Una protesta por la liberación de varios detenidos y en contra de la Constituyente fue dispersada con bombas lacrimógenas y perdigones.

Ciudad GuayanaEmerson Salazar no había ido a la marcha que convocó el Movimiento Estudiantil para este jueves. Al mediodía, caminaba por Alta Vista: había salido de clases, en la Universidad Nacional Experimental Politécnica (Unexpo), y se dirigía a su trabajo, en un restaurante en el centro comercial Orinokia. Pero no llegó.

Emerson se topó con una de las escenas de la represión por parte de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) contra los estudiantes que marcharon. Sacó su teléfono celular y grabó: por eso, dos militares en moto lo abordaron, lo golpearon y lo detuvieron.

Lo de Emerson fue apenas uno de los muchos episodios de este 15 de junio, pues hubo más y de todo para la represión que se desató en Alta Vista en horas del mediodía y durante la tarde.

Todo comenzó con una caminata que partió desde la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Había razones para marchar: dos ucabistas fueron detenidas el viernes pasado, y pese a que el lunes se dictó la medida de libertad con fiadores, siguen detenidas. También, el sábado dos estudiantes, uno de la Universidad de Oriente y otro de la Universidad Bicentenaria de Aragua, habían sido aprehendidos. Y más recientemente, el miércoles, 21 personas fueron detenidas en Ciudad Bolívar luego de una marcha.

El punto de llegada para este jueves es el centro habitual de represión: la Plaza Monumento CVG, en Alta Vista, que estuvo militarizada desde temprano.

Más detenidos

Los manifestantes rodearon la plaza desde dos flancos. Al segundo intento, comenzó la represión con bombas lacrimógenas y perdigonazos. Y las detenciones.

Lee también
“Nos ha tocado dormir en el baño o la cocina por la represión en Los Verdes”

Los estudiantes se refugiaron en las dos sedes del Centro Ciudad Comercial Alta Vista. Los guardias dispararon lacrimógenas y los marchistas las devolvían. Lanzaban, además, piedras y bombas molotov.

Las bombas no cayeron solo en los centros comerciales, sino también en los edificios cercanos. Orinokia Mall fue atacado después, también con bombas lacrimógenas. Como ocurrió el sábado.

Seis estudiantes de la UCAB fueron detenidos durante la jornada represiva, que se prolongó durante tres horas. Sin contar a Emerson Salazar y otros estudiantes que el capítulo Bolívar del Foro Penal contó al final de la tarde: 10 en total.

Foto: Marcos Valverde


Join the Conversation