Guaidó: Fondos para atender a militares en Cúcuta no provienen de la ayuda humanitaria

Dijo que la investigación administrativa por el manejo de los recursos destinados a atender a los militares venezolanos en Cúcuta inició hace dos meses. Rossana Barrera y Kevin Rojas fueron separados del cargo de coordinadores operativos para la atención a los uniformados. Representantes de Venezuela en Bogotá consignan este martes en Fiscalía de Colombia una petición de investigación.

Caracas. El presidente de la Asamblea Nacional y encargado de la república (Art. 233), Juan Guaidó, salió al paso este lunes a la denuncia de presunta corrupción en el manejo de los fondos para la atención de los militares venezolanos en Cúcuta.

Aunque desde el mismo día de la denuncia, el viernes 14 de junio, expresó su rechazo y solicitó una investigación a través de Twitter, este lunes confrontó a la prensa y respondió preguntas.

La denuncia, formulada desde el portal de noticias PanAm Post, asegura que dos dirigentes de Voluntad Popular designados por Guaidó como coordinadores operativos de dicha tarea, habrían malversado los recursos que supuestamente provenían de las donaciones para ayuda humanitaria de los refugiados venezolanos.

Al respecto Guaidó enfatizó en cuatro aspectos: primero, que la suma presuntamente malversada es de 90.000 dólares; segundo, que ese dinero no pertenece a los fondos donados por gobiernos extranjeros, ni de entes multilaterales ni de fondos de cooperación para ayuda humanitaria sino a recursos donados por particulares y ONG expresamente para la atención de los militares; tercero, que la investigación administrativa por tales hechos comenzó hace dos meses por iniciativa de la representación diplomática encabezada por Humberto Calderón Berti; y cuarto, que este martes se consignará el informe elaborado por Calderón Berti a la Fiscalía de Colombia para que sea este el ente que realice la investigación penal y determine si hay delito.

“No podemos permitir que ningún mal manejo empañe el trabajo que hemos realizado a favor de los migrantes; lo que se ha logrado a través de la comisión especial para la ayuda humanitaria como la atención a más de 100.000 personas. No vamos a permitir que el régimen intente confundir al pueblo. El gobierno encargado no maneja recursos del Estado”, dijo en rueda de prensa.

Dijo que la ayuda humanitaria ha sido manejada directamente por Acnur Colombia y el gobierno de ese país para la atención a los refugiados venezolanos en la frontera. Mientras que en vista de la “saturación de Acnur”, la asistencia a los militares se realizó a través de “donativos de particulares” que permitieron pagar la manutención de más de 900 funcionarios castrenses y sus familiares, para un total de 1632 personas, durante estos meses. Aclaró que de ese grupo, la cantidad que supuestamente se desvió corresponde a la atención de 104 a 140 militares.

“Para nosotros un centavo, un bolívar, un dólar, venga de donde venga, es sagrado”, afirmó.

Barrera y Rojas
Guaidó declaró en compañía del segundo vicepresidente, Stalin González y varios diputados. Foto: Luis Morillo

De acuerdo con la denuncia periodística, los responsables de la atención a los militares en Cúcuta, Rossana Barrera y Kevin Rojas fueron designados directamente por Juan Guaidó el 24 de febrero.

En la declaración de este lunes el presidente encargado dijo que ambos fueron separados de sus cargos hace mes y medio, que se encuentran en Colombia y que deberán responder ante las autoridades y aclarar lo sucedido.

Pero no respondió con claridad dos preguntas: uno, por qué fueron designados de forma unilateral sin autorización de la Asamblea Nacional, pese a que el Estatuto para la Transición señala que todos sus actos deberán ser sometidos a control previo y posterior de la cámara. Y dos, si es cierto, como lo denuncia PanAm Post, que Barrera está emparentada con el diputado Sergio Vergara, también de VP.

A la primera pregunta Guaidó simplemente respondió que no se llevó a plenaria el nombramiento “porque no correspondía”. A la segunda pregunta, no respondió.

Agregó que tanto Barrera como Rojas eran perseguidos políticos y que su manutención en Cúcuta corría por cuenta de ellos.

Contralor temporal

Sin ofrecer mayores detalles, Guaidó parece haber acogido la propuesta de Primero Justicia de designar un Contralor Especial Temporal para que haga seguimiento al uso y manejo de los donativos para asistencia humanitaria.

Se nombrará un Contralor Temporal para, junto a Transparencia Internacional, asegurar la rendición de cuentas y básicamente para no repetir un error. Entendiendo que en Venezuela designar a cualquier persona es un riesgo. De manera que se buscará la fórmula para que pueda cumplir sus funciones, indicó.

Consultado sobre si este precedente ocurrido en Cúcuta le llevaría a revisar los nombramientos realizados hasta ahora, dijo que «lo importante es hacerle seguimiento» al desempeño de los designados.

Fotos Luis Morillo


Participa en la conversación