El ente comicial tendrá 16 millones de bolívares para organizar elecciones y consultas este año, el monto es 23,8 % menos a los 21 millones que el organismo tuvo originalmente para preparar los comicios parlamentarios que se celebraron ese año.

Caracas. Las dudas en torno a la realización de las elecciones regionales no hacen más que incrementar. A la falta de acción por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) para organizarlas se suma ahora el hecho de que en el presupuesto nacional no hay previsto ni un bolívar para financiarlas.

De los 15,5 millardos de bolívares que el organismo comicial manejará este año, apenas 16 millones —es decir, ni siquiera el 1 % del total— serán destinados la “realización de las elecciones municipales”, según consta en el decreto-ley de ingresos y gastos del Estado aprobado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en diciembre pasado, bajo la excusa de que la Asamblea Nacional (AN) está inhabilitada para hacerlo en virtud del desacato a sus decisiones.

La partida para “elecciones y consultas” es incluso un 23,8 % menor a la que originalmente tuvo el CNE en 2015 para comenzar los preparativos de las elecciones parlamentarias del 6D, la cual contaba con 21 millones.

De hecho, la partida para “las campañas informativas y de posicionamiento institucional” es nueve veces superior, pues cuenta con 100 millones.

Aunque las autoridades no han dado cifras oficiales, la inflación en el año y largo transcurrido desde los comicios parlamentarios superó el 700 %, de acuerdo con fuentes del Banco Central de Venezuela (BCV) y organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI). A lo cual habría que sumarle la devaluación del bolívar en el mercado paralelo, de más del 372 %.

Los comicios para elegir a alcaldes y concejales se mencionan expresamente en el presupuesto, mientras que aquellos donde se elegirán a los gobernadores y diputados a los consejos legislativos no figuran, pese a que en octubre pasado la presidenta del organismo, Tibisay Lucena, los incluyó para el cronograma electoral de este año.

“El calendario electoral 2017 es de la siguiente manera: las elecciones regionales quedan establecidas para finales del primer semestre del 2017, las elecciones municipales quedan establecidas para el segundo semestre de 2017 y el CNE establece los meses de marzo y abril donde se pondrán realizar las elecciones primarias para aquellas organizaciones políticas que así lo solicitaren”, señaló.

El pasado 10 de febrero, la rectora Tania D’amelio aseguró que “en este momento está interrumpido el proceso de la convocatoria [de las elecciones regionales] hasta tanto el proceso de renovación [de los partidos políticos] no concluya porque no puedes violar los derechos de esas organizaciones que quieren postular candidatos en ese proceso”.

Lee también
Gobierno gastará casi 14 millardos de bolívares en inteligencia en 2017

¿Parlamentarias otra vez?

Pero lo más llamativo del presupuesto del CNE es que el organismo parece no tener muy claro cuáles son los comicios que se celebrarán este año.

Mientras en la página 60 del decreto-ley se anuncia que los recursos de la partida para “elecciones y consultas” serán empleados para la “realización de las elecciones municipales”, en la página 52, donde está una breve explicación de lo que ocurrirá con los fondos, se afirma que “en el año 2017 corresponde la realización del proceso comicial para la elección de las diputadas y de los diputados a la Asamblea Nacional y de las diputadas y de los diputados al Parlamento Latinoamericano”.

Sin embargo, los próximos comicios legislativos están previstos para 2020, que es cuando vence el lapso de cinco años de los actuales diputados. Empero, la Sala Electoral del TSJ todavía no ha resuelto ninguno de los ocho juicios que el chavismo presentó a finales de 2015 contra los comicios legislativos y los cuales, de prosperar, podrían abrir las puertas para la repetición parcial de las votaciones.

El representante de la oposición ante el CNE, Vicente Bello, no se mostró preocupado por las contradicciones que hay en el presupuesto y descartó que las mismas sean el anuncio de una eventual repetición de las elecciones parlamentarias.

“Debe ser un error de tipeo, porque en 2015 no hubo elección de los diputados al Parlamento Latinoamericano, porque por una decisión de la anterior Asamblea Nacional se decidió suspender ese proceso”, afirmó.

Respecto al hecho de que las elecciones regionales no aparezcan en el instrumento, dijo:

“En el presupuesto se anuncian los grandes planes de los distintos organismos públicos, pero no se convocan elecciones a través de él. En el presupuesto de 2016 estaban contempladas las regionales, pero ese año no se celebraron, por lo que creo que debe ser un error que no estén en este”.

Y sobre los pocos fondos destinados para organizar los comicios tampoco se alarmó: “Todos los presupuestos desde 2003 son deficitarios, apenas cubren 40 % de los gastos reales y eso es para luego recurrir a los créditos adicionales”.

Foto referencial: Cristian Hernández


Participa en la conversación