Diputado señala que Luis Parra es una pieza para buscar “dinero fresco” en el extranjero

Una averiguación que lleva a cabo la Comisión de Finanzas de la AN revela que en los últimos meses las autoridades han movido unos $2000 millones hacia Hong Kong, en negocios que surgen de mercados novedosos para Venezuela, como lo es Singapur, donde se estaría vendiendo una importante cantidad de crudo venezolano.

Caracas. El 5 de enero sería elegida la junta directiva de la Asamblea Nacional (AN) para el periodo 2020-2021. El acto fue impedido por un férreo piquete de la Guardia Nacional Bolivariana que cerró los accesos al Palacio Federal Legislativo. A puerta cerrada y sin el total de curules (167) para llevar a cabo la votación, el diputado Luis Parra —quien es señalado por vínculos con la trama de corrupción de los Clap— se juramentó presidente. Afuera, Juan Guaidó, parlamentarios y la prensa forcejeaban con la Guardia Nacional Bolivariana para ingresar al Parlamento. 

Desde el domingo Parra y su grupo hacen todo por simular que se instaló una nueva junta directiva conformada por Franklyn Duarte como primer vicepresidente y José Gregorio Noriega como segundo vicepresidente. Según el diputado Ángel Alvarado, la estrategia del Gobierno es captar inversión y nuevos préstamos en el extranjero aprobados por esta gerencia.

“La maniobra de Parra busca seguir despilfarrando el patrimonio de los venezolanos. (…) Con esta estrategia Maduro busca dinero fresco”, expresó Alvarado este miércoles 8 de enero durante una rueda de prensa, acompañado por la junta directiva de Primero Justicia Miranda.

Una averiguación que lleva a cabo la Comisión de Finanzas de la AN, de acuerdo con el parlamentario, revela que en los últimos meses las autoridades han movido unos $2000 millones hacia Hong Kong, en negocios que surgen de mercados novedosos para Venezuela, como lo es Singapur, donde se estaría vendiendo una importante cantidad de crudo venezolano.

Alvarado evitó dar detalles de las empresas involucradas y de cómo se estarían llevando a cabo estas operaciones, sin embargo, señaló que hasta ahora lo que han podido rastrear es que se trataría de un canje de bonos a cambio de pozos petroleros en el país, deuda que se estaría produciendo en países de Asia, fuera del alcance de los EE. UU., donde la industria venezolana no puede operar, debido a sanciones del 28 de enero de 2019.

Lee también
Asamblea Nacional, ¿dos juntas directivas? ¿Y ahora qué?

Ya hay campos petroleros que están siendo operados por empresas rusas, por eso necesitan la junta de Luis Parra. Rusia necesita que esta nueva deuda sea aprobada por el Parlamento, acotó el también economista y miembro de la Comisión de Finanzas.

Venezuela ya habría pagado unos $6000 millones de dólares a la petrolera rusa Rosneft. La comisión estima que en los primeros tres meses del año ya la nación haya cancelado toda la deuda a Rusia.

A juicio de Alvarado el gobierno de Maduro busca llegar a nuevos mercados con el auspicio del Parlamento, una posibilidad con la que no cuenta mientras Juan Guaidó siga como presidente y reconocido por más de 50 países.

Según la información que maneja la institución en las Islas Molucas, ubicadas en Indonesia, habrían flotado unos 20 millones de barriles de petróleo venezolano en 2019.

Pese al apoyo de Rusia y China —también el de Turquía— el diputado acotó que en los últimos tres años Rusia no ha prestado un bolívar más al gobierno de Nicolás Maduro. El dinero ha salido en dirección contraria: de Venezuela a Rusia para saldar la deuda que acumuló en los últimos años.

Para el diputado, países como Rusia y China no son aliados ventajosos para Venezuela, en medio de una profunda recesión económica y donde la producción de su mayor proveedor de divisas, Pdvsa, se encuentra a menos de un millón de barriles diarios. Maduro lo que hace es entregar campos petroleros. Nosotros apostamos por llegar a default y que se reestructurara la deuda, dijo.

De acuerdo con la averiguación de la AN, ya existe un equipo de abogados y bufetes que se reúnen con la Vicepresidencia para lograr estas operaciones. Un trabajo de la agencia Bloomberg, publicado el 31 de diciembre de 2019, reveló que Rusia estaba dispuesto a reforzar el apoyo a Maduro para enfrentar la crisis económica, según dijo el viceministro de Finanzas de ese país, Sergey Storchak.

Guaidó y 99 diputados ratificaron la junta directiva el 5 de enero, en un acto de último minuto en la sede del diario El Nacional, ubicada en Los Cortijos. La directiva quedó con Juan Guaidó en la Presidencia, Juan Pablo Guanipa como primer vicepresidente y Carlos Berrizbeitia de segundo vicepresidente. Alvarado afirmó que esta es la única gerencia con competencia para aprobar las nacientes operaciones financieras que Maduro estaría tejiendo desde Venezuela hasta Hong Kong.


Participa en la conversación