Han muerto dos niños del servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos en lo que va de año

Nefrología

El primer reporte de muerte en este servicio en 2021 fue de Daniel León, de 13 años de edad, quien murió el 31 de marzo. Los niños de 14 servicios del J. M. de los Ríos están amparados por medidas cautelares de la CIDH.

Caracas. Elian Graterol, de dos años de edad, es el segundo paciente pediátrico del servicio de Nefrología del hospital J. M. de los Ríos que ha fallecido en lo que va de 2021. La ONG Prepara Familia confirmó este deceso el miércoles 21 de abril a través de sus redes sociales. Ocho días antes anunciaron que murió un adolescente del servicio de Hematología del mismo centro de salud.

Graterol padecía de síndrome nefrótico y era paciente desde casi un año en el hospital de niños. Estuvo en diálisis por tres meses y el último mes no había ido dializarse por una aparente mejoría. El primer reporte de muerte en este servicio en 2021 fue de Daniel León, de 13 años de edad, quien murió el 31 de marzo.

Katherine Martínez, directora de Prepara Familia, comentó a Crónica Uno que uno de los problemas actuales más importantes del servicio de Nefrología es que estos niños, al igual que los que están en Hematología, deben tener extremo cuidado para evitar infecciones de COVID-19 porque, por su estado de salud, son muy vulnerables. No obstante, los protocolos de bioseguridad son casi imposibles de cumplir en el hospital porque la directiva solo entrega insumos al personal de salud, como mascarillas o guantes, con una frecuencia interdiaria o una vez a la semana. 

Cada vez que fallece un niño, los demás se ponen muy nerviosos porque son compañeros. Ese niño iba tres veces a la semana para hacerse su diálisis”, lamentó Martínez.

Además, en este servicio está la única hemodiálisis del país que atiende a pacientes que pesan menos de 10 kilogramos, pero las madres y mujeres cuidadoras deben estar pidiendo cisternas cuando el hospital está sin agua por las constantes fallas que hay en la ciudad. 

El área de laboratorio de Nefrología nunca ha podido funcionar, ni siquiera funciona el laboratorio central y los representantes de los pacientes pediátricos deben hacer los exámenes en otros lugares. Además, Martínez detalló que los protocolos de mantenimiento a los equipos y a la planta de ósmosis, para evitar infecciones en los niños, se hace con muy poca frecuencia.

A principios de marzo de 2021, las madres y mujeres cuidadoras del servicio de Nefrología protestaron en la entrada del J. M. de los Ríos precisamente para manifestar todas estas irregularidades. Entre sus denuncias estaba que solo tienen una enfermera de diálisis y el turno de la noche es el más afectado, de 15 máquinas solo funcionan seis y quieren que se reactive la asignación de trasplantes para los niños, niñas y adolescentes, que en junio de este año se cumpliría cuatro años desde la suspensión del programa.

Lee también
En menos de 15 días han muerto cinco pacientes del servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos
Foto: Mariana Sofía García

El servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos fue el primero en recibir medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en 2018, luego de la documentación que presentó Prepara Familia y Cecodap frente al desabastecimiento de medicamentos, crisis de infraestructura y brotes infecciosos en el hospital que han significado la muerte de más de 23 niños, niñas y adolescentes desde hace tres años.

En 2019, se consiguió una ampliación de la medida cautelar para los otros 13 servicios del hospital. Sin embargo, el pasado 14 de abril, Prepara Familia notificó la muerte de Eliezer Aleta, de 15 años de edad y paciente del servicio de Hematología. Martínez, aseguró que “se podía evitar esta muerte”, pero fue el cuarto paciente de esa área que murió en los primeros cuatro meses del año y estaba en la espera de un trasplante de médula ósea.


Participa en la conversación