los pocos comercios que abrieron lo hacen con recelo: en la zona se registraron saqueos en las protestas de hace un año, por lo que temen abrir del todo las puertas. Hay sectores que son «privilegiados», pues la línea que alimenta la Residencia de Gobernadores se mantiene activa casi todo el día, en ese sentido, los barrios y urbanizaciones vecinas gozan un poco más del servicio eléctrico, salvo cuando hay apagones.

Sucre

La Península de Araya, al este del estado Sucre​ y capital del municipio Cruz Salmerón Acosta, se encuentra sin electricidad desde hace dos meses, motivado a la explosión de una estación eléctrica cercana, según informó una habitante de la zona. Este jueves 4 de abril 60 % del municipio Sucre no contaba con electricidad desde las 9:00 a. m., mientras que el 40 % restante sí.

En la parte alta sector Miramar del municipio Sucre no hay agua, el servicio se suspendió desde el 7 de marzo, cuando se produjo el megapagón en toda Venezuela. Los habitantes deben trasladarse a la parte baja de la ciudad a surtirse. La telefonía móvil también presenta fallas, este jueves en la mañana, operadoras como Movistar y Movilnet estaban caídas. A esto se suma la falta de gasolina, solo dos estaciones de servicio están operativas en Cumaná, ambas operan porque gozan de planta eléctrica.

No reportan fallas en el suministro de gas, pero sí protestas a cada veinte metros de la ciudad debido a la falta de luz. Para los vecinos, los cortes eléctricos no son programados, pero perciben que a partir de las 7:00 p. m. es cuando más se les va y regresa a las 11:00 p. m. o en horas de la madrugada.

La emergencia del Hospital Antonio Patricio de Alcalá, ubicado en Cumaná, está abarrotada de afectados por impactos de perdigones que habrían recibido en las manifestaciones, de acuerdo con un médico del centro de salud, quien declaró a Crónica.Uno bajo anonimato. También en los últimos días reciben niños quemados por mechurrios, velas improvisadas con gasolina o gasoil que los habitantes se han visto obligados a elaborar ante los constantes apagones.

Carabobo

En Carabobo la falta de electricidad a consecuencia del tercer apagón nacional ha afectado el sector comercio, industrial y educativo a gran escala. En los 14 municipios que cuenta la entidad los servicios de agua y luz no se han normalizado. En la mayoría de los sectores el plan de ahorro energético los beneficia en horas de la madrugada, cuando les envían carga eléctrica entre las 2:00 a. m. y 9:00 a. m.

La falta de gas es una constante. En escuelas públicas de la entidad optaron por impartir clases solo tres horas diarias, pues no cuentan con gas y alimentos para atender a los niños que se benefician del Programa de Alimentación Escolar. Pese a que Rafael Lacava, gobernador de Carabobo, aseguró vía Twitter el pasado martes que se normalizará el servicio de agua potable, en sectores de La Gran Valencia el servicio duró menos de 24 horas.

Monagas

En Monagas el patrón de los cortes de luz es aleatorio y empeora particularmente en los pueblos en los alrededores de Maturín, donde hay poblados como El Tejero que han sumado hasta 60 horas sin luz. Además de la electricidad, el suministro de agua y de gas también se encuentra en estado crítico. Hay personas que se mantienen con bombonas esperando en la calle y cuando aparece un camión lo paran para que los surtan, si el camión no pasa hay protestas en las calles. Al no tener electricidad constantemente tampoco hay agua de forma segura, no se puede saber cuándo llegará.

La mayoría de la comida disponible en Maturín son verduras y frutas en mercados de la calle, pero las proteínas como charcutería y carnes, que requieren refrigeración, no se consiguen.

La gobernadora del estado Monagas, Yelitze Santaella, advirtió este 3 de abril a las clínicas y hospitales del municipio Maturín que tomaran previsiones a partir de la 1:20 p. m. para encender las plantas eléctricas, debido a que durante cuatro horas quitarían la energía. «Notifico a algunos sectores de Piar, Acosta, Bolívar, Caripe, Aguasay, Cedeño, Punceres, Ezequiel Zamora que han contado con carga eléctrica, les será retirada, para energizar sectores del estado que tienen más de 40 horas sin luz», escribió en la red social Twitter.

Falcón

Municipios del occidente y eje costero han sido los más afectados. Zonas como Dabajuro, Cumarebo o Tocópero han pasado mas de 150 horas continuas sin luz, con el agravante de que en esas regiones no hay agua. En Coro, la capital, se han registrado protestas, saqueos parciales y cacerolazos en rechazo a los apagones. Los cortes de luz pueden extenderse entre 8 a 12 horas.

