500 familias de Paulo VI están a punta de “balas frías” por falta de gas doméstico

500 familias

En los edificios Signus, Altair y Centauro de la urbanización Paulo VI, en el municipio Sucre, no reciben el servicio de gas doméstico con regularidad, se tardan hasta 10 días esperando los camiones que surten los cilindros con el sistema GLP a granel. Esta situación obliga a las familias a comer las llamadas “balas frías” porque no tienen cómo preparar los alimentos.

Caracas. 500 familias residentes en los edificios Signus, Altair y Centauro de la urbanización Paulo VI, en el municipio Sucre, no cuentan con servicio de gas doméstico, lo cual les impide preparar sus alimentos. Esta situación los obliga a comer en la calle o preparar en casa las llamadas “balas frías”, pues por vivir en apartamentos no es una opción cocinar a leña.

Los vecinos dijeron que en el llenadero Guaraira Repano de Pdvsa Gas Comunal (GLP), ubicado en el sector Turumo, les dicen que la distribución del sistema GLP a granel está paralizada porque se encuentra accidentado el camión que surte a la urbanización Paulo VI, pero tampoco reciben información de fecha de restablecimiento de este servicio.

La falta del gas por el sistema GLP a granel, que funciona en el conjunto residencial desde su fundación en el año 1971, ha motivado a algunas familias a usar bombonas, lo cual es prohibido por la Ley de Propiedad Horizontal, así como también guardar pimpinas de gasolina en los apartamentos.

Los vecinos hacen colas en el llenadero de Turumo en búsqueda del gas, pero surten en puerta solo a funcionarios. La mayoría de los que acuden son civiles, muchos de ellos de varias comunidades, que están desabastecidas desde hace semanas.

Lee también
Corte de Nueva York desestimó demanda de equipo de Guaidó de declarar nulo bono Pdvsa 2020

Para reunir la información y redactar esta nota, los vecinos realizaron una consulta por WhatsApp, a los días se enteraron de que la comunidad recibiría el servicio. La alegría duró poco. Fue un paliativo porque solamente llenaron un cilindro para 239 apartamentos, que apenas alcanzará para nueve días. 

En la comunidad informaron que la administración de Pdvsa Gas Comunal (GLP) solicita los pagos con una anticipación de una y dos semanas para evitar problemas técnicos y para fijar fechas de los despachos. Tenían 20 días en espera del camión. 

Los vecinos piden a esta gerencia que resuelva los problemas administrativos y de funcionamiento para que las 500 familias de Paulo VI reciban en forma regular el servicio del gas doméstico y se acabe la zozobra de comer solamente pan con queso y jugos mientras esperan los camiones.

Con información de Alexis Cordero / @AlexisCordero65


Participa en la conversación