En el segundo día de nuevo esquema de venta las bombas se quedaron sin gasolina

De nueve estaciones de servicio visitadas solo tres estaban abastecidas este martes en la mañana. Encargados de dos bombas manifestaron que el fin de semana les pusieron 13.000 litros de gasolina, que no alcanzaron para un segundo día. Las colas en la ciudad no se aliviaron pese a la llegada de una gasolina premium a $0,50. En Maracay las estaciones trabajaron hasta mediodía, cuando se quedaron sin combustible.

Caracas. La entrada en vigencia este 1° de junio de un nuevo esquema de venta con precios internacionales y subsidiados, parecía ser la apuesta del gobierno por aliviar la profunda escasez de gasolina, que empeoró en marzo de este año, justo con la llegada de la pandemia por COVID-19. Sin embargo, este martes 2 de junio, en el segundo día del nuevo esquema, la mayoría de las bombas se quedaron sin gasolina y las colas se entrecruzaban en calles y autopistas de la ciudad.

En un recorrido realizado por el equipo de Crónica.Uno hasta las 11:00 a. m. de nueve estaciones de servicio visitadas, apenas tres tenían combustible y solo las privadas, que ofertan la gasolina en dólares. Pese a que el combustible se paga en “verdes” y la promesa es de “un servicio premium” los usuarios allí también hacen largas colas.

A la estación de servicio Guayana de la avenida Victoria a las 9:40 a. m. le quedaba poca gasolina, así que entregaban 50 números a quienes tenían motocicletas. “No sabemos cuándo llegará la gandola”, dijo el encargado de la bomba, quien también informó que allí no había restricción para el despacho. El ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, aclaró la tarde de este lunes que no se podía condicionar la venta a ninguna persona y que el límite al mes era de 120 litros para autos y 60 litros para motocicletas.

Foto: Gleybert Asencio

El litro de gasolina subsidiada (Bs. 5000) también es pagado con dólares por la gente. Un hombre que ponía 51 litros a su vehículo canceló con un billete de $5 debido a que no llevaba bolívares en efectivo, mientras pagaba contó que llevaba dos meses sin poder echar gasolina. El uso de la moneda estadounidense se intensificó a mediados de 2019. Una situación desencadenada por la hiperinflación que vive el país desde finales de 2017 y por la falta de bolívares, así como por la flexibilización de las leyes que penalizaban el uso del dólar. Un estudio de Ecoanalítica reveló que en febrero 64 % de las transacciones en el país se hacían con dólares.

En la estación de servicio Cojedes, ubicada en la avenida Roosevelt no había gasolina a las 10:00 de la mañana. Se había terminado 15 minutos antes, expresó Edgar Tovar, encargado de la bomba, quien esperaba que hoy mismo les volvieran a surtir. La venta allí es subsidiada. Indicó que el domingo los abastecieron con 13.000 litros de bajo octanaje, debido a que el resto de la cisterna se compartió con otras dos estaciones. La única opción de pago en el lugar es en cash, así que las personas “pagaban con efectivo o no pagaban”, relató Edgar.

Foto: Gleybert Asencio

“La jornada ha sido chévere lo único es que tenemos deficiencia con el internet y está lento el sistema. Nosotros estamos informándole a la gente que ponga sus papeles en regla, es importante que los vehículos estén a nombre de los dueños para usar correctamente sus 120 litros”, informó Hanny González, coordinadora de Vehículos en el Instituto Nacional de Transporte Terrestre de La California, quien hacía una revisión por las estaciones de la avenida Victoria.

González precisó que si las personas aún no han registrado sus vehículos en el sistema patria no deberían tener impedimento a la hora de echar gasolina. No se le puede negar a nadie, pero lo importante es regularizar esa situación y para eso la gente tiene 90 días para que se registren, dijo a Crónica.Uno.

