Magisterio se prepara para la “hora cero” ante falta de respuesta del Ministerio de Educación

Desbordamiento de cloacas y techos cayéndose son algunas de las razones por las que cada semana hay instituciones que deciden suspender las clases. Según el INE, 1275 instituciones dejaron de funcionar desde 2015. El gremio de docentes se movilizará los días 3 y 4 de marzo hasta la Vicepresidencia de la República y el Ministerio …   leer mas

1842
1842
magisterio

Desbordamiento de cloacas y techos cayéndose son algunas de las razones por las que cada semana hay instituciones que deciden suspender las clases. Según el INE, 1275 instituciones dejaron de funcionar desde 2015. El gremio de docentes se movilizará los días 3 y 4 de marzo hasta la Vicepresidencia de la República y el Ministerio de Planificación.

Caracas. Tan solo 10 % de aumento salarial fue lo que le propuso el Ministerio de Educación a los maestros el 17 de febrero, que elevaría el sueldo del “docente I” a poco más de 450.000 bolívares mensuales y, aun así, sería inferior al de un obrero de la administración pública. Los educadores exigen el cumplimiento del contrato colectivo, pero desde la cartera ministerial se excusan por la falta de recursos.

Estamos en el camino hacia la ‘hora cero’. Queremos ver el resultado de las reuniones entre el ministerio y la Onapre y actuaremos en consecuencia, expresó Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), al explicar la hoja de ruta que seguirá el magisterio en los próximos días.

Alzuru señaló que, luego del último ajuste salarial hecho por la administración de Nicolás Maduro, la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) creó un tabulador salarial que excluyó a los maestros y situó su salario base por debajo, incluso, de personal obrero de la administración pública.

Míseros salarios

Un obrero grado 8 (personal calificado) gana 435.000 bolívares mensuales y un supervisor (grado 10) devenga un máximo de 495.000 bolívares. El sueldo base de los educadores se ubica actualmente en 480.815 bolívares, sumándole las primas. Alzuru indicó que el gremio de maestros pide que se cumpla con la contratación colectiva y el ministerio apruebe el aumento de 282 % que exigen desde mediados de enero.

Aun si se cumpliera con su demanda, que elevaría el sueldo mínimo de los docentes a poco más de 1,8 millones de bolívares, el magisterio no estaría satisfecho. Similar a lo que exigen los sindicatos de otros sectores, el magisterio buscará negociar en marzo un nuevo contrato colectivo para devengar un ingreso mínimo de 600 dólares mensuales.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó que entre 2016 y 2018 hubo una disminución de 36.465 maestros y profesores en los planteles públicos y privados del país, pero no explica las causas de la pérdida de profesionales. Alzuru criticó que la sustitución de maestros por personas sin preparación académica “desaparezca la calidad de la educación”.

Suspensión de actividades por pésimo estado de las escuelas

El estado físico de las escuelas y centros educativos es otro motivo de preocupación para la FVM y el resto de los sindicatos y asociaciones magisteriales. Desbordamiento de cloacas y techos cayéndose son algunas de las razones por las que cada semana hay instituciones que deciden suspender las clases.

En la Unidad Educativa Rafael Rangel del municipio Carvajal (estado Trujillo) no hay clases cada vez que llueve; el I. E. E. Francisco de Miranda de Los Teques funciona media jornada laboral por falta de agua, y el liceo El Chaparro de Guanta (estado Anzoátegui) fue cerrado porque los docentes no tienen cómo pagar el pasaje para llegar, señalan desde la FVM.

Si la infraestructura está en el suelo, si no hay baños, ni salones ni comedores aptos, es imposible dar clases como se debe, afirmó el profesor Alzuru.

El Programa de Alimentación Escolar (PAE), por su parte, sigue siendo inestable e insuficiente para cubrir lo que necesitan los niños y adolescentes que acuden a las aulas.

Alzuru señaló que, en ocasiones, ocurre que los alimentos “no llegan” a los planteles, y acusó a una presunta red de corrupción que “se queda” con los mismos, por lo que instó a las autoridades a investigar tales redes y “aplicar las sanciones correspondientes”.

El magisterio, luego de hacer asambleas informativas en los centros educativos durante esta semana, se movilizará el 3 y el 4 de marzo en las capitales de los estados para reclamar el derecho a una educación de calidad y mejoras salariales.

In this article

Participa en la conversación