A pesar de que Parra fue postulado por la lista regional de Yaracuy y de que le presidenta del CNE anunció que otro candidato había ganado ese espacio, el portal web del CNE adjudicó, de forma dudosa, al diputado por la lista nacional.

Caracas. A pesar de que el lunes la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Indira Alfonzo, indicó que “con una tendencia estable y sin posibilidad de cambio” el segundo diputado por la lista nacional de la Alianza Venezuela Unida era José Gregorio Noriega, este miércoles, pasadas las 5:30 p. m., la página web del organismo actualizó sus resultados y el nombre que salió en ese escaño fue el de otro compañero de partido, el del diputado Luis Parra.

A lo extraño de que la presidenta del CNE anuncie un candidato y la página web del organismo adjudique el cargo a otro, se añade que Parra no estaba postulado por la lista nacional de su partido, como todavía sigue indicando el listado de candidatos del portal web oficial, y que el artículo 7 de las Normas Especiales para las Elecciones a la Asamblea Nacional prohíbe que los candidatos por lista regional se postulen simultáneamente por la lista nacional.

Para que Parra pudiera inscribirse en la lista por la que fue electo, debía renunciar a su candidatura y hacer una nueva postulación. Tanto la renuncia como la nueva postulación debían ser publicitadas por el CNE para que el elector conociera por quién está votando. Sin embargo, no se conoce de ningún aviso público en este sentido, ni del ente, ni del partido, lo que levanta sospechas de que estos cambios se hicieron con posterioridad a la elección, violando la ley, para favorecer a Parra.

El anuncio de Alfonzo es un indicio de que el cambio no se había dado un día después de la elección. Además, el periodista Víctor Amaya indicó que, en una rueda de prensa de este lunes, el diputado José Brito, del mismo partido que Parra, había expresado que este había sido derrotado en el estado Yaracuy. “Una demostración de que honramos esa palabra es que Luis Parra pudo haber escogido una posición privilegiada y decidió irse a la Venezuela profunda», señaló Brito ese día, de acuerdo con lo reseñado por Amaya en sus redes.

Lee también
Comisión Delegada de la AN de 2015 aprobó $18,7 millones para pagar deudas por litigios en el exterior

Hay que recordar que Parra fue señalado por la oposición, y algunos trabajos periodísticos, de estar vinculado con empresarios cercanos al chavismo y luego fue reconocido por el gobierno de Maduro como presidente de la Asamblea Nacional (AN), luego de que desconociera a Juan Guaidó y montara una directiva paralela en el Legislativo. Esto levanta sospechas sobre una maniobra dentro del Poder Electoral para favorecer sus aspiraciones.

La llamada lista nacional fue una innovación en las elecciones parlamentarias que surgió de un acuerdo entre los partidos que decidieron participar en los comicios y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) con la finalidad, argumentaban, de que la distribución de cargos fuera más cercana a la votación obtenida por los partidos. Sin embargo, algunas organizaciones dedicadas a la defensa del sufragio, denunciaron que esta viola los artículos 186 y 188 de la Constitución referidos al carácter regional del Parlamento. Para muchos esta lista era una manera de asegurar que los partidos opositores, que obtuvieron muy pocos votos, tuvieran una representación en la Asamblea.

Lista misteriosa

A diferencia de los cargos por listas regionales y las 87 circunscripciones, en los que se colocaba los nombres de los nuevos legisladores, el Poder Electoral manejó con sigilo y misterio esta lista, sin especificar los nombres en su página hasta la tarde de este miércoles. Estos se fueron conociendo por boca de la propia presidenta del Poder Electoral quien, sin embargo, anunció el lunes la victoria de Noriega, no de Parra.

A esta adjudicación dudosa se añadió la de Timoteo Zambrano, secretario general del movimiento Cambiemos, quien también salió electo diputado. El portal del CNE indica que el dirigente logró su curul gracias a una alianza de esa organización con Avanzada Progresista (AP) y el Movimiento Ecológico. A pesar de que algunos dirigentes, cercanos a esos partidos, conocían de la alianza con AP señalan que desconocían la que tenía con la otra organización. Zambrano sostiene que la alianza se dio antes del 6 de noviembre, fecha límite para hacer estos cambios, pero no hay registro, nuevamente, de que el CNE informara de esto, para que el elector supiera por quién votaba.

Lee también
Discusión sobre despenalizar el aborto lleva 100 años relegada de la agenda pública

A estos casos, que despiertan sospechas sobre la posibilidad de modificar postulaciones fuera de los lapsos, se agrega el de la reubicación de Nicolás Maduro de su centro de votación. A pesar de que el mandatario aparecía registrado en la mañana, en la página del CNE, en su centro de votación habitual en el liceo Miguel Antonio Caro en Catia, terminó votando en un centro electoral dentro del Fuerte Tiuna. Con posterioridad Maduro aseguró que solicitó cambio de su centro de votación, no especificó si dentro del lapso permitido para ello o si se hizo una excepción, por informaciones de un plan para asesinarlo. El CNE tampoco ha dado precisiones sobre esto.

Resultados sin sorpresas

El organismo cargó los resultados finales de la elección este miércoles. Cómo lo indicó el jefe de campaña del PSUV el lunes, Jorge Rodríguez, el PSUV se impuso en las 24 listas regionales y los 87 circuitos. Además, logró 37 de los 48 cargos de la lista nacional para un total de 253 curules.

Como adelantó el este martes Crónica.Uno, los partidos de oposición obtuvieron solo 20 de los 274 escaños en disputa. El Partido Comunista de Venezuela alcanzó un diputado. Este miércoles se realizaron las votaciones para definir a los tres representantes indígenas que faltan y se espera que sean dados a conocer este jueves.

A pesar de la lista nacional, el sistema volvió a sobre representar al partido que obtuvo la mayoría, como ocurrió en 2015 con los votos obtenidos por la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Como lo refleja la página del Poder Electoral, con 69,32 % de la votación el Gran Polo Patriótico (GPP), liderado por el PSUV, obtuvo 91,34 % los escaños.

Lee también
¿Cómo es el procedimiento para designar a los rectores del CNE?

El consultor electoral y excandidato de la Alianza Democrática, Aníbal Sánchez, indicó que el CNE debe ahora proceder a un nuevo proceso de renovación de los partidos que no lograron 1 % de la votación. Entre estas agrupaciones se encuentran Cambiemos, Venezuela Unida, la junta ad hoc de Voluntad Popular, el partido liderado por el excandidato presidencial Eduardo Fernández, Unión Progreso, UPP89, El partido dirigido por Leocenis García, Pro Ciudadanos y Nuvipa. En el caso de los partidos del GPP, las organizaciones Podemos, MEP, la Alianza Para el Cambio, ORA y UPV deberán volver a validarse ante árbitro comicial.

Sánchez considera que una de las estrategias del Gobierno para dividir el voto opositor fue habilitar “a última hora” tarjetas electorales con poco apoyo para confundir al elector. “El que no llega a 1 % debería ir a la renovación de sus nóminas y a validar con huellas y militantes, para adecentar el ecosistema de partidos para las próximas elecciones”.

Foto: @LuisEParra78


Participa en la conversación