Intergremial de Salud del estado Sucre denunció éxodo de 140 médicos y 30% de enfermeras

éxodo de 140 médicos

Médicos, bioanalistas, enfermeras y trabajadores del Hospital Universitario, Antonio Patricio de Alcalá, de Cumaná, advierten que las condiciones de infraestructura del centro de salud y los bajos salarios impiden que el personal calificado preste una atención digna a los pacientes.

Cumaná.- El colapso de las áreas vitales del Hospital Universitario Antonio Patricio de Alcalá, (Huapa), el principal y más grande centro de salud del estado Sucre, con sede en Cumaná, y la depreciación salarial del sector son parte de las razones para la protesta de médicos, bioanalistas, enfermeras y trabajadores. El martes pasado hubo una manifestación para visibilizar de nuevo las condiciones de deterioro del centro de salud.

Rafael Peroza, presidente del Colegio de Médicos del estado Sucre, advirtió que la prestación del servicio y la atención a la salud del ciudadano se agrava ante la falta de insumos, medicamentos y el éxodo de 140 médicos en todo el estado Sucre, entre los que se suman especialistas y aproximadamente 30% del personal de enfermería. Esta situación ha mermado sustancialmente la atención de calidad a los pacientes recluidos en el centro hospitalario.

“La crítica situación del principal centro dispensador de salud en Sucre revela el precario sistema de vacunaciones. Ahora mismo no se cuenta con la vacuna BCG, prioritaria para la población infantil”, subrayó.

éxodo de 140 médicos
En la terapia intensiva los pacientes contraen bacterias. Foto: Mónica Salazar.

Para el dirigente sindical, la situación del Huapa es crítica. “No existen las condiciones laborales para que el personal calificado pueda ejercer el acto médico, que se traduzca en una atención digna al paciente”.

Cifras que alarman

Vitelio Patiño, cirujano oncólogo y miembro del Colegio de Médicos del estado Sucre, destacó la crítica situación que presentan las áreas vitales de cualquier hospital en el mundo. “En el Huapa, la terapia intensiva, quirófanos, sala de partos y retén neonatal no escapan de la grave situación del país”.

Patiño denunció que en la terapia intensiva se registran infecciones por bacterias resistentes a casi todos los medicamentos, condición que eleva los índices de morbilidad-mortalidad de una cantidad de pacientes que en otras condiciones podrían salvarse.

Igualmente puso de relieve que en Sala de Partos, en el segundo trimestre de este año, en solo un mes hubo 28 abscesos debido a infecciones contraídas allí. Refirió que para octubre de este año se registran 9 muertes maternas que visibilizan un repunte de los índices nacionales que llevan a superar los números de 2018 y remontan las estadísticas a principio de los años setenta. 

El aumento de estos índices, advierte Patiño, “solo revela el grado de insalubridad de estas áreas y de estos servicios de emergencia y de atención hospitalaria. Sucre y Táchira son los estados del país que están en el rango de mayor precariedad”.

Estas condiciones de insalubridad se constata a simple vista en el área de emergencia de adultos, en la que los pacientes son atendidos literalmente en el piso de los pasillos. “Conviven con perros, gatos, roedores que hacen sus necesidades fisiológicas ante la mirada complaciente de los directivos del hospital”, agregó.

Acusó el silencio de las autoridades ante las alarmantes cifras que denotan un verdadero problema de salud pública como el alto índice de embarazo de adolescentes, en la parroquia Altagracia del municipio Sucre, que cuenta con la cifra más alta de América Latina. Igualmente, en la península de Araya, municipio Cruz Salmerón, se presenta el mayor número de casos de VIH en Venezuela. 

Pedro Carvajal, presidente del Colegio de Bioanalistas, también llamó la atención ante el eventual cierre del área de laboratorios del principal centro de salud de Sucre, porque en la actualidad “solo se están haciendo exámenes de orina y heces”.

En el Huapa no hay capacidad de garantizar los exámenes básicos para el diagnóstico presuntivo de cualquier enfermedad, “por lo cual el paciente o su familiar debe brincar de un laboratorio a otro para lograr hacerse los exámenes de rigor”.

éxodo de 140 médicos
Médicos aspiran a un salario de 1000 dólares. Foto: Mónica Salazar.
Condiciones laborales

El presidente del Colegio de Médicos destacó que rechazan el salario que devengan es insuficiente, por lo cual exigen un salario que alcance los 1000 dólares.

“Con ese salario que nos degrada en nuestra condición humana no podemos satisfacer nuestras necesidades básicas”, indicó Peroza.

“Las reivindicaciones salariales de los trabajadores de la salud deben concretarse mediante la discusión de la contratación colectiva con la representación sindical natural del sector como lo es la Federación Médica Venezolana”, acotó.

Lee también
Bolívar eleva su vulnerabilidad por fiebre amarilla, difteria, paludismo y sarampión

Participa en la conversación