Importación de azúcar pone en jaque los cañicultores

Sector azucarero en crisis por indefinición de precios, falta de maquinaria y robo de caña

El azúcar traído de Colombia y Brasil ingresa al país sin pagar aranceles, lo que hace que el precio sea más bajo que el producto nacional. Para abastecer el mercado nacional se deben producir 10.000.000 de toneladas de caña de azúcar, y se calcula que para la zafra 2021 apenas podrán llegar a 1,8 millones de toneladas.

Valencia. Los cañicultores no solo deben lidiar con la falta de insumos para la siembra y maquinarias, ahora también se enfrentan a la competencia desleal de la importación de azúcar, lo que hace que el producto se venda en el país por un menor precio.

Eugenio Rodríguez, presidente de la Asociación de Cañicultores, sostuvo que el azúcar traído desde Brasil y Colombia no paga ningún tipo de arancel, lo que genera un precio más bajo en el mercado y deja fría la producción nacional.

También manifestó que el precio del azúcar en anaquel debería ser entre 1,30 y 1,50 dólares, para tratar de rescatar la producción nacional y precisó que para abastecer el mercado nacional necesitan producir 10.000.000 de toneladas de caña de azúcar. Sin embargo, calcula que para la zafra 2021 apenas podrán llegar a 1,8 millones de toneladas.

azúcar
Eugenio Rodríguez afirmó que el azúcar importada de Colombia y Brasil no paga aranceles. Foto: Leomara Cárdenas.

Rodríguez explicó que la baja producción a la que se enfrentan desde hace una década se debe a la falta de insumos para la siembra y maquinarias. Actualmente, un saco de urea o NPK cuesta 30 dólares y necesitan 500 kilos de esos productos por hectárea.

El productor antes tenía los productos para la siembra, iba y buscaba sus insumos en Agroisleña, cuando desapareció se acabó a donde ir a comprar”, relató el cañicultor.

Agroisleña fue expropiada por Hugo Chávez el 4 octubre de 2010. Esta empresa, que fue fundada por españoles, vendió durante 52 años los productos para los agricultores. Chávez justificó la expropiación basándose en que la empresa vendía «los productos a precios elevados», y no apoyaba a los productores pequeños; y aseguró en aquel momento que sería “una nueva institución en manos del pueblo. Bajaremos los precios. Trabajaremos con el pueblo”.

En cuanto a la maquinaria, sostuvo que está paralizada 100 %, con la baja producción no han podido invertir en repuestos y cauchos. Carabobo apenas arrimó para la zafra de este 2020, 45.000 toneladas de caña de azúcar, y apenas pudieron moler en todo el país dos millones de toneladas de azúcar.

Hectáreas perdidas

En 2006 en el estado Carabobo se contaba con 7500 hectáreas sembradas con caña de azúcar, y había 160 productores. Actualmente, solo quedan 900 hectáreas de siembra y 14 productores de caña de azúcar.

Eugenio Rodríguez también señaló que el lago de Valencia arropó unas 2500 hectáreas. En la actualidad el cuerpo de agua marca como cota 414 metros, cuando debería estar en 408. Por tal razón, ha arropado unas 10.000 hectáreas afectando la agricultura y viviendas.

En octubre, la presidenta de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, María Gabriela Hernández, hizo un recorrido por diferentes puntos que colindan con el lago de Valencia e informó que estaban realizando un informe para declarar el lugar como zona de emergencia, pues creen que el nivel del lago —que recibe aguas residuales— continuará aumentando. Este 3 de noviembre el Parlamento aprobó la declaratoria de emergencia ambiental y social en la cuenca del lago de Valencia.

Para el presidente de la Asociación de Cañicultores, otro factor que los está “matando” es la inseguridad. Comentó que son frecuentes los robos de caña de azúcar y de vehículos, entre otros. Ante esto hizo un llamado a los cuerpos de seguridad para que si ven transitar un vehículo con caña de azúcar, lo revisen, detengan y pidan los papeles de la compraventa, que lleve el sello húmedo de la asociación y de esa manera se podrían minimizar los robos.

Políticos pidiendo votos

De cara a las elecciones parlamentarias que convocó la administración de Nicolás Maduro para renovar la Asamblea Nacional, candidatos del Partido Socialista Unidos de Venezuela por el Circuito 2 en el estado Carabobo, han recorrido las zonas agrícolas y han ofrecido sacos de maíz para sembrar.

Eugenio Rodríguez insistió en que eso no es una solución y que su papel de llegar a la Asamblea Nacional es redactar leyes que garanticen la seguridad y estabilidad de los productores.

Hagan leyes para que el productor tenga condiciones. Hagan leyes para que los policías no tengan que ‘matraquear’ cuando transitamos con la cosecha. Discutan leyes para reactivar la producción. Van en campaña electoral y más nuca se les vuelve a ver”.

Las exigencias de los cañicultores a la administración de Nicolás Maduro son claras: financiamiento para adquirir urea, insecticidas y repuestos para maquinarias, entre otros. Además, eliminar la importación de azúcar para que la producción nacional tenga rotación en los anaqueles.


Participa en la conversación