El gasoil no puede ser gratis pero $0,50 “pega muchísimo en el bolsillo”, dicen transportistas de carga pesada

gasoil

Los ferieros que transportan alimentos hacia el centro del país no prevén que la medida impacte en los costos, pues desde hace meses pagan  el litro a $0,50 para evitarse días en cola. Los transportistas de carga pesada estaban esperanzados en que el gobierno tomara en cuenta su propuesta de fijar el litro de diésel entre $0,10 y $0,20.

Caracas. El recorte al subsidio se ha desparramado de forma silenciosa. Desde hace meses los agricultores de las zonas fronterizas pagan $0,50 o más por un litro de combustible para evitar pasar días en cola. Sin embargo, la medida reciente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) de que un centenar de estaciones comience a vender el litro de gasoil a $0,50 hace que cada vez más transportistas queden sin la opción del subsidio.

Los transportistas de carga pesada dicen estar conscientes de que el combustible no puede ser gratis como en el pasado, pero el costo de $0,50 es considerado elevado por el sector, en especial, porque apenas el país empieza a levantar cabeza luego de una prolongada contracción económica. 

“Entendemos que no puede ser gratis, pero también $0,50 nos pega muchísimo en el bolsillo porque no tenemos el volumen de carga, ni precios de flete que puedan absorber este incremento, lo que nos coloca en una situación difícil”, indica Tarek Bahsas, presidente de la Cámara de Transporte del Centro (Catracentro) a Crónica.Uno.

Desde el año pasado el sector se reunió con el gobierno para discutir qué tarifas podrían ser viables, pero las conversaciones no generaron que la propuesta del gremio fuera la definitiva. Los transportistas aspiraban a que el litro de gasoil quedara fijado entre $0,10 y $0,20, pero las autoridades lo establecieron en $0,50, algo que dicen les tomó por sorpresa desde que se cobra en ese precio. 

Este 30 de mayo la agencia de noticias Reuters reveló que Pdvsa autorizó a más de 100 estaciones a vender el litro de diésel en $0,50.

“Cuando tu aumentas el diésel y lo llevas a $0,50, cuando nosotros apuntábamos a una banda de $0,10 a $0,20, efectivamente nos pega en el flujo de caja, porque las unidades llevan unos 400-600 litros. Tienes un flujo de caja negativo porque vienes arrastrando fletes muy económicos y si a eso le añades el precio a $0,50, entonces la situación se hace más difícil para los transportistas”, dice Bahsas.

Los ferieros que transportan alimentos hacia el centro del país pagan desde hace meses el litro a $0,50 para evitarse días en cola. Pabón añade que quizás el retiro de subsidio a 100 estaciones pudiera afectar a las empresas que aún tenían acceso al subsidio, pero no a los ferieros, sobre todo, los que están ubicados en los Andes donde ya lo pagaban a ese precio. Incluso cancelando una tarifa superior dicen que es muy difícil conseguir gasoil o gasolina.

En las regiones del país el cobro comenzó desde este lunes. Al menos tres estaciones de servicio de la zona oeste de Maracaibo, estado Zulia ya surten gasoil a $0,50 el litro. En el estado Anzoátegui la estación Oasis II, ubicada en la avenida Rotaría de El Tigre, fue una de las 100 estaciones y pese a “tener los tanques llenos”, transportistas decidieron acudir a otras estaciones en las que aún se mantenía la venta subsidiada.

En la estación de servicio Oasis II había fijado un comunicado de Pdvsa en donde se informaba la medida y otro donde se publicó el nuevo precio, al ver esto, los conductores prefirieron retirarse y buscar opciones.

Los transportistas ven que las colas han disminuido en la última semana. Aunque dicen que los problemas de suministro persisten en las zonas remotas del país.

Donde se concentra 90 % del volumen de la carga y de los servicios, que es en la zona central, han disminuido notablemente las colas, no hay mayor problema; pero si te vas adentro a oriente quizás pudieras tener colas, no como las de la semana pasada o antepasada, ahorita ya son de dos horas o de tres, pero no de días como pudimos experimentar hace poco, comenta el presidente de Catracentro.

