No solo trataron el tema del bullying, además hicieron referencia a los incontables problemas que enfrentan los profesores, sobre todo en las escuelas públicas. Consumo de drogas, venta de armas blancas y de fuego son el pan de cada día en algunos liceos de la Gran Caracas.

Caracas. La mañana de este miércoles un notable grupo de docentes de distintos niveles y diversos planteles educativos de la Gran Caracas, escuchó las ponencias de tres especialistas durante el foro «Prevención del Bullying y el Acoso Escolar», realizado en el auditorio del Colegio de Ingenieros de Venezuela. Allí los expertos ofrecieron herramientas pedagógicas a los maestros para combatir un problema que está dentro de muchos centros educativos en el país.

La apertura del evento la realizó Ana María León, quien trabaja en la Defensoría del municipio Chacao, quien centró su ponencia en varios artículos de la Ley Orgánica de Protección para el Niño, Niña y Adolescente (Lopnna). “Los chamos deben tener garantizado por sus padres primero el derecho a la salud, antes que la educación. Un niño que no come bien, que no va al médico, no rendirá bien en la escuela”, puntualizó.

De igual manera, hizo énfasis en el artículo 55 de la misma ley, que establece la obligación de los padres, madres o representantes de los niños a participar en el proceso educativo de sus representados.

“Los papás deben estar involucrados en todo lo que tenga que ver con la educación de sus hijos, no es solo comprar un lápiz y ya. Tener un hijo en la escuela implica mucha responsabilidad”, sostuvo la especialista en resolución y mediación de conflictos educativos en esa jurisdicción.

Además recomendó a los maestros actualizar los acuerdo de convivencia de cada plantel, “ya que cada año hay nuevos alumnos, nuevos maestros y bajo este pacto se podrían mejorar muchas actitudes de los chamos”, aseveró.

Fernando Pereira, coordinador general de Cecodap —una organización que se encarga de prevenir la violencia de los más jóvenes y promueve el buen trato de los adolescentes, niños y niñas en sus familias, escuelas y comunidades—, comentó que no solo los estudiantes y quienes son víctimas del acoso sufren el miedo en los colegios, sino también los maestros.

“Educar con miedo no es educación. Eso puede ser cualquiera otra cosa, pero jamás va a ser educación porque esto debe ser un acto libre. Si un espacio está tomado por la violencia, ahí jamás se va a poder educar”, aseguró el especialista.

También explicó la relación de “autoridad” que podrían ejercer algunos maestros con sus alumnos: “La convivencia debe ser establecida por el profesor. Él es quien debe saber cómo manejar la situación, y cómo aplicar su autoridad”.

Pereira puntualizó la manera en la que los educadores resuelven los conflictos, “en ocasiones muy mal y luego quieren que el alumno lo haga mejor que ellos. Primero se deben revisar los educadores. Ver si lo están haciendo bien, y luego analizar el comportamiento de los chamos”, destacó.

Mientras Pereira daba ejemplos sobre la manera en que muchos profesionales de la educación manejan diversas situaciones en sus entornos, varios de los presentes asentían e incluso soltaban una que otra carcajada, y afirmaban que en algún momento quizá habían actuado de esa u otra manera ante determinada circunstancia.

“El bullying comienza desde que los niños son pequeños. Este no es un fenómeno que ocurre en los liceos. Ya en este nivel vemos problemas de armas, de drogas, cosas más graves, y aquí ya es muy complicado controlarlo”, aseguró.

[irp posts=»48884″ name=»Padres de liceístas del Urbaneja Achelpohl exigen que la directiva responda por las agresiones»]

Drogas en el colegio

Hernán Matute, desde el año 2003 es el encargado de dictar la Cátedra Libre Antidrogas (Cliad) en el Pedagógico de Caracas. Luego de muchas visitas a liceos y colegios de distintas zonas del país, el educador asegura que en ocho de 10 instituciones educativas hay alumnos que venden y consumen drogas.

“El bullying es perfectible, pero para lo malo. Siempre las personas que lo ejercen buscarán una manera de perfeccionarlo, de llevarlo más allá. Eso hay que tenerlo claro, y también hay que saber que con una charla no lo vamos a erradicar, pero hay que trabajar porque el fruto se verá a largo plazo”, dijo el profesor, y nuevamente muchos maestros asentían.

Además, informó que dentro de su organización llevaron a cabo un estudio en 311 centros educativos de la Gran Caracas, y en 287 planteles hay consumo interno y externo de drogas.

“Si en los colegios ya hemos detectado el problema de drogas, en las universidades también es común que exista. Según mis estudios, en el Pedagógico hay al menos tres grupos que se encargan de vender droga a alumnos que en un futuro van a ser maestros”, detalló Matute.

Foto: Charlie Barrera


Participa en la conversación