Mientras los partidos del Polo Patriótico señalan que no acudirán al proceso, en la Mesa de la Unidad todavía no existe una respuesta unitaria a las condiciones del CNE.

Caracas. El bloque de partidos del Gran Polo Patriótico (GPP) respondió con más contundencia a las condiciones que impuso el Consejo Nacional Electoral (CNE) para la renovación de nóminas de partidos que la oposición.

Este lunes el Partido Comunista de Venezuela (PCV) reiteró que no acudirá al proceso e informó que solicitará al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que anule su convocatoria.

“Estamos preparados para luchar en cualquier escenario de legalidad e ilegalidad”, indicó el vocero de la organización, Yul Jabour.

Una respuesta similar dio la semana pasada el secretario general del partido Redes, Juan Barreto, que calificó el proceso de ilegal y señaló que, de ser necesario, los militantes se encapucharían para seguir dando la “pelea legal”.

Los comunistas confirmaron este lunes que se están reuniendo con otros integrantes del GPP para conformar un “movimiento de unidad revolucionaria” que le haga frente a la posibilidad de su ilegalización. “Hemos acelerado la construcción de una plataforma unitaria”, sostuvo Jabour.

La tolda del gallo rojo descartó atender a los llamados hechos por algunos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para que muestren, en conjunto, su rechazo a las normas del CNE, que pueden dejar sin capacidad de postular candidatos a 59 organizaciones políticas. “Los partidos políticos de la burguesía responden a esas clases sociales y con esos sectores no hay acuerdo posible. Esa no es la democracia del PCV”, dijo el parlamentario del PCV.

El proceso de reinscripción de partidos se realizará durante 10 fines de semana —entre 18 de febrero y 23 de marzo— en los que cada organización dispone de 14 horas para movilizar, hasta los puntos dispuestos por el CNE, el equivalente a 0,5 % del Registro Electoral (RE) en 12 estados. Además, el TSJ estableció que estas personas deben ser identificadas por las máquinas captahuellas.

Lee también
¿Puede el CNE inhabilitar a todos los partidos de la oposición?

Jabour calificó de “betancourista” estas normas y señaló que usar la identificación biométrica para el registro de militantes es una condición “inaceptable” para el PCV: “En un estado burgués, con instituciones burguesas y con aparatos de seguridad que responden a esas instituciones se pondría en peligro las vidas de esos militantes y el trabajo que realizan”.

Agregó que, si bien “no está planteada una ruptura con el Gobierno”, se debe “reformular” el GPP pues esta instancia está “paralizada” y no cumple con su rol de articular a los partidos que respaldan a la revolución bolivariana.

En la MUD no hay unidad

En la Mesa no parece haber una posición común. Mientras que los partidos grandes, y con más estructura, como Primero Justicia (PJ), AD, Voluntad Popular (VP) y Un Nuevo Tiempo (UNT) ponen a punto a sus militantes y están listos para participar en el proceso, otras organizaciones, como La Causa R y Alianza Bravo Pueblo (ABP), llaman a concentrarse en la defensa de la tarjeta de la MUD que, junto con la del PSUV, no debe reinscribirse.

“Podemos ir a un proceso electoral con una tarjeta única de la MUD”, dijo el integrante de ABP, Héctor Urgelles.

El secretario de organización de PJ, Edison Ferrer, apuntó que ese partido tiene su organización lista, pero que respetará la decisión que tome la Unidad. “Habrá un pronunciamiento unitario en las próximas horas, una vez tengamos los puntos y el número de máquinas, vendrá una posición unitaria”, expresó.

Señaló que, a menos de una semana para que se inicie el proceso, se desconoce mucha información. Por ejemplo: la ubicación y el número de máquinas y el cálculo del tiempo que le tomará a cada militante respaldar a su organización. Esto le dificulta a la MUD tomar una decisión unitaria frente al tema.

“Apostamos a defender la legitimidad del partido, la legitimidad de PJ. Estamos trabajando para ir, pero esa defensa pasa porque haya condiciones óptimas”, acotó.

El rector Luis Emilio Rondón también habló sobre la renovación. Aseveró que esta no puede ser usada como excusa para volver a suspender las elecciones regionales: “Llamamos a que con urgencia el CNE publique el cronograma y, una vez que se concluya el proceso de renovación, se inicie la etapa de postulación de candidatos, pero se puede ir avanzando en las auditorías y las distintas fases del proceso”.

Rechazó la sentencia “irrespetuosa” del TSJ que ordenó al CNE que la renovación se hiciera a través de las máquinas captahuellas. También consideró que las otras condiciones definidas por las otras rectoras violan el derecho a la participación de los ciudadanos: “Parece un chiste de mal gusto que los partidos tengan que movilizar su militancia los fines de semana de Carnaval y Semana Santa”.

Foto: Carlos Crespo


Participa en la conversación