Presupuesto para la cena navideña supera los ocho salarios mínimos

Canasta alimentaria alcanzó los Bs. 7,8 millones en diciembre de 2017

La tradicional comida del 24 de diciembre no resulta una prioridad para muchos ciudadanos quienes tienen que resolver sus gastos básicos. 3,7 millones de bolívares es el monto base que se tiene que destinar para la cena de Nochebuena. 

Caracas. El deterioro constante del poder adquisitivo de los venezolanos, amenaza la calidad de vida. Así, la tradicional cena navideña resulta impagable para muchos ciudadanos.

El presupuesto para una cena de seis personas con pernil, hallacas, ensalada de gallina, pan de jamón, uvas y licores es mínimo 3,7 millones de bolívares, lo que equivale a 8 salarios mínimos. La remuneración básica es 177.507 bolívares. 

Mientras el año pasado se destinaba 101.584 bolívares para la misma celebración, el presupuesto para 2017 es 3584 % superior al 2016.

Costo por insumos 

De acuerdo con los precios de los mercados y supermercados, el costo por unidad de la hallaca hecha con harina de maíz regulada subió 82 % en 25 días, pasó de 11.882 a 20.936 bolívares.

Sin embargo, la harina de maíz a precio controlado escasea, y en el mercado negro es mucho más cara. Con el producto adquirido por esa vía cada hallaca cuesta 25.344 bolívares.

Lee también
En un mes canasta alimentaria sube 40,1% y asciende a Bs. 3,8 millones

Una vendedora ambulante de hallacas comenta a Crónica.Uno que la venta ha sido buena, pese a la crisis. Ella, quien vende las hallacas en 35.000 bolívares, acompaña el plato con ensalada de papa y zanahoria porque considera que los ingredientes son muy costosos o escasos. No vendo ensalada de gallina porque el pollo está difícil de conseguir y la mayonesa es un aderezo muy caro.

La vendedora señala que los ingredientes más caros son: la aceituna, alcaparra, pasas, ajo, y carne. Además, apunta que en el último mes, los mismos productos han estado escasos y que solo los consigue en el Mercado Municipal de Quinta Crespo.

En dicho mercado, las aceitunas rellenas pasaron de 500.000 a 780.000 bolívares. Las pasas que estaban en 680.000 bolívares, ahora ascienden a 980.000 por kilo; el encurtido alcanza 100.000 bolívares y el ajo vale 160.000 bolívares.

Para acompañar la hallaca se suele hacer el pernil y una ensalada de gallina. El precio del pernil, según el comercio, va desde los 182.000 a los 288.000 bolívares el kilo. Si no se consigue, los mercados tienen muslos de pavo que superan los 140.000 bolívares.

La preparación de la ensalada de gallina cuesta un ojo de la cara. El kilo de gallina está en 120.000 bolívares, la papa ronda los 22.000 bolívares el kilo y la zanahoria llega a los 30.000 bolívares. Los guisantes en lata se cotizaban en 6050 bolívares y la mayonesa alcanza entre 98.000 y 48.500 bolívares según la presentación.

Por su parte, la oferta de panettone, pernil, uvas, torta negra, pan de jamón y licores es reducida. En opinión de Alfredo Mendoza, inspector de obras públicas, “el venezolano está preocupado por buscar comida y no está enfocado en preparar una cena navideña tradicional con todos sus ingredientes”.

Jamás había visto un diciembre así. Mira la fecha que es y la gente no está motivada en ningún aspecto debido a la situación del país, agregó Mendoza.

Para mediados de mes, el panettone podía costar entre 114.000 y 180.000 bolívares, como mínimo; las uvas rondaban los 70.000 bolívares, el pan de jamón estaba por la media chiquita en 150.000 bolívares y la torta negra brillaba por su ausencia.

Respecto a los licores que se toman en el brindis, el vino de sidra La Española estaba por el orden de los 200.000 bolívares en el centro de Caracas y el ponche crema costaba más de 300.000 bolívares. Por su parte, el Ron Santa Teresa ya repasa los 600.000 bolívares y el ron Canaima está por los 130.000 bolívares. Una cerveza cuesta entre 15.000 y 20.000 bolívares.

Joaquín Rodríguez recuerda que en sus fiestas de fin de año solía brindar con champagne, y que poco a poco fue cambiando la tradición para celebrar con vino de sidra y sangría “porque es lo más accesible”. Rodríguez comenta que “el whisky se ha vuelto una prohibición”, pues una botella puede pasar el millón de bolívares y hasta superar los 5 millones.

De la misma forma, Victor Soto, quien trabaja como funcionario público, declara que en los brindis de años anteriores podía tomar whisky o ron, pero este año “definitivamente, debe estar entre el ron o menos”.

Soto relata que su núcleo familiar ha estado acostumbrado a comer la cena navideña completa. Pero este año su poder adquisitivo se ha deteriorado. Invertimos alrededor de 2,5 millones de bolívares en realizar 70 hallacas y que no quedaran tan distintas a las anteriores. Por lo demás, buscaremos otras opciones culinarias que sean satisfactorias.

Fotos: Reymar Reyes


Participa en la conversación