La Corte Interamericana de los Derechos Humanos reiteró su recomendación al Estado venezolano de disolver las FAES y pidió investigar la masacre que ocurrió en La Vega, el viernes 8 de enero, durante un operativo policial. Lourdes Cabello asegura que su hijo, Richard Chile, de 19 años, fue ajusticiado por los funcionarios. 

Caracas. ¿Qué le pasó a Richard? ¿Por qué mataron a Richard? ¿Lo mataron porque tenía el pelo amarillo?, preguntó una pequeña, de aproximadamente tres años, a la mamá de Richard Alexis Chile Cabello. 

Lo mataron los policías, la policía mata a gente sana, le dijo Lourdes Cabello a la niña, mostrando la impotencia que sentía por la muerte del mayor de sus tres hijos. Richard tenía 19 años y su familia denunció que lo asesinaron funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), el viernes 8 de enero, en La Vega. 

Este martes 12 de enero todavía sus familiares esperaban el cadáver del joven. No tendrá velorio por decisión del Gobierno, así le dijeron a los parientes. Será enterrado en el Cementerio General del Sur y escoltado por los funcionarios. 

El joven es uno de los 14 fallecidos que han sido identificados por sus familiares, luego del operativo de La Vega. La organización Provea indicó que la incursión policial dejó 23 fallecidos, sin embargo, otras informaciones extraoficiales hablan de 24. 

de La Vega
Comisiones mixtas tomaron La Vega el viernes 8 de enero. Foto: Cortesía

El despliegue presuntamente fue para capturar a supuestos miembros de la megabanda de la Cota 905 que llegaron al barrio la última semana de diciembre. Sin embargo, vecinos de Valle Alegre dicen que los vieron desde mediados de diciembre y poco a poco fueron bajando a otros sectores. Los habitantes de la calle Zulia comentan que los hombres, la gran mayoría muy jóvenes, portaban armas largas y granadas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos insistió al Estado venezolano en su recomendación de disolver las FAES e investigar las muertes que ocurrieron en La Vega, así como a sancionar a los responsables.

También expresó su preocupación por la muerte “de al menos 20 personas en operativos de seguridad los días 8 y 9 de enero”. 

El 5 de julio de 2019, Michel Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, recomendó a las autoridades disolver el cuerpo élite de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en su tercer informe sobre Venezuela.

Lourdes, la madre de Richard, denunció que al joven le cambiaron la franela, porque él salió a trabajar con una blanca, e incluso así salió en una foto que le tomaron supuestamente antes de su detención. Posteriormente, se difundió la foto de su cadáver y tenía una camisa con cierre.

en La Vega
Foto: Yohana Marra

El dolor no me lo va a quitar nadie pero quiero que se haga justicia, porque hoy fuimos nosotros, mañana será más y pasado muchos más. Ya basta de que maten a inocentes y ellos digan que eran malandros porque son la policía, dijo.

Richard trabajaba en un gimnasio en El Paraíso, el día del operativo salió a las 10:30 a. m. y a esa hora subió hacia su casa en el barrio El Carmen. Testigos dijeron a su familia que los funcionarios lo agarraron una cuadra antes de su vivienda y lo golpearon.

La gente vio cuando lo golpearon en la cara. Eso no fue una balacera, fue una masacre. Le pusieron un apodo, alias Guacamaya. ¿Porque mi hijo tenía el pelo pintado era malandro?.

Según testigos, al joven se lo llevaron del barrio aproximadamente a la 1:30 p. m, creían que estaba detenido pero un funcionario les ordenó que fueran al hospital Pérez Carreño. La familia se enteró de su muerte porque vieron la foto de su cadáver en las redes sociales y aunque fueron a la morgue del hospital Pérez Carreño dos veces no les confirmaron que el cadáver de Richard estaba ahí. 

Fui a las 3:00 p. m. y no me dejaron pasar, después fui a las 6:00 p. m. pero me dijeron que fuera el sábado porque ya no había nada que hacer. El cadáver de mi hijo entró al Pérez Carreño a la 1:30 a. m..

Robo de celulares y ropa

A las 9:30 a. m. del viernes 8 de enero los funcionarios avisaron que todos debían entrar a sus casas, por un parlante, a los vecinos de La Vega. Miyallenla Fernández abrió la puerta de su hogar cuando miembros de las FAES tocaron. 

Los uniformados sacaron de su hogar a Richard Jesús Briceño Fernández, de 23 años. Su mamá recuerda que él les iba diciendo que trabajaba en una cauchera. Esa fue la última vez que lo vio con vida. 

en La Vega
Foto: Yohana Marra

Los policías nos llevaron a un callejón y cuando volví a la casa ya mi hijo no estaba, pero sí había un arma en el sitio y dos tiros en la baranda, como para decir que mi hijo se enfrentó, recordó con rabia.

Richard recibió un tiro en el pecho. Su mamá pudo confirmar que había muerto el sábado 9 de enero, cuando acudió al hospital Pérez Carreño. Hasta la noche del viernes a ese centro médico fueron ingresados 14 cadáveres, según fuentes extraoficiales.

Él nunca estuvo detenido ni tenía antecedentes penales. Mi hijo era inocente y ellos lo mataron, si hubiese sido malandro se oculta hacia la montaña no se queda tranquilo en su casa, esperando que ellos lleguen

De la vivienda de Miyanllela se robaron los celulares, ropa, zapatos y bolsos. Hasta la mañana de este martes 12 de enero, Yuli Rodríguez, suegra de su hijo, seguía detenida luego del operativo. Dicen que ella supuestamente escondía a los malandros, cuando esa señora ni vive en La Vega. Además dijeron que se la llevaban por desacato a la ley.

Marino Alvarado, director de investigaciones de la organización Provea, aseguró que el operativo de La Vega fue una grave violación a los derechos humanos. Exhortó al defensor del pueblo, Alfredo Ruíz, que explique qué fue lo que pasó en La Vega, el porqué hay 23 muertos y ningún herido por parte de civiles o policías.

“El que participó en la reforma policial de 2006 sabe que cuando se hizo el estudio de las policías en el país se estableció que cuando había una gran cantidad de víctimas de parte de los presuntos delincuentes y del lado de los funcionarios no había ni heridos ni muertos estábamos frente a ejecuciones extrajudiciales”.

Según el Observatorio Venezolano de Violencia, 4231 personas murieron presuntamente en enfrentamientos en 2020. El 90 % de las víctimas tenía entre 18 y 40 años y 66 % prontuario policial.

Lee también
Aumentó a 18 la cifra de fallecidos en operativo de La Vega
De acuerdo con el Monitor de Víctimas, hasta el momento los identificados por sus familiares son:
  1. Richard Alejandro Chile Cabello.
  2. Julio Alexander Pino Moreno.
  3. Yeferson José Moreno Plazola.
  4. Carlos Alfredo Hernández Hurtado.
  5. Jonathan Useche.
  6. Nelson Enrique Villalta Talima (murió por bala perdida).
  7. Néstor Duarte.
  8. Richard Jesús Briceño Fernández.
  9. Egli Rivas.
  10. Wilfredo Marcano.
  11. Luis Alejandro Ramírez.
  12. Jonathan Efrain Durán González.
  13. Alfredo Naranjo.
  14. Efraín Durán Gómez.

Participa en la conversación