Este lunes 9 de diciembre está previsto que continúe el juicio del parlamentario, detenido arbitrariamente hace 485 días, y acusado de estar involucrado en el intento de magnicidio contra Nicolás Maduro en agosto de 2018. 

Caracas. Son 485 días de violaciones a la Constitución. Desde que el diputado a la Asamblea Nacional (AN) Juan Requesens fue detenido, el 7 de agosto de 2018, su caso no solo ha sido sometido a irregularidades, también él ha sido víctima de maltratos en prisión.

En un año y tres meses el retardo procesal penal ha hecho de las suyas. Su defensa estuvo casi siete meses en audiencia preliminar, desde enero hasta julio de 2019. Entre julio y agosto se debió pasar el expediente a fase de juicio pero fue el 27 de noviembre que se logró. 

Se difirió al 2 de diciembre que comenzó el juicio, se hicieron los alegatos. Luego se suspendió hasta el 4 de diciembre, tres defensores hicieron sus alegatos y se suspendió nuevamente hasta el lunes 9 de diciembre, explicó a Crónica.Uno el abogado de Requesens, Joel García. 

Foto: Maru Morales

El diputado Requesens (Primero Justicia) fue detenido el 7 de agosto de 2018 en la planta baja de su edificio, junto con su hermana, Rafaela Requesens. Por más de dos horas los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en El Helicoide, negaron su permanencia en ese sitio hasta que liberaron a Rafaela. Ahí permanece actualmente. 

El gobierno de Nicolás Maduro implicó a Requesens en el intento de  magnicidio del 4 de agosto de 2018, en la avenida Bolívar. Junto con él hay 16 personas presuntamente involucradas.

Su detención ocurrió tres días después del acto en la avenida Bolívar y es precisamente otra de las irregularidades que empaña el caso, pues el expediente apunta que fue detenido en flagrancia. Y no fue así.

Según el artículo 234 del Código Orgánico Procesal Penal ocurre flagrancia cuando se aprehende a esa persona cometiendo el hecho; acabando de cometer el hecho; cuando ha cometido el hecho y va en fuga, y lo detuvo la policía; o cuando se detiene cerca del lugar del hecho con algún objeto que tiene relación con el hecho punible y en ninguno de estos casos está presente, explicó García.

No obstante, Requesens tuvo que ser presentado en tribunales en las 48 horas siguientes a su aprehensión y tampoco ocurrió. Debieron llevarlo el 10 de agosto pero lo hicieron el 13, violando el lapso que establece la Constitución en su artículo 44, numeral 1.

Único diputado del mundo preso en ejercicio

La Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares de protección al diputado Requesens. Y existe una solicitud al gobierno de Nicolás Maduro, del grupo de trabajo sobre la de Detención Arbitraria de las Naciones Unidas, para que quede en libertad. 

Se debe iniciar una averiguación a todos los funcionarios que intervinieron en esa detención arbitraria y además debe ser indemnizado, pero nada de esto ha ocurrido, sigue preso, detalló el abogado.

Por este motivo un grupo de diplomáticos trató de ingresar al juicio pero le negaron la entrada, aunque estos procesos deben ser públicos. Incluso no les permitieron entrar al Palacio de Justicia. 

juan requesens
Foto: Maru Morales P.

Juan es el único diputado en el mundo, en ejercicio, preso, y a las sociedades democráticas les genera mucho ruido que un diputado esté detenido como fue detenido él. El poder judicial no le va a dar ingreso porque ellos están informando a sus países sobre estas violaciones, dijo en entrevista a TV Venezuela. 

Según el artículo 200 de la Constitución, los diputados solo pueden ser detenidos si son sorprendidos en flagrancia, en ese caso deben ser trasladados a su residencia, donde serán investigados. Esto no ocurrió con el diputado de PJ cuya inmunidad parlamentaria también fue violada.

Para poder ser enjuiciado el fiscal debe solicitar antejuicio de mérito a la Sala Plena y si hay méritos para enjuiciar pasa las actuaciones a la AN, para que nombre una comisión que investigue, dijo García. 

A Requesens lo imputaron los delitos de instigación pública, homicidio calificado en grado de frustración contra Nicolás Maduro, homicidio calificado en grado de frustración contra militares de la Guardia Nacional, uso de artefactos explosivos, asociación para delinquir, financiamiento al terrorismo, traición a la patria y daños a la propiedad. 

Foto: Francisco Bruzco

Es juzgado en un tribunal ordinario, cuando según la Constitución debería ser enjuiciado por la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) porque se le imputaron delitos de naturaleza política como traición a la patria, apuntó García.

No hay que olvidar que Juan fue aislado por tres meses sin tener contacto con sus familiares ni sus abogados, tuvimos acceso a él cuando ya estaba acusado. Además el expediente fue reservado a sus defensores, sostuvo el defensor.

Los dos videos difundidos por el gobierno de Maduro donde Requesens se incriminó y el otro en el que se violaba su condición a la dignidad humana no fueron incluidos en el expediente y a su defensa le dijeron que no aportaba nada a su investigación. Él no podía rendir declaraciones sin sus abogados, todo fue un show del Gobierno.

Este lunes 9 de diciembre se espera que continúe el juicio del diputado y las otras 16 personas que fueron involucradas en el intento de magnicidio. 


Participa en la conversación