Joven de 24 años lidera banda que estafó a más de 3500 personas por redes sociales

estafas/ banda

El Cicpc detuvo a siete integrantes de una red de estafadores que opera en Caracas, Zulia y Trujillo, quienes a través del hackeo del correo electrónico y luego de Facebook, Instagram y WhatsApp captaban a su víctimas para venderles dólares.

Caracas. Hola, cambié mi número telefónico. Escríbeme al WhatsApp. Este es el mensaje que usualmente reciben las personas, a través de redes sociales, de una banda de estafadores que tiene 3782 víctimas en su historial.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) solo ha recibido la denuncia de 300 víctimas, sin embargo, encontraron 3782 correos en los celulares de los 7 miembros de la banda que detuvieron. Entre los aprehendidos por la División contra Delitos Informáticos se encuentra  su líder, un joven de 24 años.

Douglas Rico, director de la policía científica, identificó al cabecilla de la red como Bregy Nicomedez Valera Ceremeño, quien fue detenido en el sector La Matica de Los Teques, el viernes 1 de noviembre, junto con el segundo al mando de la organización, José Leonardo Núñez Aulacio, de 22 años. 

La banda opera en otras regiones del país, como en Cabimas, estado Zulia, donde aprehendieron a Jonairina Karina Maldonado de Yedra, de 31 años; Sabino Antonio Torres Borjas, de 50 años, y Wiston Jesús Serrudo Monsat, de 49 años. También en Trujillo detuvieron a María Alejandra Trejo Briceño, de 20 años, y a Ricardo Alejandro Rivas González, de 21 años. 

Lee también
Delincuentes pagan publicidad en redes sociales para generar confianza y cometer estafas

La banda utilizaba la modalidad del phishing, un método informático para adquirir información confidencial. En este caso las víctimas recibían un correo electrónico y, al abrir un link y completar la información, los criminales tomaban posesión de sus datos

Luego hackeaban las redes sociales asociadas al correo, como Facebook, Instagram y WhatsApp, y les cambiaban las claves. Posteriormente, escribían a las amistades de esta persona y les ofrecían desde 100 hasta 10.000 dólares. 

Depositaban el dinero en una cuenta prestada o alquilada. Luego, cuando esa persona pasaban el dinero, no le contestaban más, explicó el comisario. 

Los que lograban captar una víctima recibían 50 % del dinero estafado. También asociaban a nuevos delincuentes y los entrenaban, todo esto en el estado Zulia. 

El Cicpc decomisó un vehículo modelo Corolla, marca Toyota, en el sector San Benito de Cabimas; también dos pistolas que poseían los detenidos. 

Rico agregó que en Colombia hay un hombre identificado como Jesús Roberto Medina que utiliza esta modalidad del phishing para apoderarse del círculo de redes sociales de su víctima y estafar.


Participa en la conversación