Nicolás Maduro señaló, al anunciar la cuarentena por el COVID-19, que los Clap tendrían un rol determinante en la distribución de alimentos, y que los consejos comunales debían apoyar a las comunidades y «ponerse al frente de la lucha contra el coronavirus». Estas acciones no se ha concretado del todo.

Caracas. Con ya tres días de cuarentena social en Caracas, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) se han mantenido en la labor de distribuir alimentos en comunidades de la ciudad capital, algo que aunque ayuda a la población, no evita las consecuencias de la medida anunciada por el Gobierno.

Con miedo a posibles contagios del coronavirus COVID-19, declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud, los Clap han adoptado ciertas medidas en relación con la entrega de los alimentos subsidiados, los cuales, pese a la emergencia en el país, no se han mantenido en su mismo precio.

Con un costo de entre 10.000 y 14.000 bolívares generalmente, ya algunas comunidades del estado Aragua reportan que necesitarán Bs. 35.000 en efectivo. Los Clap han seguido vendiendo la caja de comida que entregan con cierta regularidad mensual, la cual han estado distribuyendo en algunas instancias de casa en casa para evitar aglomeraciones de personas.

En El Valle, informaron que la caja costaría Bs. 12.500 este mes y que la distribuirían esta semana. El principal cambio en el método de entrega es que a las personas beneficiarias les solicitan una fotocopia del carnet de la patria para que sean el propio encargado del Clap el que busque la caja y luego la lleve a las residencias, así lo señaló Carlos Farías, dirigente vecinal de la zona.

Lee también
En Miranda solo se podrán comprar alimentos y productos básicos por terminal de cédula

En otros casos, como el de los bloques en la urbanización San Martín, un vecino que pidió no ser identificado, señaló que la caja la entregaron el domingo 14 de marzo, con un precio Bs. 14.000 que incluía el transporte a la residencia.

José Gregorio Cáribas, dirigente del Frente Amplio Venezuela Libre sección Caracas, explicó, según reportes que le han llegado de la urbanización San Juan, que la entrega de alimentos se está haciendo casa por casa para evitar aglomeraciones. En esa zona solicitan el carnet de la patria original, puesto que no aceptan copias, para entregar los alimentos a las familias en sus respectivas viviendas.

Voceros del Clap dijeron que se hacía de esa manera para evitar que los ciudadanos acudieran al Mercal, en donde usualmente se hacen las colas para recoger el paquete de alimentos.

Foto: Crónica.Uno

En Cagua , estado Aragua, vecinos que pidieron reserva de sus nombres, informaron que esta semana les será vendida la bolsa de alimentos, pero a un costo de Bs. 35.000 que tienen que pagar en efectivo.

Aún no les han explicado cuál será modalidad para retirarlas.

Llega el CLAP, pero fallan otros servicios

Jairo Pérez, dirigente vecinal de Los Mangos en La Vega, comentó que aunque se han mantenido las entregas de alimentos a través de los CLAP, esto no mitiga los efectos que tiene en la población la falla de servicios que se registra en su zona, en particular el agua, uno de los servicios más importantes para prevenir el contagio del COVID-19.

Este martes nos mandaron una cisterna de agua, pero antes de eso teníamos más de 15 días sin el servicio, es una situación crítica la que se vive en La Vega, señaló Pérez.

De igual forma, aseguró que lo recibido no era suficiente para abastecer a todas las personas de la comunidad que ahora pasan la mayoría de su tiempo en sus hogares. Esperan que Hidrocapital cumpla con la promesa de bombear agua hacia la zona entre semana.

Lee también
Bachilleres vistieron guantes y tapabocas para graduarse en confinamiento

Un panorama similar fue descrito por Carlos Farías, residente de El Valle, quien dijo que el agua tampoco llega con regularidad, en particular a las zonas altas de los cerros.

Farías también señaló que la necesidad ha hecho que las personas desobedezcan la cuarentena y salgan a buscar tanto alimentos como gas doméstico, un servicio que no tienen directamente en sus hogares.

“La gente no va a poder cumplir la cuarentena por falta de insumos. Aquí lo grave es la falta del agua, la gente tiene que salir a buscarla. El lunes llegó un camión de gas que vendía las bombonas a Bs. 40.000 y las personas salieron a comprar”, narró.

Ciudadano en la calle con bombonas de gas. Foto: Crónica.Uno.
La información ha sido la gran ausente 

De la misma forma en la que Nicolás Maduro pidió a los Clap que jugaran un rol vital en la distribución de alimentos, también le pidió a los consejos comunales que colaboraran en la organización y la educación dentro de las comunidades sobre como afrontar la cuarentena y el COVID-19. Esto no ha ocurrido.

“Le pido a los consejos comunales, a los más de 46.000 consejos comunales, a los CLAP, le pido a toda la red de organizaciones sociales, vecinales, populares, le pido a todos los movimientos sociales del país, a todos sin distingo, sin exclusión, que se pongan al frente de la batalla por proteger al pueblo de Venezuela de esta pandemia del coronavirus”, fue la petición que realizó Maduro el 12 de marzo, petición que pareciera no haber resonado con los consejos comunales.

“La verdad es que en Caracas los consejos comunales no están organizando nada en relación con la cuarentena”, comentó José Gregorio Cáribas quien añadió además que ellos ni siquiera cuentan con los insumos para evitar el contagio del COVID-19.

No tienen insumos para hacerle frente. Fíjate lo que pasa en los hospitales donde hasta hay enfermeras que tienen que hacer sus propios tapabocas, explicó Cáribas.

Jairo Pérez, de La Vega, aseguró que inclusive para el sábado 13 de marzo, un día después de que Maduro hizo la solicitud en televisión nacional, “la gente no estaba al tanto de la situación”.

Lee también
A dos años de su detención el diputado Juan Requesens llama a Venezuela a no rendirse

“Creo que ha sido el nerviosismo y el miedo lo que ha hecho que la gente le haga caso a las medidas, eso y la presencia de los efectivos de la Policía Nacional que sí han estado patrullando por las calles pidiendo a la gente que se quede en sus casas”, explicó.

En medio de un Estado de Alarma nacional, que durará como mínimo hasta el próximo 13 de abril, todo indica que será la necesidad de las personas la que dictará qué tanto se acatará la cuarentena social decretada por Nicolás Maduro, en particular teniendo en cuenta las personas que no tienen recursos económicos para mantenerse en sus casas.

Con información de Norma Rivas


Participa en la conversación