Borges anuncia que solicitarán al Grupo de Lima uso de la fuerza contra Maduro

El diputado señaló que se pedirá al Grupo de Lima la aplicación de un paquete de medidas contra «el régimen» de Nicolás Maduro, esto en respuesta a la agresión contra los voluntarios que intentaron ingresar ayuda humanitaria a Venezuela el 23 de febrero.

Caracas. El representante de Venezuela ante el Grupo de Lima, diputado Julio Borges, aseguró desde Cúcuta que tanto él como el presidente encargado, Juan Guaidó, solicitarán a los países que componen la organización una «escalada en la presión» diplomática contra Maduro, así como «el uso de la fuerza».

«Vamos el lunes, junto al presidente Guaidó, a la reunión del Grupo de Lima a presentar posiciones firme que signifiquen una escalada en medidas diplomáticas, políticas y de uso de la fuerza en contra del régimen por bloquear la ayuda humanitaria y generar una violencia sin precedentes en la frontera», expresó, según un comunicado de prensa.

Borges además señaló que aprovechará la presencia del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en la reunión del lunes en Bogotá, así como la del presidente de Colombia, Iván Duque, para «fijar y pedir ese paquete de acciones contundentes».

La postura de Borges es similar a la mostrada el pasado 23 de febrero por el presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado, Juan Guaidó, quien anunció su participación en dicha reunión de cancilleres del Grupo de Lima y pidió a los países «mantener todas las casas sobre la mesa» a la hora de la lucha para «restaurar la libertad en Venezuela».

Este 23 de febrero diputados de la Asamblea Nacional y un grupo de voluntarios civiles se trasladaron a las fronteras con Brasil y Colombia para intentar ingresar al país camiones con comida y alimentos, como parte de la ayuda humanitaria.

Lee también
Incertidumbre y altas expectativas acerca del 16-N en bases de la oposición

En respuesta, efectivos de la Policía Nacional, junto a colectivos armados, atacaron los vehículos en los que se transportaban los insumos. Uno de estos camiones fue incendiado en el puente de Ureña.

Los hechos, que dejaron al menos 4 muertos y más de 300 heridos entre las dos fronteras, han sido condenados por la comunidad internacional, aunque Nicolás Maduro los ha catalogado como un ataque contra la soberanía del país.


Participa en la conversación