Dirigentes de base de la MUD en comunidades de Caracas consideran que una eventual suspensión del referéndum podría ser el “detonante” de un estallido social.

Carlos Crespo/ @CarlosCrespoR  

Caracas. Dirigentes de base de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) consideran que una eventual suspensión del referendo revocatorio por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) o el Poder Judicial agudizaría la tensión social que se vive en el país. “Sería un detonante”, opinó la líder vecinal de la parroquia Coche, Ingrid Rodríguez, quien forma parte de Primero Justicia (PJ).

El integrante de la Alianza del Lápiz en Catia, Ángel Cacique, coincidió con este planteamiento al indicar que cada día crece el peligro de que se produzca un estallido social. “Lo que percibo es un nivel de descontento muy grande y las potencialidades de violencia se incrementan. La gente está incómoda, no solo con el oficialismo sino con nosotros también, esto nos puede rebasar a nosotros”, señaló.

Cacique indicó que el revocatorio ofrece un grado de esperanza a las personas. “Yo tengo una vela prendida porque la salida sea constitucional y democrática”, añadió. Esta opinión también es compartida por Manuel Mir, dirigente vecinal de la parroquia 23 de Enero. “Cuando se agotan los medios pacíficos el pueblo puede insurreccionarse, la gente puede comenzar a presionar por la desesperación, porque no hay salida”.

Versiones extraoficiales apuntan a una posible suspensión o retraso de la consulta contra Maduro a través de una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia o decisiones del CNE.

Protesta y represión

Los dirigentes coincidieron en que hay signos de desesperación y rabia en la gente, por el desabastecimiento de alimentos, que pueden llevar a las personas a tomar acciones extremas para que cambie la situación. “La gente está cansada de más de los mismo con este Gobierno, está resteada, sé de casos de personas que la botaron del hipódromo por firmar para el revocatorio. La gente perdió el miedo a las amenazas de que te saquen la bolsa de la comida o que no te den la vivienda porque ya le han fallado muchas veces”, señaló Rodríguez.

Lee también
Asociaciones vecinales y partidos debatirán sobre la participación electoral

Cacique indicó que las personas están entendiendo que “no hay salidas fáciles”, pero el Gobierno está “cerrando” los caminos democráticos, lo que, considera, aumenta la crispación social. “En los consejos comunales están extremando el sectarismo, a los que sospechan que no están con el Gobierno no los dejan postularse”.

Los dirigentes pusieron el ejemplo de lo que sucedió en Táchira este martes, en donde unas 700 mujeres superaron un cordón de la Guardia Nacional, en la frontera con Colombia, para comprar alimentos. “El Gobierno va cumplir su épica, soñaban con un proceso violento, va a tener que ser mayor la violencia y más sistemática para contener a la gente. Va a ser como en el Táchira y la Guardia Nacional no va poder”, expresó Cacique.

Foto: Miguel González


Participa en la conversación