Los vecinos hicieron un mapeo de los botes de agua, levantaron un informe detallado y lo presentaron a Hidrocapital. Eso fue hace un mes. Ya han tenido dos mesas de trabajo con la empresa. Todavía no tienen agua regularmente, pero están abonando el camino para lograr servicios de calidad a futuro.

Caracas. Desde hace más o menos mes y medio, un grupo de vecinos del municipio Chacao, agobiados por el fuerte racionamiento, decidieron unirse, no solo para protestar por la escasez de agua potable, sino en busca de concretar soluciones inmediatas a este problema que sufren y ven recrudecer desde 2014.

Gabriel Santana, un joven de 22 años, es uno de los vecinos que se echó al hombro esta tarea.

Santana lleva mes y medio recorriendo las calles de Chacao, en busca de las fugas de agua.

Él no entendía lo que significaba agua para la vida hasta que sintió en carne propia estar uno, dos, tres y cuatro días sin servicio.

Pero su situación tenía eco en otros sectores: No era únicamente en el casco central de Chacao, era en Altamira, La Floresta, Bello Campo, Los Palos Grandes, en casi todo el municipio se siente la sequía y cada día se hace más irregular.

Por tanto, los vecinos pensaron en una forma más idónea para demandar respuestas de las autoridades, en este caso, de Hidrocapital.

No podíamos llegar allá con la mera denuncia, con una simple protesta, decidimos primero organizarnos y empezamos con un mapeo de las zonas afectadas, para intentar entender por qué no tenemos agua.

Lo primero que hicieron fue dividirse las zonas y contabilizar los botes. En una semana, eso fue el mes pasado, en todo el municipio contaron 64 botes de agua limpia, muchos de ellos ya convertidos en huecos.

Lee también
Caraqueños hartos de estar sin luz, sin transporte y sin agua

Nos dimos cuenta de que en muchos edificios donde no hay agua, hay un bote cerca, son miles de litros que se pierden al día. Ese mapeo fue muy útil para identificar algunas causas de las fallas y también para que Hidrocapital entendiera que lo nuestro, el trabajo comunitario, es presentar soluciones. Si está mal tenemos que decirlo, pero si está bien, si ellos corrigieron las fugas, entonces también debemos reconocerlo.

hace poco los vecinos se reunieron con representantes de Hidrocapital.

Ese mapa con los 64 botes fue presentado en Hidrocapital. El mismo alcalde de Chacao, Gustavo Duque, hizo el acompañamiento.

El presidente de la Hidrológica, Eddison Torrealba, nos atendió. Es la primera vez que recibe a un alcalde, y aunque no reconoció los 64 botes, no desmeritó el problema.

Tanto es así que, luego de ese encuentro, se han establecido dos mesas de trabajo con representación de los vecinos, quienes ahora están presionando para que el racionamiento que le establecieron desde 2014 se cumpla en los parámetros normales.

Porque sucede que nos dicen que la van a poner en un día en la mañana y llega la noche y todavía estamos esperando. Aquí hay un alto porcentaje de adultos mayores a los que se les dificulta estar cargando pipotes y botellones, que además subieron de 80.000 bolívares a 150.000 bolívares. Tampoco aquí la gente tiene para estar pagando una cisterna, que hace poco costaba 6 millones y ya ronda los 10 millones.

La meta es lograr el abastecimiento permanente.

El próximo paso de la organización es crear una aplicación para móviles que permita el registro de denuncias.

Una vez encaminados con las soluciones, que, dicho sea de paso, van de la mano con una gerencia eficaz, Santana adelantó que tienen pensado hacer lo mismo con el tema de energía eléctrica.

Lee también
En Caracas cada vez son más cortos los ciclos de abastecimiento de agua

Fotos: Francisco Bruzco @bruzco1



Participa en la conversación