Lee también
Encuesta confirma que en el municipio Sucre la electricidad es el servicio que más falla

Los apagones traen consigo fallas parciales y totales de la telefonía móvil, Cantv e internet. En Churuguara, municipio Federación y el resto de la sierra falconiana siguen sin luz después de 140 horas. Protestas en la carretera a Coro dificultan el acceso. No hay agua, ni puntos de venta, tampoco telefonía e internet en esa zona.

Nueva Esparta

Habitantes del estado Nueva Esparta expresaron que cinco horas cuentan con servicio eléctrico y cuatro no, sin embargo, aseguran que los racionamientos que se aplicaron duraron periodos breves, por lo que esta semana contaron con mayores horas de servicio.

Mérida

En Mérida el servicio eléctrico se interrumpió el 25 de marzo y regresó 72 horas después el jueves 28. El viernes 29 se fue hasta el lunes 1° de abril que recibieron el servicio por tres horas. El martes 2 tuvieron hora y media de luz y este miércoles tres horas, el jueves tuvieron servicio durante la mañana. Esta distribución se hace por los distintos sectores de la ciudad de Mérida.

Las colas por gasolina son kilométricas y se puede esperar entre cinco y 12 horas para surtirse de combustible. Los comercios, actividades escolares y laborales se dan de manera intermitente, cuando cuentan con el servicio o cuando pueden activar las plantas. El gasoil para ponerlas a funcionar también es difícil de adquirir. Los servicios de telefonía celular por datos o wifi trabajan de manera deficiente, reportan algunos habitantes.

Miranda

En Barlovento, de los cuatro días de esta semana, dos han estado a oscuras. En poblados como Mamporal, San José de Río Chico, Curiepe, Morón, Birongo, entre otros, los habitantes denuncian quedarse sin luz a cualquier hora, cualquier día de la semana. Aseguran que, con frecuencia, deben pasar noches enteras sin el servicio. Después de los megapagones, la problemática se ha intensificado trayendo como consecuencia otras calamidades: interrupción del suministro de agua, fallas en el servicio de telefonía celular, incremento de la inseguridad.

En la calle Páez de Los Teques los racionamientos varían: el lunes se aplicó de 7:00 p. m. a  11:00 p. m., martes de 9:00 a. m. a 12:00 m., el miércoles hubo servicio todo el día, al igual que el jueves. Los vecinos desconocen el horario en que contarán con luz.

Kilómetro 13 y 14 de la vía al Junquito estuvieron sin luz el 29 y 30 de marzo de 8:00 a. m. a 4:00 a. m.; luego de 8:00 a. m. del 30 a las 4:00 a. m. del 31, se fue a las 2:00 p. m. y volvió a las 8:00 p. m. El domingo 31 afectó a los kilómetros del 12 al 18.

En los Valles del Tuy los apagones ahora son más constantes que antes. Tras el apagón del 25 de marzo, la electricidad volvió a la región el miércoles 3 de abril, pero sigue intermitente. Hasta dos y tres veces al día hay cortes en Cúa, municipio Urdaneta. «Si se va la luz en el día se paraliza todo, incluyendo el ferrocarril», exclamó Katy González haciendo referencia a las fallas en los puntos de venta, comercios que bajan apuradamente sus santamarías y la falta de cobertura telefónica e internet, ya de por si deficiente en esta región mirandina.

Amazonas

La última vez que se fue la luz en Puerto Ayacucho fue el 31 de marzo a las 9:00 a. m. durante cinco horas, luego el sistema funcionó de manera regular hasta la tarde de este 4 de abril. A las 3:00 p. m. se quedaron sin luz. No obstante, lo que más alarma a la mayoría del estado Amazonas es la incomunicación. Están aislados. Tienen más de cuatro días sin ningún tipo de línea telefónica. Ni Cantv, Movistar, Digitel o Movilnet. Nada. De hecho, todavía no han recuperado totalmente la señal. Es fatal, aseveró el exgobernador de Amazonas, Liborio Guarulla.

La escasez de gasolina también afecta la rutina de trabajo de muchos en Puerto Ayacucho, según reportó una vecina de la zona.

Portuguesa

Los vecinos del municipio Ospino, estado Portuguesa, pasaron la tarde del pasado 3 de abril sin luz. Desde las 6:00 p. m. hasta las 11:00 p. m. no hubo sistema eléctrico. Los vecinos se quejan de la mala señal. Asimismo, luego de más de un mes sin agua por las tuberías, la mañana de este 4 de abril tuvieron por dos horas.

En el municipio Monseñor José Vicente de Unda el 3 de abril arrancó un racionamiento de cuatro horas, que sería aplicado desde las 8:00 p. m. (20:00 horas) hasta la medianoche. El alcalde de la entidad, Franklin González (PSUV) ofreció la información a los habitantes ese mismo miércoles.

