Estimaciones extraoficiales señalan que los sectores comercio y transporte evidenciaron mayor participación en la convocatoria a paro realizada por un sector de la oposición. También refieren que 50,4 % de las empresas e industrias de la región abrió. Algunas tímidas protestas ciudadanas se escenificaron en los municipios Iragorry y Ribas.

Maracay. El paro general convocado por algunos sectores de la oposición en rechazo a las nuevas medidas económicas anunciadas por el Gobierno, se cumplió en 70 % en el estado Aragua, de acuerdo con las estimaciones hechas por el sector comercial, particularmente.

Las calles lucieron vacías

Aunque el flujo vehicular fue mayor que el registrado durante el lunes 20 no laborable, fue evidente la ausencia casi absoluta del transporte público y de taxis, lo que obligó a los pocos usuarios y transeúntes a emprender largas caminatas para llegar a sus destinos. Solo las unidades del servicio de transporte oficial Transaragua prestaron sus servicios.

TransAragua prestó servicio

Los  supermercados, abastos y mercados populares que decidieron abrir sus santamarías, como el mercado Libre de Maracay, se mostraron prácticamente vacíos, ante la poca presencia de compradores. Algunos comercios abiertos vendían a medias su mercancía, en espera de los ajustes de precios que aspiran concretar para cubrir los compromisos laborales que deberán asumir luego de que el salario mínimo fuera decretado en 1800 bolívares soberanos (180 millones de bolívares fuertes).

Varios pequeños comerciantes admitieron a la corresponsal de Crónica.Uno que no quieren vender su inventario «barato» y por ello prefirieron cerrar y esperar que se sinceren los precios.

Las entidades bancarias mostraban moderadas colas de clientes, quienes esperaban retirar dinero en efectivo por taquilla, pues casi ningún cajero automático dispensaba los nuevos billetes del recién estrenado cono monetario.

En el sector industrial, cifras extraoficiales refieren que 50,4 % de las empresas e industrias de la región abrió, aunque  la asistencia de los trabajadores fue considerablemente baja. El principal argumento para el ausentismo fue el transporte. De un total de unas 120 empresas e industrias operativas en la región, 26,6 % contó con la mitad de sus trabajadores, mientras que 23,3 % tuvo asistencia normal, gracias a que cuentan con transporte interno.

La jornada convocada por algunos sectores de la oposición se desarrolló sin grandes contratiempos ni con hechos relevantes. Algunas protestas pacíficas y ciudadanas se escenificaron en Mario Briceño Iragorry, en donde un pequeño grupo de personas con pancartas en mano rechazaba el paquete económico impuesto por el Gobierno. En el municipio Robas, el segundo más importante de la región, dirigentes y militantes de Primera Justicia tomaron de manera pacífica la isla de la avenida Loreto de la Victoria, para rechazar medidas gubernamentales, mientras, a escasos metros, militantes del oficialismo defendían al presidente Maduro y exigían mano dura de las autoridades, para con los comerciantes  y empresarios que se plegaron al paro.

Y aunque lo más notorio fue la ausencia policial y militar, también lo fue  la presencia de una gran cantidad de motorizados frente a la sede del PSUV, mientras otros recorrían la avenida Bolívar de Maracay.

Fotos: Gregoria Díaz


Participa en la conversación