Usuarios del transporte público reclaman que la falta de efectivo y paupérrimos salarios les impiden cubrir los gastos diarios del servicio. Por su parte, las constantes fallas en el sistema Tuy II impiden la llegada de agua a las partes altas de esta comunidad baruteña.

Caracas. Tres motivos paralizaron, durante varias horas este 3 de febrero, el sector Las Minas de Baruta del estado Miranda: los vecinos de la parte alta tienen más de un mes sin recibir agua, el pasaje desde y hacia Chacaíto fue aumentado a Bs. 10.000 y muchas unidades no pudieron trabajar debido, extraoficialmente, a la falta de gasoil. 

Lo que era un secreto a voces desde el viernes se confirmó en la mañana del sábado. El pasaje desde Las Minas hacia Baruta, La Trinidad y Terrazas del Club Hípico pasó de 3000 a 6000 bolívares, mientras que a destinos como Chacaíto y El Silencio la tarifa quedó fijada en 10.000 y 13.000 bolívares, respectivamente. 

Las quejas y los reproches llegaron de lado y lado. Los usuarios reclamaban el aumento desproporcional que, además, fue anunciado de un día para otro sin tomar en cuenta lo difícil que es retirar dinero en efectivo los fines de semana. Mientras que los transportistas se escudaban en los aumentos de precios de repuestos, alimentos y el alto costo de la vida. 

El último aumento de pasaje que hicieron las líneas de transporte del sureste de Caracas fue en diciembre, cuando pasó de 4000 a 5000 bolívares, pese a que la Gaceta Oficial N.° 6490 del 22 de noviembre de 2019 exhortaba a los transportistas a cobrar máximo 2000 bolívares.

De hecho, la tarifa establecida por los transportistas en diciembre ya era superior al aumento oficializado por el Ministerio de Transporte el 22 de enero (Bs. 3500). Los usuarios denuncian la mala calidad del servicio y que ni las autoridades municipales ni gubernamentales den respuesta al problema.

La falta de gasoil, por su parte, impidió que muchas unidades de la línea Silencio-Las Minas-Chacaíto prestaran servicio a primeras horas del día. Ante esto, las colas no se hicieron esperar en la parada principal y tuvieron que recurrir a unidades de la línea Sureste para trasladar a los usuarios.

Lee también
En el último año el transporte aumentó casi 4000%, según monitor de Cedice
Desde diciembre sin agua

Paralelo al caos por el aumento del pasaje y la escasez de unidades de transporte, en la parte alta de Las Minas ocurría, desde la madrugada, una protesta organizada por los vecinos para exigir el suministro de agua potable, servicio que no reciben desde diciembre.

Los vecinos decidieron trancar la calle del colegio Americano con el fin de visibilizar su molestia y llamar la atención de Hidrocapital. Personal de la empresa estatal acudió al lugar y escuchó las quejas, ofreciendo como solución «esperar que se reiniciara el ciclo de bombeo del alimentador sur», detalló el exconcejal Omar Villalba.

La empresa encargada de suministrar agua potable a Distrito Capital, Miranda y Vargas informó, alrededor del mediodía, que se encontraban en «recuperación del servicio» sectores de Santa Inés y Santa Fe (parte baja de Las Minas), sin hacer mención al problema que aqueja a la popular barriada del sureste caraqueño.

Villalba, por su parte, señala que, si no ocurre otra eventualidad en el sistema Tuy II, el ciclo de bombeo hacia Las Minas de Baruta podría reiniciarse en los próximos días.


Participa en la conversación