Claves para entender por qué trabajadores públicos protestan en contra del «instructivo Onapre»

Onapre

Trabajadores del sector público y la Universidad de Los Andes, que introdujo una demanda contra este instructivo, consideran que esta normativa disminuye los porcentajes de las primas salariales y la aplicación como base de cálculo del salario mínimo nacional, en sustitución del salario normal, como venía siendo percibido. En la práctica, el instructivo deroga parcialmente algunas cláusulas de los contratos colectivos sectoriales.

Caracas. El aumento de sueldo de marzo de este año dio origen a la modificación de los reglamentos para calcular los salarios, las primas por antigüedad y profesionalización, entre otros beneficios que perciben en la administración pública. El instructivo conocido como “Onapre” es considerado por los trabajadores como una herramienta que desmejora todavía más los salarios y los logros que obtuvieron en las últimas décadas. La situación provoca protestas en diversos sectores, pues en la práctica deroga parcialmente algunas cláusulas de los contratos colectivos sectoriales.

¿Cómo se llama este instructivo y desde cuándo se aplica? 

— El instructivo denominado “Proceso de Ajuste del Sistema de Remuneración de la Administración Pública, Convenciones Colectivas, Tablas Especiales y Empresas Estratégicas” proviene de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) adscrita al Ministerio de Economía, Finanzas y Comercio Exterior. Desde el 22 de marzo de 2022 las instituciones conocieron la nueva normativa, que pasa por encima de los convenios colectivos que estaban vigentes desde el 1 de agosto de 2021.

¿Qué demandan los trabajadores y universidades como la ULA?

— Trabajadores del sector público y la Universidad de Los Andes (ULA), que introdujo una demanda contra este instructivo, consideran que esta normativa disminuye los porcentajes de las primas salariales y la aplicación como base de cálculo del salario mínimo nacional, en sustitución del salario normal, como venía siendo percibido por los trabajadores.

¿A quiénes se aplica el instructivo Onapre?

— Es una normativa que se aplica a toda la administración pública, incluidas «empresas estratégicas» como indica el nombre. A pesar de que las tablas de cada sector tienen especificidades, los criterios para aplicarlos son similares, debido a que los conceptos por bonos, antigüedad y otros son similares; en ese sentido, la desmejora de las primas afecta a los trabajadores de los distintos sectores de la administración pública.

¿Qué cambios trajo consigo este instrumento?

— Algunos de los más relevantes son que disminuye los porcentajes para el cálculo del beneficio de la prima profesional, prima de actividad universitaria, se modificó la base de cálculo de la prima de antigüedad y desaparecieron algunos conceptos salariales como la prima de titularidad, prima por responsabilidad, prima por hijos con discapacidad, según argumentos expuestos por la ULA en la demanda ante la justicia venezolana. 

Infografía: Amadeo Pereiro

¿Qué dicen algunas instituciones contra el instructivo Onapre?

— El Partido Comunista de Venezuela (PCV) sostiene que este instructivo afectó el bono vacacional de los trabajadores, pues de acuerdo con la convención colectiva este representa 60 días de salario cancelados en un pago único durante la primera quincena de julio de cada año, pero ahora se hizo de forma fraccionada.

“La misma situación ocurrió con el bono recreacional para el personal jubilado y pensionado. Los trabajadores no solamente denunciaron el pago incompleto de sus beneficios, sino que además lo recibido fue calculado con el salario que percibían en diciembre de 2021; desconociendo el ajuste salarial de marzo de este año”, dice el PCV.

La ULA señala: “Dicho instrumento modifica, altera y vulnera de manera flagrante las condiciones salariales que venía percibiendo el personal docente administrativo, obrero, activo, contratado, jubilados, pensionados y sobrevivientes, y desde luego el contenido de sus convenciones colectivas existentes hasta ahora”.

¿Cuáles son las principales desmejoras que provoca la normativa?

— Para los trabajadores este instructivo vulnera los principios constitucionales de progresividad e intangibilidad del salario, previstos en el artículo 89 constitucional y 18 numeral 5 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras. 

Además la prima de actividad universitaria vigente en el Instructivo de la IV Convención Colectiva Única del 1 de agosto de 2021 tenía como base de cálculo 25 % del salario básico del trabajador universitario y actualmente fue rebajada a 12,5 %, es decir, un profesor asociado, a quien le correspondería una prima por actividad universitaria de Bs. 97,9, gana en la actualidad y con base al instructivo la cantidad de Bs.16,25, una desmejora equivalente a Bs. 81,65.

Un obrero en grado 7 a quien le correspondería una prima de actividad universitaria equivalente a Bs. 48,77, percibe actualmente Bs. 16,25, lo que hace que deje de percibir Bs. 32,52 tras la publicación del instructivo.

Por prima familiar los trabajadores percibían 40 % del salario mínimo, es decir, la cantidad de Bs. 52 para todo el personal universitario; no obstante, actualmente estos reciben la cantidad de Bs. 13, lo que equivale a una rebaja de Bs. 39. 

La rebaja de las primas de antigüedad y profesionalización es marcada, inclusive llega a alcanzar una desmejora de 70 %, esto último ha sido rechazado en reiteradas ocasiones por los trabajadores en las concentraciones que se llevan a cabo en las últimas semanas.

Esta rebaja ocurre también con las primas de profesionalización. Una persona con doctorado, de acuerdo con el Instructivo del 1° de agosto de 2021 percibía 60 % del salario básico del trabajador.

Por ejemplo, un profesor titular a dedicación exclusiva con grado de doctorado percibiría una prima doctoral de Bs. 313; pero hoy tras la modificación recibe Bs. 52, una rebaja de Bs. 261.

¿Cuántas protestas laborales se han registrado en lo que va de año?

— El Observatorio de Conflictividad Laboral y Gestión Sindical del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) registró 880 conflictos laborales en el primer semestre del año, lo que representa un promedio de cinco conflictos diarios. La mayoría ocurre por exigencias salariales y condiciones dignas.

En el segundo trimestre 51 % de los conflictos estuvo relacionado con reclamos salariales y 18 % con convenciones colectivas. La manera en la que se dieron las exigencias fue con concentraciones (69 %) y 9 % marchas u otro tipo de protestas. La mayoría las protagonizan trabajadores del sector público.

Lea también

Jubilados siguen en la calle hasta que instructivo Onapre sea finalmente derogado

Trabajadores exigen que se deroguen los instructivos de Onapre que desmejoran sus remuneraciones


Participa en la conversación