Pensionados y jubilados cobraron lo equivalente a 14 dólares por pensión y aguinaldos. En las largas colas frente a los bancos se quejaron por el tiempo que deben pasar en fila para cobrar solo una parte en efectivo. También, lamentaron que el monto asignado no alcanza para comprar las medicinas.

Maracaibo. “Me tiemblan las piernas y siento un frío en la frente, debe ser por el sol. Igual ya estoy acostumbrada, porque, aunque todos los meses paso por lo mismo para cobrar los churupos, estamos claros en que cada año cuando vamos a cobrar los aguinaldos casi que nos tenemos que morir frente al banco para que nos den la miseria completa. Este es el calvario de todos los años”, criticó Esmeira Bracho de 74 años d edad, frente a una entidad bancaria en el  norte de Maracaibo.

Este 21 de noviembre el gobierno nacional inició el pago a pensionados y jubilados del Estado. La suma total es de 450.000 bolívares, correspondientes al pago de dos meses de aguinaldos y el mes de pensión.

Algunos madrugaron, para poder cobrar los aguinaldos y la pensión, mientras que otros prefirieron pernoctar en las entidades bancarias para tener un buen puesto y no esperar tanto.

“Ya le pagaron a un lote. Yo me vine desde el domingo a buscar puesto, y ya había como 20 viejos. Aquí me quedé, me traje un cartón para dormir, una botella de agua y una bolsa de pan dulce para que no me den yeyos. Espero salir hoy rápido, para comprar algo de comida antes de irme a la casa”, soltó Yenny Castro, una maestra jubilada de 69 años de edad.

Lee también
La cuarentena y la falta de servicios no dan tregua a los pacientes psiquiátricos
cobrar aguinaldos
Algunos madrugaron y otros pernoctaron a las puertas de los bancos para poder cobrar su pensión y los aguinaldos. Foto: Mariela Nava

El monto total que reciben los pensionados y jubilados en esta Navidad es equivalente a 14 dólares, la mayoría lo usará para comprar comida. En un recorrido hecho por Cronica.Uno por las principales entidades bancarias de Maracaibo, se pudo constatar que para esta Navidad la prioridad de los ciudadanos de la tercera edad es comprar medicinas y comida.

Con eso no me va a alcanzar para hacer una cena en Navidad ni nada de eso. Ya nosotros perdimos las esperanzas de comer dignamente, uno hace este sacrificio para tener efectivo porque rinde un poquito más. Ahora todo es en dólares, y nosotros de dónde, si nadie nos mira. Yo al menos voy a usar una parte para comprar agua, porque hace un mes que no me llega”, dijo Romina Urdaneta.

“No hay piedad”

Se cuidan y se acompañan unos con otros. Ponen cartones en el piso, guindan chinchorros y algunos duermen sentados en las aceras. Echan chistes, juegan cartas y toman café para evitar el sueño y espantar el cansancio y así poder cobrar los aguinaldos y la pensión.

No tenemos remedio. Yo vengo de La Cañada de Urdaneta, porque allá no hay banco de este. El de aquí de Maracaibo es el único que hay, pero tempranito dijeron que solo van a pagar los mismos 150.000 que pagaron el jueves. No hay piedad con nosotros. Yo gasto en pasajes 60.000, entonces prácticamente no me queda nada”, dijo Reinaldo Bello, que está desde el miércoles durmiendo en la jardinera de un banco del norte. Este lunes manifestó que no se puede ir a casa hasta que no cobre completo todo su dinero.

Como él, hay seis personas más que decidieron quedarse. Uno de ellos es Lucas Vera, de 71 años. “Nos quedamos aquí porque necesitamos, así de simple. Pero esto es una falta de respeto, que tengan a uno rogando por tres lochas, tienen que pagar completo y así salimos mejor todos. Yo sufro de la tensión y ya me he desmayado dos veces desde el jueves. Hoy con lo que me den me voy. Ya no aguanto más”, dijo.

Lee también
La cuarentena y la falta de servicios no dan tregua a los pacientes psiquiátricos
cobrar aguinaldos.
Los pensionados se siguen quejando porque nos les dan completo el monto en efectivo. Foto: Mariela Nava

Los pensionados y jubilados de Maracaibo reconocen que hace unos meses preferían gastar su pensión a través de puntos de venta, debido a que recibían remesas de familiares en el extranjero, pero eso cambió: “Tengo dos nietos, uno en Chile y otro, en Colombia. Ellos siempre me envían desde hace un año que se fueron, pero como eso está feo por allá con tanta protesta, no pueden salir a trabajar. El primero fue Ricardo José, que está en Chile. Se quedó sin trabajo y ya no mandó más nada. Y esta semana mi otro nieto, Jesús, me dijo: Abuela ve al banco y cobras la pensión para que te rinda, porque aquí hay mucho problema y no he hecho nada de dinero. Estoy preocupada porque ellos me ayudaban con medicinas, que son 950.000 bolívares mensuales. ¿Cómo hago yo sola ahora?, o ¿cómo me tomo las medicinas? Las dos cosas son imposibles, y sinceramente prefiero comer. Si me voy a morir, al menos que sea con la barriga llena”.

Este lunes, los pensionados siguen en las largas colas frente a las entidades bancarias de la ciudad para cobrar los aguinaldos y el mes de pensión. El pago promete ser el mismo, según se desprende de la consulta a los gerentes. “Esa es la orden, porque la remesa no ha llegado, y para que todos se lleven algo es lo que vamos a pagar”, dijo la gerente de un banco al oeste de Maracaibo que prefirió el anonimato.


Participa en la conversación