Lee también
De 6 a 14 horas diarias sin servicio eléctrico viven los tachirenses

Apure

En Elorza, estado Apure, la comunidad pasó casi cinco días completos sin luz, contó Norman Guevara, vecino del lugar. Desde el viernes 29 de marzo hasta el miércoles 3 de abril estuvieron sin sistema eléctrico. Es horrible, no sé como están en otros lados. Pero en Apure es invivible, relató. Lo que más le angustia es no poder comunicarse con el resto de sus allegados, muchos de ellos se encuentran en Barinas. La señal también es muy mala en este pueblo.

Anzoátegui

Esta semana en Lecherías los vecinos denuncian que todos los días han estado 12 horas sin luz. “Nos la quitan a las 9:00 a. m. y la ponen nuevamente a las 9:00 p. m.”, dijo Patricia Gallí, quien vive en Las Villas. Igualmente, comentó que El Tigre ha estado más de 42 horas sin luz esta semana. “Ayer [3 de abril] salieron a protestar. Prendieron cauchos y trancaron la calle”, dijo.

Bolívar

El servicio en el estado Bolívar es uno de los que reporta mejor funcionamiento. En las zonas de Puerto Ordaz, Ciudad Bolívar y Upata no registran apagones, pero sí bajones de voltaje. En otros sectores del área sur como Guasipati, El Callao y Tumeremo, hubo cortes, pero mucho menores que en el resto del país.

“La conexión a internet es bastante irregular”, dice un vecino de Puerto Ordaz, quien asegura que desde hace tiempo viven con un régimen estricto en el servicio de agua. Solo dos veces al día suministran agua, en la mañana llega a las 6:00 a. m. hasta las 11:00 a. m. y en la tarde a las 6:00 p. m. hasta las 10:30 p. m. “Esto es solo Puerto Ordaz, en otros sectores solo llega una vez al día o nunca».

Cojedes

En San Carlos, Arianna Betancourt considera que sí han implementado un sistema de racionamiento. El miércoles 3 de abril estuvieron más de cinco horas sin luz: desde las 11:30 a. m. hasta las 5:00 p. m. En la tarde de este jueves 4 de abril estuvieron por dos horas y media sin luz, desde las 12:00 m. hasta las 2:30 p. m.

Betancourt vive en el sector Las Tejitas pero asevera que en las otras zonas el sistema eléctrico ha funcionado de la misma manera.

Lara

El norte del estado Lara se encuentra a oscuras desde el sábado 30 de marzo en la noche. En Tamaca las personas exigen la restitución del servicio eléctrico y suministro de agua potable.

Para comunicarse con sus familiares, dentro y fuera de Venezuela, los residentes de esta zona cargan los celulares con las baterías de carros y unidades de transporte público. Comprar comida y enseres es tarea casi imposible, pues son pocos los comercios con planta eléctrica y en su mayoría solo aceptan efectivo o dólares.

Vargas

Los habitantes del estado Vargas saben que desde esta semana comenzó un racionamiento en el estado, pero desconocen horarios. Personal de Corpoelec solo les explica que es parte de la “administración de carga” sin precisar cuánto durará.

Los periodos sin luz duran entre seis, siete o hasta 12 horas en distintos sectores desde el lunes 1° de abril. Este miércoles vecinos de Catia la Mar estuvieron sin electricidad a partir de las 6:00 p. m. hasta las 2:00 a. m. No es igual, no hay patrón, simplemente hay cortes de luz, el día anterior no había tenido en la mañana, dice una de las residentes.

Delta Amacuro

En Delta Amacuro el servicio de luz se mantiene estable, sin embargo, vecinos reportan algunos bajones que no interrumpen por completo el fluido. Con todo, agregan que la crisis en la entidad es por falta de agua.

Táchira 

Los cortes de energía varían. El lunes 1° de abril algunos sectores solo tuvieron dos horas con electricidad, mientras que el martes y el miércoles les aplicaron racionamiento de 3:00 p. m. a 9:00 p. m., seis horas en total. La situación este 4 de abril era diferente: desde las 6:00 a. m. hasta las 5:00 p. m. algunos sectores reportaban tener luz.

Guárico

Habitantes de San Juan de los Morros relatan que la luz “se va todas las noches”. Los periodos en que regresa son irregulares, puede ser: a las 9:00 p. m., 11:00 p. m. o a la 1:00 a. m.

San Juan de los Morros es la capital del estado Guárico, en algunos sectores el servicio de agua es regular, por otra parte, manifiestan que la conectividad con la telefonía móvil es deficiente.

La noche de este jueves Corpoelec publicó el plan de racionamiento que excluye Caracas, Amazonas, Delta Amacuro y Vargas.


Participa en la conversación