Cortes eléctricos regresaron con fuerza al Táchira pese a los anuncios gubernamentales

cortes eléctricos

En una eterna zozobra viven los tachirenses, pues la luz se va sin aviso previo. Daños en artefactos, imposibilidad de cocinar, de comunicarse por teléfono y hasta incendios en las viviendas son parte de las consecuencias que dejan los constantes apagones.

San Cristóbal. Febrero empezó con inclementes cortes en el servicio eléctrico en todo el estado Táchira. Y es que si bien habían mermado los apagones y fluctuaciones, el segundo mes de 2021 llegó con las pilas recargadas en lo concerniente a suspensiones en el servicio.

Entre seis, doce y hasta veinte horas diarias es la duración de los cortes en el servicio eléctrico que a partir de la semana pasada empezaron a padecer los tachirenses. Desde diciembre no se habían vuelto a presentar tantos cortes y de haberlos, eran por poco tiempo.

Hace menos de una semana, el protector político del estado y diputado Freddy Bernal, a través de su programa radial Reporte Bernal, había informado que los cortes en el servicio eléctrico habían bajado de 20 a cuatro horas. Sin embargo, su declaración coincidió con el agudizamiento de la situación que afecta a todos los tachirenses por igual.

Incomunicados y con hambre

Zonas como La Grita, San Antonio, Ureña, Capacho y Cordero pasan más de la mitad del día sin el servicio eléctrico, lo que además trae como consecuencia la incomunicación en la zona, dado que los servicios de telefonía móvil quedan inutilizados.

Otro problema que causa la falta de electricidad es que muchos no tienen posibilidad de preparar sus alimentos, en vista de la falta de gas doméstico, por lo que “a punta de pan” es que muchos pasan el día.

Lo mismo sucede en San Cristóbal cuando bajan las cuchillas. Sectores completos quedan incomunicados cuando se va la luz, lo que causa angustia entre la población, pues para nadie es un secreto la merma en la calidad de los servicios públicos en la entidad andina.

Sancristobalenses aprovechan las redes sociales para denunciar los prolongados y consecutivos cortes en el servicio eléctrico, lo que además de la incomodidad, les ha causado daños en artefactos electrodomésticos y en alimentos perecederos.

“Para variar sin energía eléctrica. Ahora vamos a ver a quién le echa la culpa el gobierno de estos apagones”, dice Ángela Ochoa, habitante de la parte alta de la ciudad.

Así no se puede trabajar, no hay manera de hacer algo medianamente productivo con estos apagones. Hay que tener todo desconectado porque no se sabe si en un bajón de esos se le dañan a uno los corotos, indicó Roram Patiño a través de su cuenta en Twitter.

Patiño, quien vive en el sector de La Laja, municipio Independencia, asegura que al día, no menos de cinco cortes eléctricos padecen y que cuando llega el servicio, el voltaje o es muy bajo o es muy alto.

Precisamente la fluctuación de electricidad ha causado incendios en algunas viviendas, donde al momento del restablecimiento del servicio, se generan cortos circuitos en conexiones y se producen conflagraciones que han dejado sin hogar y sin enseres a habitantes de zonas como Madre Juana y urbanización Mérida, donde apartamentos han quedado reducidos a cenizas.

cortes eléctricos
Estudiar se ha convertido en una odisea para quienes padecen los cortes de energía en Táchira / Foto: Cortesía

“Duramos quince horas sin electricidad en El Cobre. Esto es imposible de soportar”, dijo Gregorio Vargas, habitante del municipio.

Sin respuesta

Autoridades de Corpoelec en el estado nunca han dado una respuesta oportuna cuando se presentan este tipo de problemas en la energía eléctrica.

Aseguran que no tienen permiso para dar declaraciones de ningún tipo, por lo que el único que puede emitir información al respecto es el jefe de la cartera eléctrica, el ministro Néstor Reverol, quien tampoco ha dado explicaciones a los tachirenses.


Participa en la conversación