No necesitarán antecedentes penales los venezolanos que mantengan vínculos sanguíneos o de afinidad con ecuatorianos, quienes posean una visa de residencia en Ecuador o quienes utilicen el país como ruta de tránsito.

Caracas. El acuerdo 002 de la Cancillería de Ecuador y el Ministerio del Interior, suscrito el 1° de febrero, señala que no se exigirá el certificado de antecedentes penales a venezolanos  en casos específicos, además de reiterar el respeto a los derechos humanos de aquellos que ingresen «en situación de vulnerabilidad”.

Se trata de venezolanos que lleguen a territorio ecuatoriano por vínculos familiares hasta el segundo grado de consanguinidad (hijos, nietos) o por afinidad (esposos, sobrinos, cuñados, suegros) con ecuatorianos que residan en el país, a quienes posean una visa de residencia válida y vigente. También son considerados en el acuerdo los venezolanos que utilicen el país como ruta de tránsito y presenten una visa o permiso migratorio del país de destino.

“La última salvedad se aplica para casos ‘excepcionales’ determinados por la autoridad de control migratorio competente o a pedido del ente rector de movilidad humana en el país”, se lee en documento difundido por la Cancillería de Ecuador.

De esta manera, el gobierno ecuatoriano es concordante con la Constitución y la Ley de Movilidad, que garantizan la atención prioritaria y especializada en favor de niños, niñas y adolescentes; mujeres embarazadas, personas con discapacidad o que adolezcan de enfermedades catastróficas; así como la asistencia humanitaria preferente y especializada, refiere el texto.

Tras el acuerdo interministerial 001 del pasado 21 de enero, que firmó el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana y el Ministerio del Interior, se acordó la presentación del Certificado de Antecedentes Penales para los ciudadanos venezolanos que quieran ingresar al país. Una medida que tomó el gobierno de Lenín Moreno —tras el femicidio que cometió el 19 de enero un venezolano— “para garantizar la seguridad del Estado”.

Tras la entrada en vigencia de esta normativa, aproximadamente unos 500 venezolanos esperaban en el Puente Internacional de Rumichaca para entrar a Ecuador. “Poco a se fueron atendiendo los casos y apoyando para el ingreso”, dijo a Crónica.Uno, el diputado ecuatoriano por América Latina, El Caribe y África, Juan Fernando Flores.

“Estamos manejando con el Viceministerio y Cancillería soluciones prácticas a la situación de movilidad que permita ayudar a la mayor cantidad de venezolanos para que, primero, no se genere un embudo, dos, no se vean vulnerados sus derechos y tres, puedan avanzar quienes vayan de paso o quieran hacer vida en Ecuador”, agregó Flores.

En los últimos cuatro años han ingresado a Ecuador 1.336.543 venezolanos, de los cuales 250.000 se han establecido en ese país.


Participa en la conversación