Guaidó saluda desprendimiento de partidos minoritarios que apoyarían su reelección en 2020

Mientras Avanzada Progresista y los diputados disidentes del oficialismo se sumaron a quienes darán su voto por la reelección de Guaidó en 2020, diputados de las fracciones 16J y Cambiemos consideran que el planteamiento es extemporáneo e inconveniente.

Caracas. El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó (VP), saludó el desprendimiento de la mayoría de los partidos que integran el bloque de partidos minoritarios, los cuales han expresado su disposición a ceder su turno a la presidencia de la AN en el año 2020 y ratificar a Guaidó como presidente del Legislativo y presidente encargado de la república, en caso de que no se haya concretado el cese de la usurpación.

Lo que ratifica este desprendimiento de estos partidos es que están pensando en Venezuela, que hay madurez política y que evolucionamos de ser una unidad electoral para estar unidos en una causa, dijo Guaidó este martes antes de la sesión extraordinaria de la AN.

Aunque no forma parte del bloque minoritario de la alternativa democrática, la fraccion 16J (integrada por Vente, Convergencia y ABP), también expresó su opinión sobre la propuesta presentada el viernes pasado por más de 17 partidos de la unidad (4 de ellos con presencia en la AN). El diputado Omar González (VV) dijo que la iniciativa «es inconveniente y extemporánea» y afirmó que la misma «le hace un flaco favor al presidente Guaidó al considerarlo incapaz de cumplir este año con la promesa de lograr el cese de la usurpación».

Al respecto Guaidó replicó: «No entiendo la argumentación de estos diputados. Lo que sí puedo decir es que aquí nadie esta pensando en un cargo o en una fecha. Todos pensamos en Venezuela y en el cese de la usurpación».

Una posición similar a la de 16J expresó la jefa de la fracción parlamentaria de Cambiemos, Melva Paredes: «Nos enteramos de esta propuesta por los medios de comunicación y no lo hemos discutido en la fracción. En mi opinión es adelantada. Es como decirle a la gente ‘haga sus maletas porque el cese de la usurpación no será’. Lo veo prematuro».

Sin embargo, los diputados del partido Avanzada Progresista votarán a favor de la ratificación de Guaidó. Así lo confirmó este martes a Crónica.Uno el jefe de la fracción de AP, Julio César Reyes: «Nuestro líder es Juan Guaidó y tenemos toda la disposición, cuando corresponda, a votar por su ratificación. Guaidó cuenta con nuestro apoyo y respaldo el 5 de enero de 2020».

Misma determinación en respaldar a Guaidó expresó el diputado Fernando Orozco en representación además de Arkielly Perfecto y Eustoquio Contreras, tres de los diputados disidentes del oficialismo que se han incorporado al pleno entre 2018 y 2019. «Decidimos dar el apoyo irrestricto a la reelección del presidente Juan Guaidó en 2020», dijo Orozco a Crónica.Uno.

Asamblea General de la ONU

En horas de la mañana, Guaidó recibió en su despacho a más de treinta miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país. «Fue una reunión de balance de cara a la Asamblea General de la ONU, desmontando también las mentiras del régimen que teme una verdadera resolución al conflicto», dijo Guaidó.

En la reunión estuvieron presentes los embajadores o representantes de Brasil, Guatemala, Francia, Alemania, Panamá, España, México, Rumania, Unión Europea, Chile, Uruguay, Japón, Suiza, Portugal, Grecia, Nigeria, Polonia, Argentina, Colombia, Reino Unido, Italia y Países Bajos además de enviados de Naciones Unidas Unicef, Selaf y la Cruz Roja, todos encabezados por el nuncio apostólico.

El presidente encargado no descartó asistir a la Asamblea General de la ONU en Nueva York: «Estaremos en ese y en todos los espacios. El tiempo de la retórica terminó». Dijo que está evaluando asistir en persona y que cuando tome una decisión lo informará oportunamente. Como se recordará, en enero de este año, el TSJ le dictó a Guaidó prohibición de salida del país.

Guaidó también fue consultado sobre la flexibilización de las sanciones emitidas por Estados Unidos este lunes. Al respecto aclaró que la medida busca «favorecer la presión a lo interno del régimen y la transición a la democracia» y enfatizó que no se va a beneficiar a personas señaladas de corrupción ni de violación de derechos humanos.


Participa en la conversación