En esa ciudad saquearon todo tipo de negocios: Panaderías, ferreterías, centros comerciales y camiones. Hubo enfrentamiento entre motorizados armados y cuerpos de seguridad. Se reportó un  fallecido.

Caracas. Cumaná amaneció con quemas de cauchos en los accesos a la ciudad y varias avenidas principales. A media mañana comenzaron los saqueos a diversos comercios: carnicerías, panaderías, charcuterías, abastos chinos, tiendas de fotocopiadoras, ferreterías, además del Centro Comercial Cumaná Plaza, Unicasa, Farmahorro, óptica Caroní y la tienda de ropa Oxford.

Un grupo grande de motorizados empezó el desorden y el amedrentamiento también, según denunciaron defensores de los Derechos Humanos contactados por Crónica.Uno.

“Hubo una mezcla de necesidad con violencia. No cesaron los disparos. Lo que sucedió luego del mediodía no fue por hambre. Cumaná está encendida por los cuatro costados. Todos los mercaditos y los Mercales de las comunidades fueron atacados”, dijo la fuente.

Andrés Hernández, líder comunitario en Cumaná, contó que los «vecinos de varias zonas estaban muy asustados por los hechos violentos» y la zozobra aumentó cuando en la zona industrial, por ejemplo, fue saqueada una de las principales distribuidoras de alimentos. Las personas que ingresaron se llevaron comida y hasta los equipos».

Mientras en la tarde la situación seguía tensa en esa entidad, el presidente Nicolás Maduro estaba en cadena de radio y televisión. Los vecinos se enteraban de lo sucedido por las redes sociales. Luego la bulla de las motos y los tiroteos hicieron que la gente, en sus propias casas, se escondiera.

Avanzada la tarde llegó un contingente de la Guardia Nacional Bolivariana desde Puerto La Cruz. Militarizaron el puerto, donde ya se habían registrado saqueos a los camiones que esperaban los barcos para ir a Margarita.

“El vandalismo está desatado. Esto es horrible. No había visto algo así desde el 27 de febrero de 1989”, dijo la fuente a quien se contactó vía teléfono vinculada con organizaciones de derechos humanos.

Los motorizados iban por todas las calles y robaban todo lo que tenía santamaría. Incluso los transeúntes denunciaron que les arrebataron celulares y bolsas.

Lee también
Docentes de Cagua denuncian acoso y amenazas de autoridades educativas de Aragua

Las protestas comenzaron en las zonas sur y oeste de Cumaná, las más empobrecidas. Comunidades de Caigüire, Brasil, El Peñon, La Llanada, Cantarrana, la zona industrial, El Dique y Boca de Sabana y las avenidas Bermúdez, Mariño, Perimetral e incluso la Gran Mariscal fueron centro de batallas campales entre los motorizados  y los cuerpos de seguridad. “Ellos fueron los que iniciaron los saqueos a las tiendas de electrodomésticos”, dijo una de las fuentes consultadas.

También hacia el casco histórico se reportaron hechos de violencia.

Al hospital central de Cumaná Antonio Patricio Alcalá llegaron más de 30 lesionados por los perdigones y un señor herido por arma de fuego, identificado como Carlos Colón. La doctora Norka Patíño, de guardia en horas de la tarde, informó que llegó con una severa lesión cardiovascular. Falleció cuando era intervenido.

Agregó que ese puesto asistencial está colapsado y que si recibe cuatro pacientes es una verdadera crisis. “Con los disturbios nos las estamos viendo feo. No teníamos ni soluciones, en la tarde fue que la dirección nos mandó un poquito”, contó.

Al señor lo hirieron en medio de un enfrentamiento generado por el sector Las Palomas, cerca de Marina Plaza, un centro comercial y el lugar donde guardan las embarcaciones pequeñas.

El transporte público se suspendió en toda la ciudad, así como también las actividades académicas. Vecinos de las zonas cercadas reportaron cortes de luz.

La Cámara de Comercio de Cumaná informó que más de 20 negocios fueron atacados. Otras fuentes extraoficialmente mencionaron que casi 70.

Lee también
Intergremial de Salud del estado Sucre denunció éxodo de 140 médicos y 30% de enfermeras

El gobernador del estado, Luis Acuña, se refirió a los saqueos como eventos diseñados para generar zozobra, destacó que los organismos de seguridad actúan apegados a la ley y contra los actos de vandalismo.

El alcalde de Cumaná, David Velásquez en su cuenta de Twitter anunció un decreto que prohíbe la circulación de los motorizados por 72 horas después de las 6:00 pm.

#Decreto: A partir de este momento se suspende por 72 horas la circulación de motos de uso particular en la ciudad de Cumaná. David Velasquez (@davidvpsuv) June 14, 2016

Andrés Hernández, apuntó que «desde hace tiempo en la entidad hay protestas por la falta de alimentos. La gente está molesta y con los Clap las quejas son mayores, porque hay comunidades en las cuales ni han hecho presencia». 

El dirigente de la oposición en Sucre, César Rincones, añadió que «en ese estado, al igual que en otras partes del país, los Clap se están manejando con criterios políticos». 

Foto referencial: Miguel González. 


Participa en la conversación