El equipo de Crónica.Uno fue detenido en Catia mientras hacían cobertura a las medidas que tomó el gobierno de Maduro. Tres trabajadores de la prensa también denunciaron que las autoridades no les permitieron trabajar. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, dijo el domingo que la prensa podría estar en las calles pese a la exigencia de permanecer en casa.

Caracas. Funcionarios de la Policía del municipio Libertador detuvieron al equipo de Crónica.Uno en las adyacencias del mercado de Catia, cuando cubrían el desarrollo de la cuarentena colectiva este lunes 16 de marzo.

La periodista Ariadna García y la reportera gráfica Tairy Gamboa hacían un recorrido para reportar sobre el abastecimiento en los mercados y las medidas que se estaban adoptando, luego de que el mandatario Nicolás Maduro anunciara que siete estados del país, incluyendo Distrito Capital, entraban en cuarentena.

Uno de los funcionarios las obligó a borrar el material fotográfico porque ambas iban “a tergiversar la información”. Además les quitaron sus cédulas y sus credenciales y les tomaron fotografías. 

Entre el viernes 13 y el domingo 15 de marzo se confirmaron oficialmente 17 casos de COVID-19 en el país. Por ello, Maduro aseguró que tomaría medidas drásticas. Una de ellas fue que Zulia, Cojedes, Táchira, Miranda, Aragua, Vargas y Distrito Capital, los estados que hasta el momento tienen mayor incidencia en casos del virus —decretado pandemia por la Organización Mundial de la Salud— entrarían en cuarentena.

Otra de las exigencias fue la suspensión de clases desde el lunes 16 de marzo, así como de concentraciones públicas o conciertos, también de vuelos provenientes de Europa, Panamá y República Dominicana.

Lee también
Con 844 casos de COVID-19 arranca la flexibilización este lunes 10 en el país

Los restaurantes solo pueden vender comida para llevar, mientras que farmacias y locales de venta de comida permanecerán abiertos. El Gobierno dijo que era obligatorio el uso de mascarillas en el sistema Metro, camioneticas y el ferrocarril.

Nos dijeron que ya nos habían entregado las cédulas y el carnet, que no dijéramos que nos habían robado o golpeado. Solo nos dejaron ir cuando vieron que habíamos eliminado todas las fotos, contó la periodista Ariadna García.

Ambas estaban acompañadas por dos motorizados y a ellos también les pidieron identificación. Sin embargo, los policías solo se ensañaron con las reporteras

La noche del domingo el ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, informó que los periodistas podrían estar en las calles siempre y cuando mostraran sus credenciales. El equipo de Crónica.Uno tenía su identificación y sus mascarillas, otra de las exigencias del Gobierno. 

Agregó que los ciudadanos que necesitarán salir a comprar alimentos, ir a alguna cita médica o emergencia de salud podrían hacerlo, pero debían usar la mascarilla y tener un informe emitido por el doctor.

Funcionarios aplicaron las medidas como quisieron

Pero los funcionarios de seguridad aplicaron esta medida según su propio criterio. A la periodista del canal Vivo Play, Mariana Barros, tampoco la dejaron trabajar porque así lo decidieron ellos. 

Tres horas en cola en la Panamericana y no me dejaron pasar a Caracas a trabajar. Mostré mi carnet y el video del ministro Padrino López, donde exceptúa a los medios de la cuarentena, y la respuesta de un GNB fue: usted no está exceptuada de la medida, devuélvase, escribió la reportera en su cuenta de Twitter.

Lo mismo sucedió con la periodista Sofía Torres, del medio digital Factores de Poder, quien aseguró que fue amenazada por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para que borrara el material. 

Tú no eres nadie para informar, aquí quien informa es el comandante en jefe Nicolás Maduro, le dijeron los funcionarios.

Espacio Público denunció que el camarógrafo de CNVE24, César Saavedra, fue hostigado por funcionarios de Polichacao en la avenida Francisco de Miranda.

Empezaron a hostigarme y a pedirme que no grabara, me señalaron y pidieron a otro funcionario que me tomara una foto y también a mi carnet, dijo a la ONG.

El Colegio Nacional de Periodistas denunció que los funcionarios de la GNB impidieron circulación de unidades de transporte con la versión impresa del diario 2001 y evitaron que abrieran algunos quioscos.

Lee también
Con 844 casos de COVID-19 arranca la flexibilización este lunes 10 en el país

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa recordó que el derecho a la información no puede ser limitado en los estados de emergencia, según lo establecido en el artículo 337 de la Constitución. Exhortó al Estado a ofrecer las garantías necesarias para que los medios de comunicación puedan cumplir con su labor.


Participa en la conversación