La casa de la Vinotinto en Chile está bien «pepita»

La selección venezolana está instalada desde el martes en el Centro Deportivo Monasterio Celeste, que tiene todas las comodidades y la tranquilidad para trabajar 

Cristóbal Naranjo/@cristobnaranjo

Caracas. El cuerpo técnico de la Vinotinto le dio prioridad a la tranquilidad y el sosiego al momento de elegir la instalación que fungirá como su cuartel general durante la Copa América que arranca hoy en Chile. Quizás por eso, el seleccionador nacional Noel “Chita” Sanvicente y sus asistentes optaron por alojar al combinado venezolano en un Monasterio, retirado de distracciones y sobre todo de los flashes y libretas de los medios de comunicación.

El Centro Deportivo Monasterio Celeste situado en el cantón de Requinoa -a 24 kilómetros de la ciudad de Rancagua- es desde el martes la casa de Venezuela en el torneo suramericano que para los criollos inicia el domingo con el partido ante la selección colombiana.

El complejo pertenece al club de la Primera División O’ Higgins y debe su nombre a sus dueños originales: una congregación religiosa católica.

La Vinotinto descansa en en un Monasterio y tiene sauna, gimnasio y 7 canchas. Foto cortesía Federación Venezolana de Fútbol
La Vinotinto descansa en en un Monasterio y tiene sauna, gimnasio y 7 canchas. Foto cortesía Federación Venezolana de Fútbol

Con todos los juguetes
La base de operaciones venezolana cuenta con siete canchas de grama natural y una de césped artificial, además de un gimnasio, vestuarios, saunas y un hotel, con casino incluido, que tiene capacidad para alojar a 35 personas. El martes apenas a su llegada desde Argentina, el plantel en pleno cenó e inmediatamente se retiró a sus respectivas habitaciones.

Ayer en la tarde, el grupo trabajó a puerta cerrada y hoy también en horas vespertinas realizará su primer entrenamiento con acceso para los periodistas, que podrán volver a observar a la Vinotinto el sábado por la mañana antes del debut copero ante los cafeteros.

El coordinador de la selección nacional Napoleón Centeno informó antes de partir a Chile que el combinado jugará el domingo ante Colombia en el estadio el Teniente de Rancagua  y, luego de pernoctar en el Monasterio, el lunes se trasladará a Valparaíso donde el jueves chocará ante Perú en el segundo partido del Grupo C. El viernes 19 el grupo regresa a su búnker y al día siguiente sale para Santiago de Chile, ciudad que albergará el 21 su último encuentro de la fase de grupos ante la oncena de Brasil.

Centeno, quien viajó el mes pasado a tierras australes para constatar la idoneidad del Monasterio Celeste, aseguró que la quietud del grupo en todo el proceso de preparación previo al estreno  que inició en la isla de Margarita, continuó en Mendoza, Argentina y concluirá en Requinoa es un factor que no tuvo el grupo en otras ediciones del torneo.

“A excepción de la Copa pasada, esta tranquilidad no la tuvimos. En Perú 2004 fue una locura”, puntualizó.

Foto: Cortesía Federación Venezolana de Fútbol


Participa en la conversación