La Chinita bajará de su nicho en medio de un «manantial de amor chiquinquireño»

la chinita

Ante la falta de agua potable, este año lo recaudado durante las fiestas será donado a la Basílica y el hospital Chiquinquirá para la construcción de un pozo de agua.

Maracaibo. La virgen de la Chinita descenderá de su nicho el próximo sábado 26 de octubre. Así lo anunció el párroco de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá y San Juan de Dios, Nedward Andrade. «Todo está listo para que la Chinita se reúna con su pueblo».

La tradicional bajada de la virgen de Chiquinquirá estará acompañada, como todos los años, de una campaña humanitaria para recaudar fondos y comida para los más necesitados. En 2017, la campaña Corona de caridad llevó alimentos a los indígenas del sector Arismendi, en el centro de Maracaibo. En 2018, con Prendas de amor, donaron ropa y comida en la Guajira y Maracaibo.

Andrade explicó que este año la campaña Manantial de amor chiquinquireño será para solventar la falta de agua potable que sufren la Basílica y el hospital Chiquinquirá con la construcción de un pozo. «Queremos que no solo la Basílica se beneficie, también el hospital Chiquinquirá. Ya tenemos ubicado donde se va a construir, según los primeros análisis. Esperamos que muy pronto tengamos disponibles las cuentas bancarias para quien desee colaborar».

Sin embargo, el párroco aclaró que de igual manera y como en años anteriores la Basílica recibirá alimentos y medicinas. También se realizará el tradicional Potazo Chiquinquireño.

La bajada

María de Chiquinquirá bajará de su nicho para encontrarse con su pueblo. La misa será oficiada en la plazoleta de San Juan de Dios a las 5:00 de la tarde por el obispo de Punto Fijo, monseñor Carlos Cabezas.

Andrade adelantó que los mantos de la Virgen se bendecirán el 16 de octubre. «No hay mayor milagro que ver cuando un devoto viene angustiado frente a su retablo y verlo salir con energía, sonriente, esperanzado. La Virgen nos une como hermanos. Ella es paz, el orgullo de nuestra raza; de allí la razón de ser del eslogan de la fiesta patronal Chiquinquirá es Madre de todos y dignidad de un pueblo».

Precisamente ese eslogan fue tomado por el servidor de María, Andrés González, para componer un tema: «Dignidad de un pueblo», grabado por Gaiteros del Pozón.

Luego de su bajada, el domingo 27 de octubre, la réplica de la tablita partirá a su tradicional procesión lacustre y todo el día los feligreses pueden acercarse hasta la Basílica para besar la reliquia, como gesto de bienvenida.

El manto de la China

Como todos los años la expectativa recae sobre el manto que llevará la Virgen. El sacerdote informó que el 16 de octubre, Día de Santa Eduviges, «estarán a la vista de los feligreses los mantos que en sus fiestas lucirá la Chinita en este 2019. Ese día se bendecirán».

La Chinita recorrerá Maracaibo en tres caravanas en el María Móvil. Comenzarán el sábado 5 de octubre hacia la zona norte, al municipio San Francisco irá el domingo 19 de octubre y a la zona oeste irá el 3 de noviembre. Para el 9 de noviembre está contemplada la realización de la Caminata Juvenil Chiquinquireña. Partirá a las 4:00 p. m. de la iglesia San Alfonso María de Ligorio, ubicada en la calle 70 de Maracaibo hasta la plazoleta de San Juan de Dios.

El 18 de noviembre, Día de la Chinita, la misa estará a cargo de monseñor José Luis Azuaje, arzobispo de Maracaibo. Ese día se firmarán los estatutos que regirán en la Sociedad Religiosa Servidores de María, cuya nueva directiva se elegirá el venidero 12 de octubre. La misa se oficiará a las 11:00 p. m. del 30 de noviembre. Se calcula el retorno a su camarín a las 6:00 de la tarde del domingo 1° de diciembre.


Participa en la conversación