El preescolar Negra Hipólita de Maturín está a merced del hampa y las autoridades no le prestan atención

negra hipólita

Hace ocho meses un árbol se desplomó sobre el techo de un salón y tres niños resultaron lesionados. Los delincuentes se robaron el tanque de agua y el breaker del aire acondicionado.

Maturín. De acuerdo con la Federación Venezolana de Maestros en Monagas, por lo menos 90 % de las instituciones educativas en la entidad están desatendidas por parte del Estado. Y entre ellas se cuenta el preescolar Negra Hipólita, en Maturín.

La falta de agua y de luz, robos constantes e infraestructuras no aptas para impartir clases son las quejas que vociferan docentes y representantes que en muchas oportunidades recurren a la autogestión para sostener los planteles educativos.

El preescolar Negra Hipólita, ubicado en el sector La Murallita de Maturín, no escapa de estos problemas. La falta de agua y la delincuencia se han vuelto parte de la cotidianidad en la institución. Los delincuentes cargan hasta con el material didáctico de los niños.

Desde hace ocho meses el techo está en malas condiciones porque le cayó un árbol. Foto: Natacha Sánchez

“Aquí la delincuencia ha hecho de las suyas. El último robo fue hace dos meses, y se llevaron el breaker del aire y libros de los niños. En otras oportunidades se han llevado aires acondicionados, el tanque de agua y hasta comida”, destacó Mariluz Martínez, directora del preescolar.

La situación en el Negra Hipólita no termina ahí. Hace ocho meses, aproximadamente, ocurrió un incidente en el que tres de nueve niños resultaron lesionados cuando un árbol cayó sobre uno de los salones.

Martínez precisó que hace 11 años se hizo la solicitud para cortar el árbol, pues representaba un peligro para la institución, pero nunca se prestó atención.

Lee también
Desmantelados por el hampa dos centros de formación del Inces en Aragua

Nosotros hicimos todos los llamados posibles a todas las autoridades. Porque sabíamos que ese árbol era un peligro para el preescolar. Incluso, en oportunidades un señor de Protección Civil nos prestaba el apoyo podándolo, pero él no tenía las herramientas ni el permiso para cortarlo, expresó.

El salón donde cayó el árbol está inhabilitado. Los niños fueron trasladados al auditorio del plantel, donde reciben clases actualmente; sin embargo, padres y docentes explican que esta área no es la ideal para que los niños realicen sus actividades escolares.

“Los niños de primer nivel están viendo clases en el auditorio. Pero lo correcto es que vean clases en sus salones. Nosotros hemos solicitado ayuda y nadie mete la mano por nosotros”, lamentó Yelitza Añazco, representante.

Desde que le robaron el tanque al preescolar Negra Hipólita la situación con respecto al agua se complica para atender una matrícula de 75 niños.

negra hipólita
El hampa ha cargado hasta con los libros de los niños. Foto Natacha Sánchez

“Cuando se va el agua no recibimos a los niños porque no tenemos para almacenar agua. Nos quedamos sin tanque”, precisó Añazco.

Actualmente, el salón donde cayó el árbol carece de una parte del techo y tiene la paredes agrietadas. Se ha convertido en el espacio ideal por el que los delincuentes pueden entrar a la institución y cargar con el mobiliario.

“Nosotros solicitamos ayuda a las autoridades, sobre todo con el tema de la delincuencia. Tenemos un vigilante, pero solo en las noches, y no se da abasto, porque no está armado. Ya no sabemos a qué ente recurrir para que puedan ayudarnos”, sentenció Martínez.


Participa en la conversación