Al igual que la estación de servicio Cojedes, la de Ciudad Universitaria también fue abastecida con 13.000 litros de combustible el fin de semana. El mismo lunes, cuando empezó el nuevo esquema de venta, se quedaron sin gasolina a la 1:00 de la tarde, expresó el encargado del lugar. La mañana de este martes esperaban una gandola que les repondría el combustible; sin embargo, explicó que el sistema estaba caído en planta Guatire y que por esa razón no les habían enviado la carga. En esa estación el biopago no funciona porque no tienen internet.

Unos 13.000 litros de gasolina alcanzan para 325 vehículos, si se estima que cada persona eche 40 litros. Una cisterna carga aproximadamente 36.000 litros de combustible, según el encargado de la estación de servicio Cojedes la carga se está repartiendo entre tres estaciones, por lo cual les estaría llegando 12.000 litros a cada una. Desde el fin de semana pasado arribaron desde Irán unos cuatro buques con gasolina, en una alianza con Venezuela. Se calcula que los cinco buques traigan 1,5 millones de barriles entre gasolina y aditivos.

Según un registro de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa) hasta el 31 de diciembre de 2018, el parque automotor en la nación era de 4.083.000 autos y unas 200.000 motos.

La estación de servicio Móvil Los Palos Grandes se quedó sin combustible el lunes a las 8:30 p. m., hasta esa hora trabajaron, contó el encargado del lugar. La mañana de este martes la cola recorría varias cuadras y había choferes desde el día anterior. “Hoy nos dijeron que venía en camino el camión, si viene de Yagua (estado Carabobo) se tardará más”, explicó.

“Desde las 8:30 p. m. estoy aquí, nos dijeron que llegaba a las 2:00 p. m. la cisterna. En la internacional (estación) pasan a cada ratico, llevan como cinco horas trabajando”, manifestó un vecino del sector, quien hacía cola.

La estación de servicio El Rosal sí estaba operativa este 2 de junio por la mañana. Ayer no laboraron debido a que no estaban autorizados, dijo el encargado del sitio. Esa forma parte de las 200 estaciones privadas, que ofrece servicio a referencia internacional. “Tenemos combustible”, manifestó el encargado y añadió que aún no poseen el sistema biométrico, por lo que se están manejando con los clientes solo en efectivo.

El lunes la bomba de Las Mercedes abrió a las 9:30 a. m. A esa hora comenzaron a brindar servicio a quienes iban por la subsidiada y también por la dolarizada. Este martes a las 10:00 a. m. estaban parados por falta de combustible. La gente en sus vehículos esperaba en las cercanías para poder surtirse. “Hace una hora nos quedamos sin gasolina, estamos esperando la gandola y que ya viene”, relató la encargada de la estación.

Foto: Gleybert Asencio

La estación de servicio Tamanaco estaba operativa la mañana de este martes. Un guardia nacional que custodiaba la entrada expresó que comenzaron a atender a las 7:30 a. m., allí la forma de pago era solo con efectivo. La Floresta a esa misma hora esperaba que les surtieran para empezar, la encargada del lugar indicó que trabajaron el lunes hasta las 5:50 p. m. “Hoy no sabemos cuándo nos van a surtir”, dijo.

La estación de Parque Cristal cambió su modalidad de venta. El lunes ofrecían gasolina dolarizada y subsidiada. Sin embargo, la tarde del mismo lunes empezaron despachar solo gasolina a precio internacional, de esa manera operaban este martes, aseguró un guardia nacional que cuidaba la entrada. A las 11:00 de la mañana les quedaba poco combustible, según el funcionario unos 3000 litros y trabajarían hasta que se agotara.

En otras ciudades del país la situación no fue distinta. En Maracay, por ejemplo, la mayoría de las estaciones de servicio solo trabajaron hasta mediodía, pues se quedaron sin combustible y no fueron reabastecidas. Los usuarios que soportaron largas colas desde la madrugada reclamaron que se quedaron sin echarle gasolina a sus carros.

En el estado Aragua, según reportaban los usuarios, las bombas no abrieron a las 5:00 a. m. como había anunciado el día anterior Tareck El Aissami, el lunes en la tarde al hacer un balance de la jornada a la que calificó de exitosa.


Participa en la conversación