Cofavic documentó 121 agresiones contra defensores de derechos humanos

La investigación fue realizada por Cofavic y también registró 60 actos de difamación, 44 actos de hostigamiento e intimidación, así como 8 casos de detención arbitraria. «En cuanto a los responsables de los ataques, el Estado aparece como el perpetrador de la mayor parte de los casos», se lee en el informe. Caracas. La ONG …   leer mas

480
480

La investigación fue realizada por Cofavic y también registró 60 actos de difamación, 44 actos de hostigamiento e intimidación, así como 8 casos de detención arbitraria. «En cuanto a los responsables de los ataques, el Estado aparece como el perpetrador de la mayor parte de los casos», se lee en el informe.

Caracas. La ONG Cofavic documentó 121 agresiones contra personas defensoras de los derechos humanos. La investigación se realizó entre 2018 y 2019  en conjunto con el Centro para los Defensores y la Justicia, la Vicaría de Derechos Humanos de Caracas y la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT), con apoyo de la Unión Europea.

En el informe detallan que se registraron 60 actos de difamación, 44 actos de hostigamiento e intimidación, así como 8 casos de detención arbitraria. En cuanto a los responsables de los ataques, el Estado aparece como el perpetrador de la mayor parte de los casos, indica Cofavic en el informe.

En 31 % de los ataques se utilizó el portal Misión Verdad, 29 % el programa de televisión Con el Mazo Dando, 14 % por medio de los cuerpos de seguridad del Estado.

Si bien las cifras reales superarán con creces este número, esta sistematización de ataques da cuenta de varios de los patrones de represión que se utilizan contra quienes defienden derechos humanos en el país, destaca Cofavic.

En los informes presentados por la alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se ha reiterado que la oposición política, los activistas de derechos humanos y los periodistas “son con frecuencia blanco de discursos que les tildan de ‘traidores’ y ‘agentes desestabilizadores”.

Ya desde 2015 Nicolás Maduro comenzó la arremetida contra las ONG, las acusó de crear “una campaña de mentiras a nivel internacional”.  En ese año se agravó la crisis en el país y fue declarada la emergencia humanitaria. El trabajo de los defensores se ha intensificado para documentar los casos de violaciones a los derechos humanos.

Cofavic señala que en los últimos años, el Estado, con la participación de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, ha constituido un entorno hostil para la defensa de derechos humanos mediante la restricción de derechos como la libertad de asociación o la tutela judicial efectiva.

Y agrega: “La libertad de asociación, especialmente en el caso de las personas y organizaciones defensoras de derechos humanos en Venezuela, está en riesgo”.

El 19 de febrero de 2020, Diosdado Cabello amenazó con una legislación para sancionar las ONG que reciban financiamiento de Estados Unidos.

“A pesar de que el derecho de las ONG a la financiación es una parte integral del derecho a la libertad de asociación, según recogen los estándares internacionales de derechos humanos, las autoridades venezolanas han tratado reiteradamente de establecer limitaciones con el objetivo de asfixiar económicamente a las ONG”, explica Cofavic en el informe.

En Venezuela, organizaciones no gubernamentales, líderes sociales, líderes indígenas, actores humanitarios, periodistas, investigadores y, en general, personas defensoras que denuncian las condiciones de precariedad y emergencia humanitaria en el territorio, destaca el informe, han sido calificados como una amenaza y a las personas que exigen, defienden y promueven derechos humanos como enemigas que deben ser neutralizadas.

In this article

Participa en la conversación