Importación de gasolina iraní no alivia la demanda de los usuarios

El martes, segundo día con el nuevo plan de expendio de nueve estaciones visitadas en Caracas apenas tres contaban con gasolina en la mañana. El miércoles la situación no fue muy distinta: en Anzoátegui y Carabobo los usuarios se quejaron al no poder abastecerse, mientras que en Caracas algunos pasaron más de 20 horas en …   leer mas

656 1
656 1

El martes, segundo día con el nuevo plan de expendio de nueve estaciones visitadas en Caracas apenas tres contaban con gasolina en la mañana. El miércoles la situación no fue muy distinta: en Anzoátegui y Carabobo los usuarios se quejaron al no poder abastecerse, mientras que en Caracas algunos pasaron más de 20 horas en cola y en Montalbán y La Urbina protestaron.

Caracas. Cinco buques con 1,5 millones de barriles con hidrocarburos provenientes de Irán, así como un nuevo esquema de venta, llegarían esta semana para intentar aliviar la escasez de gasolina, que empeoró desde finales de marzo en todo el país. Sin embargo, por tercer día consecutivo, los usuarios pernoctan en largas colas que han generado malestar y también protestas en algunas de las estaciones de servicio.

El ministro de Petróleo y vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, informó que las bombas trabajarían a partir del martes con un nuevo horario de 5:00 a. m. a 5:00 p. m. En las estaciones las reglas varían y las que cuentan con gasolina abren a las 6:00 o 9:00 de la mañana. El estado Zulia, por ejemplo, maneja un horario especial de 6:00 a. m. a 12:00 p. m., según informó el gobernador de esa entidad.

En el segundo día con el nuevo plan de expendio, de nueve estaciones visitadas en Caracas apenas tres contaban con gasolina la mañana del 2 de junio. El miércoles la situación no fue muy distinta: en Anzoátegui y Carabobo los usuarios se quejaron al no poder abastecerse, mientras que en Caracas algunos pasaron más de 20 horas en cola y en Montalbán y La Urbina protestaron.

En una estación en El Tigre, estado Anzoátegui, hubo una protesta este miércoles. La gente cerró la vía durante hora y media hasta que llegó la Guardia Nacional Bolivariana y lograron mediar con las autoridades para que les echaran 10 litros. A las afueras de Barcelona hubo una falla eléctrica y retrasó el expendio, así que abrieron a eso de las 10:00 a. m.

El quinto buque iraní (Clavel) arribó a costas venezolanas este 1° de junio. Según cálculos de TankerTrackers.com, la carga de los cinco buques sumaba 1,5 millones de barriles en productos petroleros. Una fuente ligada al sector, quien prefirió dejar su identidad bajo anonimato, explicó a Crónica.Uno que la mitad de la carga (750.000 barriles) sería gasolina y la otra, alquilatos, un componente que se usa para refinar gasolina o para subir el octanaje a una de baja calidad.

Los cinco buques ya atracaron en Venezuela, lo que suponía aplacar la demanda en un país que lleva meses con algunas estaciones cerradas, un mercado negro que se aprovecha de la escasez, en donde los usuarios pagaban hasta $2 y $3 por litro. El 30 de mayo el mandatario Nicolás Maduro admitió la crisis que enfrenta el sector y reveló que el inventario del que disponían era de apenas un cuarto de la demanda nacional.

Dos situaciones estarían generando retraso en el despacho de gasolina, según la fuente familiarizada con el sector. Una es que si la gasolina proveniente de Irán es de bajo octanaje la tendrían que mejorar con los alquilatos que se importaron, lo cual añade un paso más a la cadena de distribución. La segunda sería que si las cisternas están saliendo desde Yagua, estado Carabobo y no desde Guatire, estado Miranda se tardarían más en surtir el Distrito Capital, por ejemplo.

Si los alquilatos traídos desde Irán no son usados para mejorar la gasolina, otra de las opciones que considera la fuente es emplearlos en la producción de gasolina en caso de que se reactive alguna refinería. Actualmente las cinco plantas refinadoras que posee Venezuela se encuentran paralizadas, lo que ha llevado a la nación a depender de las importaciones para abastecer la demanda local.

“La industria de hidrocarburos iraní ha estado bajo muchísimos cuestionamientos en cuanto a la calidad de su combustible, pero también desde el impacto ambiental. No sabemos las características de esa gasolina y si cumple con las que requiere el mercado automotor venezolano, hecho para gasolinas de 91 y 95 octanos. El problema de echarle gasolina al carro de bajo octanaje es que empieza a tener fallas, puedes ponerle una de mayor octanaje, pero nunca al revés”, explica la fuente.

La gasolina que se importaba a Rosneft o Reliance traía las características, sin embargo, eso no ocurre con la que traen los tanqueros de Irán, explica el especialista. Además, agrega que las autoridades sí tienen planes de arrancar la producción de gasolina en el país, pero que tras años de mal mantenimiento y de maltrato en las refinerías no será una tarea fácil.

Mientras tanto en Carabobo, José Joaquín Vargas, miembro del Estado Mayor de Refinación de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), reconoció que en la entidad se han generado muchas fallas en la distribución y comercialización de combustible, lo atribuye a que existe falta de personal y daños en equipos surtidores en diversas estaciones de servicio.

Las autoridades anunciaron un plan de venta subsidiada que tiene un límite de 120 litros por auto y 60 litros por moto al mes, así como una gasolina a referencia internacional ($0,50 por litro). Otra de las características del nuevo esquema es el pago a través de sistema biométrico. Hasta ahora las colas persisten en Bolívar, Aragua, Anzoátegui, Carabobo, Barinas, Sucre, Monagas y Vargas, tanto en las estaciones de venta subsidiada, como las que ofrecen «servicio premium».

Con información de los corresponsales de Crónica.Uno

In this article

Participa en la conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comment

  1. Usuarios reportan por cuarto día que viven un calvario para echar gasolina Responder

    […] fui ayer a las 7:00 de la noche a la estación de servicio Vespa y logré echar gasolina ahorita (11:45 a. m.), eso porque corrí con suerte de que llegó la gandola a las 9:00 a. m., […]