El sistema cambiario está en tres y dos y los alimentos y medicinas siguen sin aparecer

dólares | certificados

Las restricciones en las entregas de dólares van en aumento. Las liquidaciones diarias en mayo estuvieron en 35,6 millones de dólares, según estimaciones de Ecoanalítica

Mayela Armas/@mayearmas

Caracas. La ausencia de alimentos, medicamentos, papel higiénico, jabón, repuestos y otros artículos esenciales se debe a que las empresas continúan enfrentándose a un severo recorte en la entrega de dólares, lo cual limita las importaciones de la materia prima y la maquinaria necesaria para producir.

El panorama cambiario cada vez es más complicado. Hay menos ingresos, las reservas internacionales son bajas y las liquidaciones de dólares son similares a las registradas hace 10 años, cuando la economía se recuperaba de la paralización.

Estos son los puntos críticos del régimen cambiario:

Menos ingresos

De cada 100 dólares que ingresan al país, 96 son de origen petrolero, por lo tanto la caída de los precios del crudo golpea en las finanzas. Si ya con un barril de más de 90 dólares, el Gobierno había recortado las entregas de divisas, ahora con un precio de 49 dólares el corte es más fuerte. A este contexto, se suma la baja de ingresos no petroleros (recursos que se generan por las ventas externas de acero, hierro, químicos y otros insumos). La economista, Tamara Herrera, explicó que “no hay indicios de que suban los ingresos no petroleros, porque la industria está débil y no tiene capacidad suficiente para exportar”.

Frente a esa situación, faltan ahorros. En las etapas de boom de ingresos el Ejecutivo decidió destinar una parte del flujo de aportes petroleros a fondos que se manejan de manera poco transparente, con lo cual la disponibilidad de otras fuentes de dinero es limitada. Herrera comentó que “otros países sí aprovecharon los altos ingresos para tener ahorros para las épocas de vacas flacas”.

Lee también
Maturineses denuncian cobro en dólares por fosas en el cementerio municipal

Bajas reservas

El comportamiento de los ingresos petroleros se refleja en el saldo de las reservas internacionales, que son los activos del Banco Central de Venezuela y que en parte se usan para cancelar importaciones y deuda pública. En lo que va de este año, las reservas han bajado 5,4 millardos de dólares y al 10 de junio estaban en 16,6 millardos de dólares, nivel que no se tenía desde junio de 2003 cuando el control de cambio tenía cuatro meses de vigencia. Ese descenso no solo está asociado a la cancelación de deuda pública de esta primera mitad del año, también está vinculado al desembolso de las compras externas del sector público. Tamara Herrera, señaló que “el descenso tan fuerte de las reservas no se corresponde con el comportamiento de la actividad económica. Son muchas las empresas que necesitan dólares para mantener su ritmo de producción y las ventas de divisas están restringidas”, y agregó que las reservas se están orientando a las importaciones públicas, que tienen como objetivo “aliviar la escasez temporalmente”.

Liquidaciones en dólares en picada

Ante la merma de ingresos, las asignaciones de divisas son cada vez más reducidas, y por ello, los constantes reclamos de las empresas. De acuerdo con datos de Ecoanalítica, en mayo el Centro de Comercio Exterior (Cencoex) liquidó en promedio 35,6 millones de dólares diarios, en el mismo período de 2014 los desembolsos fueron 74,9 millones de dólares, eso significa un recorte de 50%. Esa información evidencia que el promedio de liquidación es peor que el de 2009 (112 millones de dólares diarios), que fue un año de crisis económica. Y cuando se revisa el histórico de asignaciones de Cadivi (organismo previo a Cencoex) se tiene en 2003 el promedio era de 26 millones de dólares diarios y en 2004 59 millones de dólares diarios.

Lee también
Aumenta la tensión entre conductores y militares en colas por gasolina en el Litoral Central

Sistemas alternos que no funcionan

Al descenso en las entregas de billetes verdes por parte del Cencoex, se añade que los esquemas alternos, Sicad y Simadi, no han ayudado a elevar la oferta. El Sicad lleva casi nueve meses sin realizar subastas de dólares, y según lo indicado por las autoridades, la próxima semana se estaría haciendo una subasta para las empresas de transporte. Sin embargo, al resto de los sectores que requieren dólares con urgencia no les dan respuesta. En el Simadi las ventas de divisas continúan siendo limitadas y muy por debajo de lo que a esta fecha llegó a ofertar el Sicad II (mecanismo eliminado en febrero de este año).

Deudas en escalada

Dadas las restricciones en las entregas de dólares, las empresas tienen deudas con los proveedores (compañías que venden las materias primas, productos terminados, equipos, etc) y esa situación dificulta la realización de nuevas importaciones. Las liquidaciones pendientes a las industrias de las áreas de alimentos, salud, químicos así como a las ensambladoras llegan a casi 8 millardos de dólares, 48% de las reservas internacionales.


Participa en la conversación