El decreto del estado de excepción para los seis municipios del Táchira señala que el Ministerio de Finanzas podrá regular el uso de efectivo en la zona

Mayela Armas/@mayearmas

Caracas. En la frontera las restricciones aumentan. El decreto de estado de excepción para los municipios Bolívar, Ureña, Junín, Capacho Nuevo, Capacho Viejo y Rafael Urdaneta del estado Táchira le permite al Gobierno establecer limitaciones en el uso del efectivo en esa zona y regular más la distribución de productos esenciales.

El Ejecutivo nacional publicó en la Gaceta Extraordinaria 6.194 el decreto cuyo artículo 4 señala que “el Ministerio de Economía y Finanzas podrá establecer límites de ingreso y egreso de la moneda venezolana de curso legal en efectivo. Dicho ministerio podrá establecer restricciones a determinadas operaciones y transacciones comerciales o financieras, así como restringir dichas operaciones a los medios electrónicos”.

“Ya hay limitaciones al circulante, y ahora se pondrán más”, apuntó José Rozo, ex presidente de Fedecámaras Táchira, quien agregó que mañana los empresarios y comerciantes de la zona se reunirán con la banca para revisar los alcances de esa disposición, debido a que afectará las operaciones en los seis municipios.

La distorsión que generan los controles ya no solo ha llevado a la reventa de productos básicos sino también a la compra de billetes de alta de denominación. Ante esa situación, la escasez de papel moneda de 50 y 100 bolívares en la frontera se ha agudizado y las instituciones financieras han estado fijando restricciones para los retiros en taquillas y cajeros.

El decreto incluye otras medidas. Aunque ya hay control en la distribución de productos básicos hacia la frontera, en una de las disposiciones del decreto se contempla más regulaciones en el envío de artículos esenciales.

Lee también
En La Guaira también se comprarán alimentos por terminal de número de cédula

El numeral 6 del artículo 2 indica que “el Ministerio de Comercio conjuntamente con los ministerios en materia de Alimentación, Agricultura y Salud, podrán establecer normas especiales para la disposición, traslado, comercialización, distribución,  almacenamiento o producción de bienes esenciales o de primera necesidad o regulaciones para su racionamiento; así como restringir o prohibir temporalmente el ejercicio de determinadas actividades comerciales”.

Actividad disminuida

Tras el cierre de la frontera el pasado jueves la actividad comercial en los municipios fronterizos disminuyó y este lunes fueron pocos los establecimientos que abrieron.

El pasado sábado, el gobernador del estado, José Vielma Mora, le dijo a los empresarios, a que “abran sus negocios y vendan los productos” y  les advirtió que si se niegan a dichas acciones, “el gobierno y la Superintendencia de Precios Justos los abrirá y los venderá”.

Sin embargo, la incertidumbre priva en la zona. José Rozo comentó que “el comercio abrió con timidez, fueron pocos los que operaron, porque, además tienen poco ofrecer. La mercancía es limitada».

En ese contexto, agregó que “del lado de Colombia hay materia prima y productos que no se han podido nacionalizar y ello afecta a las empresas, debido a que los costos de almacenaje son elevados”.


Participa en la conversación