El gasto promedio que debe hacer una familia de tres miembros para cubrir bienes esenciales era de 313 dólares al 15 de julio, lo que representa un aumento de $57 si se compara con enero, cuando una familia necesitaba $256. Entre junio 2019 y junio 2020 los alimentos aumentaron 2884,84 %, de acuerdo con el monitoreo.

Caracas. La pandemia por el nuevo coronavirus frenó las actividades laborales, educativas y de recreación en marzo, pero no el alza de los precios de bienes y servicios. Una realidad con la que lidia la población venezolana desde finales de 2017, cuando el país entró en hiperinflación. Un informe del Observatorio de Gasto Público de Cedice-Libertad revela que el transporte aumentó 3998,55 % entre junio de 2019 y junio de 2020, al igual que otros rubros.

El documento que se basa en la calidad de vida de la población y en el poder adquisitivo revela que entre junio 2019 y junio de 2020 los alimentos aumentaron 2884,84 %, restaurantes 8586,8 %, servicios 960,66 %, recreación y ocio 3310,42 % e higiene y perfumería 4715,15 %.

La última Encuesta Sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi 2019-20) de la Universidad Católica Andrés Bello advierte que 96 % de los venezolanos es pobre por ingresos y que en promedio lo que perciben a diario son apenas $0,72. Las estadísticas ofrecidas por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales ubican a Venezuela como el país más pobre de la región.

Cedice estima que el gasto promedio que requiere una familia de tres miembros para cubrir bienes esenciales era de 313 dólares al 15 de julio, lo que representa un aumento de $57 si se compara con enero, cuando una familia necesitaba $256.

Lee también
En El Cercado en Barquisimeto las fallas de los servicios públicos son un dolor de cabeza

El estudio que mide la inflación en Caracas revela que en julio el indicador se ubicó en 14,39 %. Una aceleración con respecto al mes anterior (9,68 %).

Fallas en los servicios públicos

La mayoría de los servicios básicos están subsidiados en el país casi en su totalidad, a excepción de la gasolina, que en junio entró en un nuevo esquema; pese a ello la población lidia a diario con la falta de agua, de gas, de electricidad o de internet. Las protestas por servicios son recurrentes.

El agua es aún más indispensable en una época en la que el mundo es amenazado por una pandemia, sin embargo, en Venezuela la falta de este servicio es severa. El informe de Cedice revela que en junio 40 % de la población manifestó no tener agua potable por más de una semana. 32 % dijo que el suministro era irregular y de baja calidad, 21 % indicó tener ausencia de agua por 15 días y apenas 7 % manifestó pocos inconvenientes.

Los tres estados que estuvieron más días sin agua durante el mes de junio son: Zulia (16 días), Miranda (15 días) y Distrito Capital (14 días). Las tres entidades también son las que reportan más casos de COVID-19 en el país; Distrito Capital con 4463 personas contagiadas, Zulia con 3378 y Miranda con 2499 hasta el 2 de agosto, de acuerdo con las cifras que reporta el gobierno de Nicolás Maduro.

Internet es deficiente: 48 % de los venezolanos expresó tener intermitencia generalizada en ese servicio, mientras que 43 % entre dos y cinco fallas o caídas al día, 9 % dijo estar sin internet desde el inicio de la cuarentena (17 de marzo).

Lee también
En Cumaná trabajadores de la salud reclaman servicio de transporte para cumplir con turnos de guardia

Los estados que más horas estuvieron sin electricidad son: Zulia (16 horas), Mérida (14 horas), Táchira (14 horas), Trujillo (11 horas), Barinas (10 horas) y Apure (9 horas), entre otros. En general 70 % dijo que ha experimentado dos o más apagones prolongados más de una hora.

Foto: Luis Morillo


Participa en la conversación