Desde aproximadamente un mes la alcaldía de Maturín se vienen talando los árboles en la ciudad sin criterios técnicos y sin planes de reforestación. Hasta la gobernadora Yelitza Santaella calificó de inadecuada el corte de los árboles y pide la intervención del Ministerio del Ambiente. Ambientalistas advierten que se trata de un ecocidio y afirmaron que habrá un aumento de la temperatura.

Maturín. “Maturín te Amo” es el eslogan utilizado por la alcaldía del municipio desde el periodo de gobierno de 2017, el mismo está presente en diferentes vallas y discursos, sin embargo gran parte de la población indica que al caminar por las calles de la que alguna vez fue “La Ciudad Distinta” representa todo lo opuesto al sentimiento escrito en las vallas.

Maturín tiene diversas carencias, que con el pasar de los años se han ido transformando en problemas más agudos. La tala de árboles, calificada por expertos de ecocidio, es uno de los conflictos que hoy se suma a las problemáticas que diariamente exponen quienes habitan en esta ciudad.

Desde hace aproximadamente un mes, inició una tala de árboles en las principales avenidas de la ciudad, como lo son: Juncal,  Luis Del Valle García y  Libertador, situación que ha preocupado no solo a los ambientalistas sino a la población en general. Se pudo contabilizar que en la  avenida Luis Del valle García fueron cortados alrededor de 27 árboles, únicamente en un tramo de al menos un kilómetro y medio; mientras que en la avendia Juncal (con Orinoco) fueron talados aproximadamente 50 árboles en un tramo de 2,3 kilómetros.

La desinformación sobre cuál es el propósito de estos cortes en árboles ha alarmado a los maturineses quienes han denunciado que de manera incorrecta les han quitado parte del patrimonio natural.

Nosotros reposábamos ahí en esos árboles, y nos sentíamos bien. Pedimos que venga el Ministerio del Ambiente para que nos expliquen porque cometieron ese crimen ambiental. Nos quitaron un pulmón del centro de la ciudad. Estamos molestos, muy molestos. Como monaguense nunca lo había visto de esa forma,» comenta José Figueroa.

La tala de árboles calificada como indiscriminada por ambientalistas ha despertado el sentimiento de pertenencia de los maturineses quienes por años han mencionado que la ciudad se caracteriza por el verdor de sus alrededores. Y es que el casco central de Maturín está rodeado de árboles que se han vuelto representativos en plazas y avenidas.

Victor Otahola Gómez, profesor y ambientalista, menciona que en todos los años que tienen ejerciendo tal profesión esta es la primera vez que presencia una tala de árboles “indiscriminada” en Maturín.

“Yo tengo años viviendo en Maturín y esta es la primera vez que veo un ecocidio como este. Anteriormente las alcaldías, sin importar tolda política, se preocupaban por las aéreas verdes y se consultaba con los facultativos de las universidades, ahora ni siquiera los toman en cuenta».

Para Otahola la mayor preocupación como ambientalista es que este corte de arboles se está realizando sin criterios técnicos y sin planes de reforestación, lo que a corto plazo incrementará las temperaturas y la sensación térmica.

Al no tener árboles, las temperaturas subirán al igual que la radiación, lo que a su vez generara mayor sensación térmica y eso al final aumentará el consumo de energía eléctrica a través de los aires acondicionados, todo es una cadena.”

Entre los árboles que han sido talados predominan uveros y cedros los cuales tienen alrededor de 100 años. Y aunque las autoridades del municipio en declaraciones a la prensa el  miércoles 23 de octubre de 2019 indicaron que esto se realiza enmarcado en el Plan Venezuela bella y porque interfieren en el tendido eléctrico; los ambientalistas precisan que en esos casos lo ideal es aplicar la poda y no cortarlos, debido a que esto representa un “daño irreparable”.

“No hay criterio técnico al momento de cortar esos árboles, para embellecer la ciudad no hace falta talar de manera indiscriminada, para eso existen otros métodos como la poda”, afirma Otahola.

Santaella: “Tala de árboles se realiza de manera inadecuada»

La gobernadora de Monagas, Yelitza Santaella, comentó en su programa radial correspondiente al jueves 24 de octubre de 2019, que la tala de árboles en la ciudad se está realizando de manera inadecuada. Destacó que sostuvo una reunión con representantes del Ministerio del Ambiente para atender este problema.

“Los arboles debemos cuidarlos y hay métodos para cortarlos. Ayer conversaba con el director del Ministerio del Ambiente, quien me decía que hay un corte de arboles en forma no adecuada, por eso le instruí que se reuniera con el camarada alcalde para que se pueda hacer el corte o la poda de manera consciente”

Santaella además precisó que si se corta un árbol, se debe sembrar otro.  Precisa que como autoridad tiene opiniones en cuanto a este tema, las cuales las consultará con los ambientalistas.

“¿Cuál es el destino de los troncos?”

El destino de los troncos es una interrogante que se realizan los ambientalistas en Maturín. Nadim Ramos, ambientalista egresado de UBV Monagas, detalla  que al realizar una tala de esta manera se está violando un principio de la “revolución”.  destacó que hay que tomar en cuenta que en las filas oficialistas en  2006 colocaron en marcha un plan denominado “Misión Árbol” que tenía previsto reforestar el ambiente.

El alcalde viene sin ninguna razón aparente a deforestar las avenidas, ¿con qué intención lo hace? No sé, ¿Qué fundamentos tiene? Tampoco lo sé. Lo que si se es que está violando un principio revolucionario. Además que los cortes se realizan después de las 6:00 de la tarde, pero de día no lo hacen.”

Otahola menciona que el destino de los troncos es desconocido para gran parte de la población. “Cargan los árboles en camiones públicos y ¿a dónde llevan esa madera?.Son arboles de años, pesados”

Para  Ramos el destino final de los árboles resulta una interrogante. “Hay que levantar la voz e ir a los medios alternativos, porque los órganos regulares no responden. Todo se mantiene bajo perfil”.

Obras y deforestación

En  2011, la alcaldía del Municipio Maturín, para ese entonces presidida por José Vicente Maicavares, y la gobernación por José Gregorio Briceño se llevó a cabo el proyecto de remodelación del paseo Bolívar, conocido por muchos como: “el pulmón vegetal  de Maturín.”

Este paseo está rodeado de árboles, por lo que el Ministerio del Ambiente tomó previsiones al momento de proceder a la remodelación. La obra estuvo paralizada por algunos meses pues se tenía previsto cortar algunos árboles y el Ministerio encargado procedió a solicitar permisos y supervisar.

Así mismo, según mencionan los expertos en el tema, en el puente “Los enamorados” inaugurado hace menos de un año se desforestó gran parte del morichal.

“En el puente nuevo se hizo una gran deforestación en un morichal que está protegido por el ambiente. Ese morichal en toda su extensión ha sido deforestado por completo”, explica Otahola.

Los ambientalistas recomiendan que en atención a este problema, el Ministerio del Ambiente interceda para evitar la tala indiscriminada, que se implementen planes arborización desde las escuelas e instituciones públicas.

“Se han creado urbanismos, pero no se ha reforestado la ciudad. Así como plantean que en las escuelas se críen gallinas. Deberían enseñar a los niños la importancia de plantar un árbol”.


Participa en la conversación