En dos estaciones de La Bandera, asignadas para el sector transporte, se observaban pequeñas colas la mañana de este martes. Un conductor consultado por Crónica.Uno estaba desde las 4:00 de la mañana en la estación, a las 10:00 a. m. ya llevaba seis horas en cola para poner 100 litros que le alcanzan para un día y medio de trabajo. Otro conductor corrió con más suerte y poner gasoil solo le tomó tres horas.

Un trabajador de la Fundación Fondo Nacional De Transporte Urbano (Fontur) dijo que por día en esas estaciones pueden echar entre 80 y 120 vehículos.

La Cámara de Transporte del Centro explica que este sector aún no opera en condiciones de normalidad, lo que les impide afrontar con holgura la subida de los precios. “En Venezuela el volumen de carga a través de nuestros clientes ha disminuido notablemente por lo tanto tenemos una sobreoferta de transporte”.

La estrategia que han aplicado los conductores es bajar los precios para ganar servicios, “lo que ha generado una guerra de precios tremenda”, que deja huellas en el deterioro de las unidades ante la reducción de gastos para su mantenimiento. Catracentro explica además que en la mayoría de los casos los clientes no aceptan el aumento en los precios de los fletes “porque siempre alguien lo puede hacer por menos”.

La economía venezolana podría crecer 9,5 % este año, según estimaciones de FocusEconomics, pero algunos especialistas señalan que ese rebote no será lineal y que muchos siguen lidiando con problemas para su desempeño.

Por ejemplo, los transportistas como una forma de mantenerse han bajado el costo de los fletes y terminan parando las unidades porque el flujo de caja no les da para soportar el resto de gastos, indica Catracentro. Otros también empiezan a canibalizar las unidades para reponer lo que se daña.

El gremio dice que el impacto en la estructura de costos se verá en los próximos meses, aunque estiman un incremento por encima de 20 %, no solo por el costo del gasoil sino por todos otros costos asociados como la compra de cauchos, repuestos o aceites.

En Zulia aseguran que se mantiene el subsidio 

Erasmo Alian, presidente de la Central Única de Transporte del estado Zulia, asegura que pese al anuncio del día lunes sobre el aumento en el precio del gasoil, la medida aún no fue aplicada al transporte público zuliano.

«Esta noticia se oficializó en el día de ayer, en el caso del transporte público de Zulia el gasoil aún sigue siendo gratis, al igual que la gasolina y el gas natural vehicular que son los tres combustibles que tiene Venezuela, son totalmente gratis, dicho por el presidente de la República, ministro de transporte y Pdvsa», afirma Alian.

La estación de servicio Las Banderas es una de las que sigue surtiendo totalmente gratis a los transportistas. «Ayer distribuimos 10.000 litros de gasoil  a los transportistas de las unidades colectivas masivas como autobuses y microbuses y fue gratis, hasta ahorita no nos han cambiado eso», dijo.

El sindicalista informó que esa cantidad de litros no es suficiente porque están dejando por fuera a los transportistas de municipios foráneos como Sur del Lago, Eje Perijá, Guajira, Costa Oriental del Lago, por lo que pidió al gobierno activar otras estaciones de servicio destinadas al transporte público.

Sobre las zonas foráneas Alian recalcó que sus compañeros de Machiques, La Villa y Catatumbo paralizaron sus actividades por falta de gasoil hace una semana. «Los llamaron para una reunión con Pdvsa pero no les dieron ninguna solución, porque la única estación que no cobra el diésel es en Las Banderas, y ellos están muy alejados», apunta.

El gremialista indicó que el surtido que hacen semanalmente es de 450 unidades con 80 litros de gasoil diarios, los municipios beneficiados son: Mara, Jesús Enrique Lossada, San Francisco, Maracaibo y La Cañada de Urdaneta. «Eso les permite una jornada de trabajo completa».

Con información de Mariela Nava, José Camacho y Ana Barrera

Lea también

Transportistas se preguntan para qué pagan más por el gasoil si continúa la escasez


Participa en la conversación