Las fallas en los servicios de Internet y luz dificultan la continuidad escolar a distancia. José Javier Salas, director de la Escuela de Educación de la UCAB, prevé mayor rezago escolar. Considera que la consulta a padres y representantes anunciada por Nicolás Maduro podría ser una oportunidad para levantar estadísticas reales de conectividad y establecer mecanismos de recuperación escolar.

Caracas. Ya van tres semanas desde que los estudiantes en el país comenzaron a recibir actividades escolares a distancia. Grupos de WhatsApp, correos electrónicos, redes sociales, televisión, radio, son por el momento el salón de clases. Al confirmarse los dos primeros contagios por COVID-19 el 13 de marzo, la suspensión de clases fue inmediata.

Ha habido una reunión tras otra. Han sido varios los encuentros entre el Ministerio de Educación y autoridades de la educación pública y privada. Recientemente, estuvieron en una videoconferencia para evaluar el avance del Programa Cada Familia Una Escuela.

Hasta el 30 de marzo, el Programa Cada Familia Una Escuela transmitido por Venezolana de Televisión, había llegado a 2,2 millones de estudiantes. Pero la matrícula hasta 2018 era de 7.664.869, según el Instituto Nacional de Estadísticas.

También hay 180.000 docentes conectados y liderando grupos de aprendizaje. Se han producido 15 programas transmitidos en siete televisoras. Estos datos fueron publicados por la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas en coordinación con el Clúster de Educación en Venezuela.

Las escuelas ya venían educando en emergencia: deficiencia en servicios básicos, falta de docentes, materiales. Pero ahora el reto de los planteles es continuar desde casa.  El 3 de abril fue la primera vez que Nicolás Maduro mencionó que “probablemente el año escolar tenga que terminarse en los hogares”.

Lee también
Táchira y Falcón encabezan reporte de 483 casos de COVID-19 este martes

El Ministerio de Educación, la Vicepresidencia de la República y el Ministerio de Comunicación son los entes encargados de una consulta que se hará “en las próximas horas” a padres y representantes sobre lo anunciado por Maduro. Utilizarán el Sistema Patria.

Maestros, padres y especialistas en Educación fueron consultados sobre los retos que supone finalizar el período 2019-2020 en casa y de forma virtual en un contexto de fallas en la conectividad, falta de equipos electrónicos y electricidad.

El Observatorio Venezolana de Servicios Públicos, en el monitoreo por la cuarentena, indicó que solo 40 % de los encuestados cuenta con servicio de Internet en el hogar. De esos, 51 % presenta fallas diarias: La educación virtual se ha convertido en todo un reto para profesores, maestros, alumnos y representantes, quienes tienen que enfrentarse, en muchos casos, a las deficiencias del servicio.

“Ha sido una odisea”

Merlín Noguera, licenciada en Educación Integral, se encarga del grupo de WhatsApp del maestro de quinto de grado. Él no tiene teléfono inteligente para enviar por esa vía el contenido a los estudiantes. Ambos trabajan en una escuela pública en Valencia. En esa misma institución, otra maestra auxilia a las docentes de primero y sexto grado.

Ha sido una odisea comunicarse con los representantes. Son pocos los representantes con teléfonos inteligente o poco acceso a computadores o Internet en casa, cuenta Noguera. De 22 estudiantes, están activos 18. Unos no tienen conectividad, computadoras o no han podido ir a la casa de sus compañeros para copiar las tareas.

Considero que a distancia no se puede terminar el año escolar. Falta un lapso completo, es sumamente importante, tanto de Media como para Primaria, dice Noguera. Quiere participar en la consulta del Ministerio de Educación y proponer una nivelación en septiembre. Tiene especial preocupación por los contenidos que servirán de puente para el siguiente año escolar.

Lee también
Este jueves se registran seis fallecidos por COVID-19 y otros 381 casos

¿Cómo se le explica a un estudiante a través de WhatsApp un procedimiento de trigonometría? El año no debería terminar de forma online, destacó.

En Fe y Alegría casi 60 % de los padres y representantes tiene un celular que solo recibe mensajes de texto. El restante sí tienen acceso a correos y computadoras. En la Asociación Venezolana de Escuelas Católicas (AVEC) el mecanismo de comunicación ha sido WhatsApp, correo electrónico y mensajes de textos.

Hasta ahora 60 % de los estudiantes han logrado reportar sus tareas. Hay muchos problemas de conectividad, luz, inestabilidad del Internet. Aún nos falta consolidar otras regiones, dijo Edgar García, vicepresidente de la AVEC. Están considerando, para algunos casos, elaborar material impreso.

¿Qué se debió hacer?

No se hizo la gestión mínima para un tratamiento adecuado de las clases a distancia, así lo cree José Javier Salas, director de la Escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

Enumera las fallas: sondear los niveles de conectividad de los docentes, acceso a teléfonos inteligentes y planes de datos, entrenamiento a padres y representantes sobre las vías de conexión con los docentes e instrumentalizar medidas que regulen la forma de evaluación.

“Cada quien está tomando esto desde su libre experiencia, experiencia inexistente dada la coyuntura. Casi cualquier cosa vale. Eso es grave”, opina Salas.

Sí considera que la consulta a padres y representantes podría ser una oportunidad para levantar estadísticas reales de conectividad y de establecer mecanismos de recuperación en agosto.

Ojalá se den medidas que orienten a los maestros por cada área y grado, que alineen a todos en un abordaje común unificado sensato, destacó.

Lee también
Pruebas de antígeno para la COVID-19 ya están en el país y 10 de los equipos lectores no necesitan electricidad

Salas prevé mayor rezago escolar: “Más precariedad del apresto académico y cognitivo de nuestros niños”.

La Escuela de Educación de la UCAB desde septiembre de 2019 aplica pruebas de conocimiento en áreas como Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Matemáticas y Habilidad Verbal. Para entonces tomaron la prueba 1400 personas.

Los resultados: en Matemática el promedio fue 9,16 puntos, en Habilidad Verbal 10,76. El puntaje en Ciencias Sociales alcanzó 8,72, este número disminuyó para Ciencias Naturales, al ubicarse en 7,44.

Año escolar perdido

Nancy Hernández, de la Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (Fenasopadres), aseguró que “hay muchísima preocupación, incertidumbre y angustia en los papás porque todavía no saben cómo va a hacerse ese término del año escolar”.

Criticó el contenido del Programa Cada Familia Una Escuela: “No se corresponde con el programa de los planteles”.

Nicolás Maduro está pensando en un país que no es Venezuela. Eso es sumamente grave porque lo que se pretende es ocultar lo que hemos dicho hace mucho tiempo, el año escolar 2019-2020 está técnicamente perdido, expresó Hernández.

Este martes 7 de abril, Nicolás Maduro oficializó la culminación a distancia del año escolar 2019-2020.


Participa en la conversación