El presidente de la Asociación de Padres y Representantes del Litoral Central, Johnny Martínez, dijo que las fallas afectan a niños, adolescentes y universitarios en las 11 parroquias de la entidad federal que no pueden cumplir con los estudios en línea. Llevarán un petitorio de los vecinos ante la Comisión de Servicios Públicos de la Asamblea Nacional.

La Guaira.- Más de 7000 familias del Litoral Central tienen interrumpidos el servicio de telefonía y de Internet ABA que provee la Compañía Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), aseguró el presidente de la Asociación de Padres y Representantes, de la entidad federal, Johnny Martínez.

Tras aclarar que los cálculos de afectados deriva de la sumatoria de denuncias desde al año anterior hasta la fecha, Martínez sostuvo que “las familias de Vargas están incomunicadas y lo más grave es que sus hijos en estudios de bachillerato y universitarios no pueden cumplir con las asignaciones de la educación a distancia que impone la pandemia”.

Responsabilizó al gerente regional de Cantv, Demencio Delgado, por hacer caso omiso a las distintas solicitudes que entregaron en su despacho, ubicado en Maiquetía.

No resuelve la problemática, los vecinos no encuentran a quien acudir para solventar este asunto que se extiende a las 11 parroquias del estado, agregó.

En las próximas semanas se dirigirá a la Comisión Permanente de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, a objeto de consignar el petitorio con las respectivas firmas de los afectados.

“Tienen que obligar al gerente regional a resolver la grave situación en Vargas, porque a los padres y representantes se nos hace casi imposible mantener la educación on line en estas condiciones”, indicó Martínez.

Lee también
Lo más reciente del 23 de febrero de 2021
Bajos salarios y sin material para trabajar

Si bien en la sede local de Cantv no atendieron los requerimientos de Crónica.Uno, trascendió que las cuadrillas de técnicos no cuentan con personal suficiente para atender las deficiencias de telefonía e Internet ABA.

Además, ganamos tres dólares mensuales y no hay carros para trasladarse a los sitios, así como cables y otros materiales para emprender los trabajos de reconexión y averías que demandan los suscriptores. A veces, da la impresión de que a la Cantv la van a volver a privatizar, comentó uno de los trabajadores de las tanquillas viales, quien pidió la reserva de su identidad.

En este sentido, también reveló que en la zona comercial de Maiquetía hay cientos de reportes de fallas de ambos servicios y la causa está en que se dañaron las tarjetas DSLAM, sistema situado en la compañía que enlaza las conexiones con el usuario, cuyo proveedor espera por el pago de un lote que solicitó la telefónica.

Eso duerme el sueño de los desesperados y en buena parte de Maiquetía no se recuperará el servicio mientras no lleguen esas tarjetas nuevas, añadió.

Otras quejas laborales de los empleados de Cantv en la región también se replican en diversas cuentas de redes sociales.


Participa en la conversación