Basura arrastrada por crecida del río Madre Vieja ahoga a los habitantes de la urbanización Mata Redonda

Mata Redonda

A poco más de 40 días del desbordamiento del río Madre Vieja al sur de Maracay, los habitantes de la urbanización Mata Redonda siguen inundados, pero de basura y esperando el ejecútese de dos sentencias del TSJ en las que además del desalojo de la comunidad afectada por la crecida del lago de Valencia, se les reconoce, garantiza y concede el restablecimiento del valor económico de cada una de las viviendas.

Maracay. Ya no son las aguas del río Madre Vieja o del contaminado lago de Valencia que inundan las calles de la urbanización Mata Redonda, al sur de Maracay.

Los residentes de la comunidad tienen un nuevo dolor de cabeza y es la basura que fue arrasada por la fuerza de las aguas luego de las torrenciales lluvias, la que se fue acumulando con escombros y gran parte de los enseres que perdieron los habitantes de la urbanización.

Desde hace más de 40 días, las calles de Mata Redonda se asemejan a un vertedero. En ellas se pueden apreciar tumultos de desperdicios que a la fecha no han sido recogidos por el servicio de aseo urbano de la ciudad.

Una vez que pasó la inundación, han quedado cerros de basura que trajo el agua y la que los vecinos lograron sacar de las viviendas, pero a la fecha, el aseo urbano no pasa desde hace meses por la comunidad”, denuncia César Quintana, habitante de Mata Redonda.

Los afectados reiteran el abandono oficial en el que han permanecido luego de los estragos sufridos por las inundaciones, sin que las autoridades presten los servicios que requieren, como lo es el de recolección de basura.

Mata Redonda
Han pasado 40 días y aún se ven los estragos causados por la crecida del río Madre Vieja / Foto: Cortesía

Temen que la acumulación de desechos frente a sus ya deterioradas viviendas se conviertan en otro foco de contaminación para los habitantes de Mata Redonda, quienes llevan años padeciendo inundaciones como consecuencia del crecimiento de las aguas del lago de Valencia.

Dictámenes ignorados

A propósito de las recientes inundaciones, de nuevo las más de 400 familias que aún residen en la zona reiteraron el llamado de auxilio, esta vez, dirigido también al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

La situación actual en Mata Redonda, después de 14 años de una sentencia firme del Tribunal Supremo de Justicia, es realmente catastrófica. Las recientes inundaciones nos dejaron en pérdida total de nuestros hogares”, asegura Tamara Peña de Sandoval, una de las tantas afectadas.

Las 487 familias que para 2018 aún residían en la urbanización Mata Redonda, ubicada al sur de Maracay, esperan que se ejecute la sentencia 1623 del 11 de agosto de 2006, en la que el Tribunal Supremo de Justicia dictaminó que: “Se reconoce, garantiza y concede el restablecimiento del valor económico de cada una de las viviendas, de manera que todos los sujetos lesionados y no solo los demandantes, puedan obtener un estándar de vida y una vivienda similar a la que tenían antes de la violación a sus derechos”.

El crecimiento y desbordamiento del lago de Valencia al sur de Maracay ha traído graves consecuencias a cientos de familias. Muchas de ellas, después de engorrosos y largos procedimientos y denuncias, lograron que el 11 de agosto de 2006, el TSJ sentenciara a su favor: se trata de la decisión 1632/2006 que fue ratificada un año después con la sentencia 1752/2007 y con la 886 del 28 de junio de 2012.

Ambas decisiones judiciales reiteran el inmediato desalojo de la zona, previa indemnización a los propietarios. Hasta el momento ninguna de las sentencias ha sido ejecutada.

Lee también
Tras 12 años de espera Maracay tendrá un crematorio

Participa en la conversación